6 proyectos que dinamizaron la industria en la región en 2016

Carolina Benavides

La Planta Hidroeléctrica Reventazón y la ampliación del Canal de Panamá, fueron algunas de las obras que impactaron el sector de la construcción en este año.

Sin duda alguna, el gremio constructivo de la región centroamericana en 2016, presentó un panorama positivo en muchos de los países que la conforman, y esto radica principalmente a las inversiones que han realizada tanto en el sector privado como público para el desarrollo de distintos proyectos.

Uno de los casos que más sonó durante el presente año fue la ampliación del Canal de Panamá, que fue inaugurado en el pasado 26 de junio cuando buque portacontenedores Cosco Shipping Panama zarpó del puerto del Pireo en Grecia en camino hacia Panamá en una travesía que durará aproximadamente 14 días.

A pocas semanas de su inauguración, las nuevas esclusas del Canal de Panamá rompieron todos los récords conocidos en cuanto a ingresos por peajes en la historia de la vía interoceánica.

Lea también: Hidroeléctrica Reventazón entró en marcha para enorgullecer a Costa Rica

Con su paso por las nuevas esclusas, el buque Cosco Shipping Panama, rompió el récord de peajes al pagar en su tránsito inaugural US$575.545, en medio de la celebración que supuso la apertura al primer tránsito comercial del Canal ampliado.

El proyecto de las esclusas cuenta con tres cámaras en cada vertiente de las esclusas de 427 m de largo por 55 m de ancho y 18,3 m de profundidad, cada una, 4,5 millones de m³ de hormigón estructural vertido, 220.000 toneladas de armadura de acero empleado, 62 millones de m³ extraídos del movimiento de tierras, 7,1 millones de m³ dragados, 16 compuertas (las mayores de 33 m de alto y 4.300 toneladas de peso) junto a más de 10.000 trabajadores de 40 nacionalidades distintas.

Por su parte, en este año Costa Rica contó con la Planta Hidroeléctrica más importante de la región, en septiembre pasado entró a funcionar en su totalidad las cuatro turbinas que le dan vida al megaproyecto. Esto, sin duda alguna, marcó un antes y un después para las obras costarricenses.

Lea también: ¿Cuál será el futuro de Panamá después de la ampliación del Canal?

Bajo el marco de los proyectos más grandes de Centroamérica y el Caribe, el Reventazón destaca como la segunda más importante siendo sobrepasada solamente por el Canal de Panamá ampliado.

Sin embargo, uno de sus factores diferenciadores –aparte de su enorme capacidad y potencia, es haber sido construido por mano de obra costarricense bajo completa supervisión y realización del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), dejando ver la capacidad de los profesionales sin intervención internacional. En esta se invirtieron US$1400 millones.

Otro de los proyectos que impactó fue el Banco Agrícola en El Salvador, este posee nuevas instalaciones para su Centro de Operaciones y edificio de Gestión, desde septiembre de 2016. La infraestructura está ubicada entre la Avenida Olímpica y la 69 Avenida Norte la Colonia Escalón, en San Salvador. Tuvo una inversión de US$55 millones.

Lea también: Inauguran carretera Río Blanco-Mulukukú en Nicaragua

Durante su construcción se utilizaron materiales amigables con el medio ambiente, así como y equipos y sistemas eco-eficientes que permiten el ahorro de 2,5 kilowatt hora por año y reducen la generación de 1.000 toneladas de dióxido de carbono al año.

En el caso de Nicaragua, Grupo Santa Fe en coordinación con el Gobierno, inauguraron en noviembre un tramo de 39 kilómetros de carretera entre Río Blanco y Mulukukú en la Región Autónoma del Caribe Norte.

La vía de concreto tuvo un costo de US$37,5 millones financiados por el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE). Este proyecto contribuye a la conectividad de la Costa Caribe con el resto del país.

El puente aéreo El Prado-Humuya es otra de los proyectos importante en la región, cuenta 1,3 kilómetros de longitud y ocho metros de ancho para doble carril, es considerado el más extenso de Centroamérica y fue construido en Tegucigalpa, capital de Honduras.

Lea también: Panamá analiza “Desarrollo del Conglomerado Logístico y de Servicios del Canal Ampliado”

La obra fue ejecutada durante 16 meses a un costo superior a los US$ 10 millones, con fondos provenientes de la Alcaldía Municipal del Distrito Central (AMDC). Fue adaptado a la topografía de la calle y beneficia con su paso a más de 35.000 conductores.

Por su parte, los guatemaltecos impulsaron el proyecto Vía Alterna del Sur (VAS) es una carretera alterna a las vías públicas que comunicará los municipios del Sur como Villa Nueva, San Miguel Petapa, Villa Canales y sus alrededores con la ciudad de Guatemala.

Cuenta con garitas de peaje y fue desarrollada por la iniciativa privada para uso y beneficio público, con el propósito de contribuir a mejorar la calidad de vida de la población guatemalteca y que puedan compartir más tiempo en familia y no en el tráfico. Su construcción está a cargo de Constructora Nacional S.A. (Conasa).

Lea también: ¿Cuáles fueron las tecnologías que utilizaron en la construcción de la PH Reventazón?

La inversión de esta obra vial ronda los US$75 millones, su construcción inició en junio de 2014 y a principios de 2016 se inauguró el primer tramo de 11 kilómetros. En total son 25, que siguen en construcción.

Este artículo está clasificado como: ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR