Asamblea Legislativa de Costa Rica estrenará edificio a finales de 2019

Editorial Construir

En la nueva edificación que se estrenará en 2020, se ubicará únicamente todo lo relacionado con el quehacer de leyes.

Por: Orlando Falcón y Eduardo Cubillo

La Asamblea Legislativa de Costa Rica, estrenará un nuevo edificio en el cual se ubicaran las oficinas de los diputados, el plenario legislativo y las oficinas de cada una de las comisiones legislativas. 

La obra será de concreto reforzado en la parte exterior, contará con 50.000 m² de construcción y 17 pisos de altura, está contemplada hasta para 114 diputados. Lo curioso de este nuevo edificio es que, de los 17 pisos, cuatro de ellos serán subterráneos.

En el caso del Plenario este se ubicará en el piso superior subterráneo, el cual quedará al nivel de la planta baja para que la gente pueda ver desde los diferentes balcones las sesiones a través de una barrera transparente y con sonido mediante parlantes en la misma sección.

Lea también: ¿Cómo será el nuevo edificio de la Asamblea Legislativa de Costa Rica?

Se tiene previsto que el edificio sirva como nexo entre la Plaza de la Democracia, la avenida central y el Parque Nacional, ya que el Ministerio de Obras Públicas y de Transporte (MOPT) autorizó el cierre de la calle 15 para que se convierta en un bulevar, de manera que se conjugue con el plan  de la Municipalidad de San José, la cual pretende continuar con el bulevar de la avenida central hasta llegar al Congreso.

Marlon Velázquez González, ingeniero de la obra, afirma que uno de los principales retos ha sido el plasmar todas las necesidades de la institución en el diseño para lograr un producto adecuado con los requerimientos que se han establecido y también cumplir a cabalidad con temas como salud ocupacional.

Tecnología y sostenibilidad 

El nuevo edificio será construido para la que cumpla con la certificación Requisitos para Edificaciones Sostenibles en el Trópico (Reset), que es una norma creada por el Instituto de Arquitectura Tropical, que busca priorizar la construcción sostenible bajo las condiciones tropicales con las que deban lidiar las construcciones como el caso de Costa Rica.

Por ejemplo el agua freática se va a canalizar, se va a llenar un tanque y de ahí se va a utilizar para los servicios sanitarios y para todo el sistema de enfriamiento del aire acondicionado.  Además el agua de lluvia también se va canalizar y se va a utilizar para el riego de jardines”afirmó Velázquez González

Además ¿Sabe cómo aprovechar el agua subterránea para el desarrollo de proyectos?

El diseño de esta obra hace que la temperatura dentro del edificio sea controlada. Desde la plata baja hasta el último piso una temperatura promedio de 24°C permitirá dejar de lado el uso de aire acondicionado al mínimo.

“Hay algo interesante para intentar lograr llegar a la temperatura confort, el diseño fue enfocado en los términos, la fachada es un aislante térmico, porque fue diseñada en concreto, entonces el sol no calienta hacia adentro y, además, el aire que entra por debajo refrigera los pisos que están arriba, eso sería único en el país”, añadió Velázquez

A nivel constructivo esta obra utiliza la tecnología de muros de pantalla o muros Milán como se le conoce en otros países. Debido a la profundidad  y a los movimientos de tierra que se tuvieron hacer: primero se construyeron  los muros y después se dieron los movimientos de tierra, contrario a lo que comúnmente se hace. 

Los actuales edificios

A pesar de que el proyecto se viene gestando desde 1953, diversos factores han influido para que el proyecto se culmine en la actualidad, desde factores de índole presupuestario,  diputados divididos en cómo debería ser el nuevo edificio, hasta problemas con la Oficina de Patrimonio son solo algunos de los puntos controversiales

“En este último intentento se planteó un  primer diseño donde se iban construir dos edificios uno sobre el edificio Lan y otro sobre el Sion, entonces al tener el problema de construir un edificio en la parte patrimonial lo que hicimos fue fusionar los dos y en vez de construirlos de manera horizontal se hizo uno solo de manera vertical”, afirmó Marlon Velásquez González, ingeniero de la obra.

A pesar de que el nuevo edificio albergará a la mayor parte de los funcionarios del congreso, no es posible ubicarlos a todos ahí, por lo que se pretende dar una remodelación a las actuales edificaciones y trasladar en ellas a todas las oficinas que se encuentran dispersas en edificios que son alquilados.

Le puede interesar ¿Cuál patrimonio histórico se reconstruirá en Costa Rica?

La casa rosada, al igual que el edificio Sión serán intervenidos de emergencia, porque no tienen una estructura que los sostenga en caso de un fuerte sismo. No se tiene previsto el uso que se le dará al “castillo azul”.

Se tiene prevista la entrega de la obra en octubre del 2019, y el evento formará parte de las celebraciones  a propósito del bicentenario de la Independencia de Costa Rica.

Este artículo está clasificado como:

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR