Campus Tigo en El Salvador buscará la certificación sostenible LEED

Karina Cedillos

El edificio que alberga a 1.500 colaboradores, posee sistema de iluminación LED, tratamiento de aguas y sistemas de eficientes de aire acondicionado.

El 24 de octubre fue inaugurado el nuevo campus de Tigo, ubicado dentro del complejo de Vía del Corso, en el municipio de Zaragoza en La Libertad. Este tuvo una inversión de US$19,5 millones, de ellos US$17 millones fueron desembolsados por la desarrolladora del complejo Tuscania, mientras que US$2, 5 millones por Tigo destinados a la compra de mobiliario, equipo de transmisiones, así como tecnología para seguridad física y ocupacional. 

El edificio consta de seis pisos, con un área de 10.000 m2 de construcción, bodega, 750 espacios para estacionamiento, cafetería, clínica empresarial 23 salas de reuniones, un centro de capacitación, entre otros.

De acuerdo con Marcelo Alemán, CEO de Tigo El Salvador, este nuevo campus es un proyecto de eficiencia, y un plan de bienestar integral para sus colaboradores.

Le puede interesar: Conozca las tecnologías del agua que implementaron en Vía del Corso

Por su parte el presidente de la desarrolladora Tuscania Corporate & Business Park (TCBP), Giuseppe Angelucci, indicó previamente que esta estructura será evaluada para obtener la certificación en Liderazgo en Diseño Energético y Ambiental (LEED en inglés), la cual es otorgada por el  U. S. Green Building Council (USGBC).

La construcción del edificio de Tigo y de Vía del Corso está basada en un plan maestro ambiental, a través del cual se ha logrado reducir el consumo de agua potable en las áreas interiores y la reutilización de las aguas lluvias en 43,6 %, lo que representará un ahorro de US$43.858 anual, además de un 100 % de reutilización del agua potable en las áreas exteriores.

Además: ¿En qué consiste el proyecto Vía del Corso en El Salvador?

El campus tiene un uso promedio del agua de 20 m3, ahorrando en un 80%. Asimismo está prohibido fumar en sus instalaciones, para ello se han destinado áreas exteriores específicas, con el objetivo de mejorar la calidad del aire de los espacios interiores y evitar así el síndrome del edificio enfermo. Para controlar la temperatura, el intercambiador de calor del aire acondicionado utiliza el agua de una laguna de Tuscania; entre otros.

 

Este artículo está clasificado como: ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR