Cinco tendencias de infraestructura para este 2018

María Calero

Un estudio de KPMG identificó las tendencias y desafíos más grandes para los proyectos a nivel global.

El desarrollo de infraestructura en el mundo enfrenta dos fuerzas contrarias este año: las nuevas tecnologías que pueden generar progreso sin precedentes y las divisiones social, financiera y política, que amenazan con frenar proyectos, según el último informe de Tendencias globales en infraestructura 2018, realizado por KPMG International.

El estudio identifica los siguientes puntos que se convertirán en tendencia este año:

1- Sostenibilidad como centro: Para que los activos de infraestructura creen un valor a largo plazo y mejoren la convivencia social, hay que pensar mucho más en la sostenibilidad. Sin embargo, la visión actual sobre esta es demasiado estrecha. Abordar este concepto, significa ir más allá de los aspectos puramente de ingeniería y costos para considerar la viabilidad de los proyectos. Se prevé que los debates en torno a este tema sean a partir de ahora más decisivos que nunca para usuarios y planeadores, así como para inversionistas y propietarios.

Le puede interesar: ¿Cuánto invertirá El Salvador en infraestructura este 2018?

2- Desarrollo acelerado: En los mercados maduros, la infraestructura puede tardar años en pasar de una idea a un resultado, incluso mejoras y remplazos que son muy necesarios tardan en concretarse. En los siguientes meses los mercados deberán reconsiderar el ritmo de su planificación y la entrega de proyectos. Para los que se encuentran en desarrollo, esto significaría una desaceleración para analizar bajo el microscopio conceptos como priorización, idoneidad, resiliencia y sostenibilidad de cada proyecto.

3- La seguridad, como piedra angular: KPMG considera que los gobiernos deben de adoptar una postura propositiva hacia la seguridad, tanto en la planificación como en la operación, ya que la infraestructura está continuamente bajo ataques y amenazas físicas o virtuales. “En 2018 tiene que haber un mayor enfoque en mejorar la seguridad de la infraestructura existente -para zonas públicas, rutas de tránsito masivo y peatones, integrándola a los nuevos desarrollos“, apunta el estudio.

Además: Costa Rica cuenta con nuevas obras de infraestructura para mejora el asentamiento

4-. Equilibar entre financiadores y beneficiarios: En el futuro cercano, los ciudadanos estarán dispuestos a pagar por la infraestructura, siempre y cuando vean un cambio positivo para ellos. Aquellos mercados donde la devolución está interrumpiendo los modelos de financiamiento centralizados podrían observar las discusiones más complejas al respecto.

5- Modelos de precios: En los últimos años hemos visto la aparición de precios dinámicos. A medida que la tecnología se sofistique, se espera que los reguladores se concentren en cómo balancear los modelos de precios dinámicos. Asimismo, surgirían nuevos esquemas dinámicos de fijación de precios aplicables por medio de una variedad más amplia de servicios.

Este artículo está clasificado como: ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR