Ella es Claudia Rodríguez, una arquitecta hondureña que ha sabido liderar proyectos

Marcela Jimenez

Para abrirse paso en la construcción, la arquitecta hondureña Claudia Rodríguez ve dos opciones: que los logros hablen por sí solos y aliarse a los mejores profesionales.

Con 30 años de edad y 10 de experiencia, la Arq. Claudia Rodríguez, coordinadora del proyecto Condominios Terranova en Honduras, ha logrado introducirse en una industria en la que no abundan las mujeres, y en una rama que no es común para los arquitectos. La coordinación de proyectos es para ella un campo que inició incierto y en alguna medida ajeno a su formación académica, pero que le permite mezclar lo mejor de dos mundos: ciencia y arte.

¿Qué la motivó a optar por el mundo de la arquitectura,  y por qué terminó involucrándose en la gestión de proyectos?

La arquitectura me encanta porque a través de ella transmitimos emociones en las personas y podemos ver esa reacción de satisfacción en el cliente. Quería ese contacto más directo con la gente en cuanto a sentimientos, ver lo que una obra terminada puede transmitir al cliente y los proyectos te dan esta ventaja porque tienen su ciclo de vida.

¿Cuáles son los grandes desafíos que han marcado su trayectoria y cómo los ha enfrentado?

El primer y el más grande es el de tratar de abrirme campo en un rubro donde ha predominado la parte masculina. Obviamente otro de los desafíos es mostrar que las mujeres sí podemos ser frías en la toma de decisiones, que al final esto es lo que en una industria dominada por varones siempre se pone en duda. 

Además: Ilya Espino: La líder detrás de la Ampliación del Canal de Panamá 

¿Cuál considera que ha sido su mayor logro durante su trayectoria profesional?

Condominios Terranova, porque es un proyecto que lo agarré desde cero y claro que han habido altos y bajos pero ahora puedo decir “sí pude con la administración de proyectos”.

Y es que la administración de un proyecto no es algo común en arquitectos, porque nos quedamos más en la parte de diseño, con tareas puntuales y que lo hacen sentir a uno cómodo porque es para lo que estudió.

¿Cuáles han sido las lecciones aprendidas en el puesto que tiene actualmente?

Dentro de los aciertos, de lo que he aprendido es que siempre hay que apoyarnos en los profesionales de las ramas afines; es decir, el que yo tenga un conocimiento básico en ingeniería no significa que el proyecto no necesite un residente ingeniero. Se trata de de hacerle ver al inversionista que aunque el proyecto tiene su director o su coordinador, a su vez tiene que tener ciertos profesionales bajo su cargo en las distintas ramas.

También: ¿Cómo una arquitecta se puede destacar el sector construcción tico? 

¿Cuál es su perspectiva sobre la inclusión de las mujeres en la construcción?

Visualizo una industria más empoderada de la parte femenina. A veces necesitamos puntos de referencia de ciertos íconos femeninos que nos motivan a decir “sí podemos”. Tenemos todas las competencias para tener éxito y triunfar en este medio, y además servir de caminito para las que vienen atrás. Yo puedo decir en este momento “a mí me cuesta un 100, pero sé que lo que yo estoy haciendo dejará una semillita en cualquiera de los hombres que trabajan en la industria para que a las que vienen detrás les cueste un 50 o un 10% menos”.

Este artículo está clasificado como: , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR