Claves para elegir su centro de datos según su negocio

Editorial Construir

Los datas centers se han convertido en una pieza fundamental dentro de las compañías. Es por ello que le damos los pasos que elige el correcto según su giro de negocio.

La humanidad depende de gran manera de los centros de datos, tanto así que el nivel de vida al que la mayoría estamos acostumbrados, no sería posible sin la existencia de estos sitios dedicados al procesamiento de la información.

Debido a esto tanto las grandes empresas transnacionales, como los pequeños y medianos emprendedores en algún momento deberán tomar la decisión de construir o no un centro de datos, para así continuar con el ritmo de crecimiento y consolidarse en el nicho de mercado al que pertenecen.

Antes de tomar esta decisión, es importante tener presente que los actuales avances en el procesamiento de información permiten el desarrollo de soluciones adaptables a las necesidades de todos los usuarios, desde los grandes centros de datos los cuales pueden llegar a abarcar cientos de metros cuadrados hasta los pequeños gabinetes de bajo consumo de potencia eléctrica que pueden ubicarse en un pequeño espacio, menor a un metro cuadrado, dentro de cualquier oficina, bodega o hasta en algún poste a la intemperie.

Lo primero que una empresa debe considerar antes de iniciar con un proyecto de diseño y construcción de algún tipo de centro para el procesamiento de información, es definir claramente las necesidades actuales y futuras de equipos, para apoyar la operación y crecimiento de su compañía.

Además: Claves para aumentar la disponibilidad del sistema de energía en sus centros datos

Esta lista debe incluir: cantidad de usuarios conectados y a conectar en un futuro cercano a la red de datos, cantidad de puntos de red necesarios para conectar dispositivos como cámaras, access points, sistemas de control de acceso y cualquier otro dispositivo que se deba conectar a la red, esto permitirá definir la cantidad y tipo de switches de datos así como el espacio requerido para el cableado estructurado.

Se debe agregar a la lista los servicios informáticos que podrían alojarse en el nuevo centro de datos, entre los cuales deben incluirse: servidores de correo electrónico, páginas web, programas para el manejo de clientes tipo CRM (Customer Relationship Managemen), softwares de facturación, discos redundantes para almacenamiento de información, centrales telefónicas tipo IP, sistemas para el control de inventarios y cualquier otra aplicación que la organización necesite.

En este punto es de vital importancia analizar si estos servicios van a ser ejecutados en servidores propios o si por el contrario van a ser contratados a un proveedor de servicios en la nube. Esta decisión depende mucho del empresario dueño de la compañía y una vez tomada impactará enormemente el monto de la inversión.

Como último punto, se debe agregar a la lista las necesidades de autonomía y criticidad, esto quiere decir que hay que tener muy claro el horario de trabajo de ese centro de datos, por ejemplo si es solo de lunes a viernes de 8 a.m. a 6 p.m. o si por el contrario va a operar las 24 horas del día incluyendo días feriados; al saber el horario es necesario analizar si el negocio puede soportar la ausencia temporal del fluido eléctrico.

En caso de que no pueda, se debe definir el nivel de autonomía que se espera en el caso de una falla, teniendo presente que entre mayor sean las horas esperadas, mucho mayor serán los costos asociados a ese equipo de respaldo.

También: ¿Cuál es la importancia de la energía de respaldo en la protección de datos?

Una vez que el futuro propietario de un centro para el procesamiento de datos tenga claro lo indicado anteriormente, debe buscar a un ingeniero o empresa especialista en el diseño de este tipo de infraestructura y tener presente que existen estándares internacionales para el diseño y construcción de centros de datos. Es recomendable que el profesional seleccionado esté acreditado por alguna de estas organizaciones, lo cual garantizará el adecuado dimensionamiento y el máximo rendimiento de la inversión económica a realizar.

Sin que el orden indique algo en especial, los principales estándares a nivel mundial son:

  • BICSI 002-2014: Óptimas prácticas de diseño e implementación del centro de datos.
  • Tier Standard Topology: Uptime Institute.
  • Tier Standard Operational Sustainability: Uptime Institute.
  • ANSI/TIA-942-A: Telecommunications Infrastructure Standard for Data Centers.
  • ICREA-Std-131-2017: Norma Internacional para la construcción de Centros de Procesamiento de Datos.

Estos estándares definen los criterios de diseño necesarios para llegar a obtener los niveles de disponibilidad y redundancia requeridos por los futuros propietarios. La norma BICSI 002-2014 abarca una lista detallada de los pasos a seguir para la adecuada selección de todos los componentes, las normas del Uptime Institute, TIA, BICSI e ICREA incluyen los pasos a seguir para llegar a los niveles de confiabilidad requeridos.

Debido a la gran cantidad de información contenida por esas normas, no se recomienda utilizar una mezcla de todas ellas, lo ideal es seguir solo una, pero si hay aspectos esenciales que independientemente de cual se seleccione deben seguirse.

  • Ubicación dentro del edificio

Si el espacio propuesto para el centro de datos se encuentra bajo el nivel del suelo, se hace necesario prever posibles infiltraciones de agua; y evitar el almacenamiento de materiales peligrosos en aposentos cercanos. El primer piso puede ser más conveniente sobre todo para el ingreso de los equipos, pero también pueden utilizarse otros pisos superiores, ya que tendrían la ventaja de estar fuera del alcance de inundaciones, pero sí expuestos a otras amenazas como huracanes, vientos, sismos, entre otros.

  • Métricas eficientes

Es necesario medir, para poder controlar la eficiencia de un centro de datos, y para actuar ante cambios repentinos que pueden impactar el medio ambiente y el presupuesto destinado para energía.

Además: Conozca la solución ante los problemas de almacenamiento en la nube

La eficacia en el uso de energía (PUE) es el indicador más utilizado en la industria para medir la eficiencia, este se obtiene dividiendo la potencia total consumida por el centro de datos entre la potencia consumida por la totalidad de los equipos de cómputo. Un PUE considerado aceptable se encuentra entre el rango de 1,3 a 2.

  • Acceso al centro de datos

La pendiente de las rampas de acceso no debe ser mayor a ocho grados, permitiendo así el tránsito de forma adecuada de montacargas manuales o bien de los gabinetes; el acceso debe contar con un ancho mínimo de un metro y una altura de al menos 2,10 metros libres. En caso de que solo se cuente con una rampa de acceso al centro de datos, esta debe cumplir con las especificaciones de acceso al espacio físico según las leyes que rijan para asegurar el libre tránsito de una silla de ruedas.

Se debe contar un registro para el control del acceso al centro de datos, este puede ser manual o electrónico, pero debe garantizarse el resguardo adecuado del mismo.

  • Selección de los Gabinetes

Se recomienda que los “racks” o gabinetes cumplan con la norma EIA/CEA-310-E, que su altura no sea mayor a 2,4 m, que cuenten con cerradura y que sean de una marca reconocida.

  • Cableado de datos

El cableado de datos debe ser de una marca reconocida, se recomienda utilizar cable categoría 6 y todos los accesorios deben ser de la misma marca del cableado. Es recomendable que todo lo utilizado sea certificado ETL y que cumplan con la norma RoHS, si es necesario instalar cables expuestos a la intemperie estos deben ser certificados para ese uso.

  • Selección del sistema de aire acondicionado

Es necesario contar con un sistema de aire acondicionado eficiente, que asegure las condiciones ambientales adecuadas para el correcto funcionamiento de los equipos informáticos. Es recomendable que estos equipos controlen la temperatura y la humedad, que sean certificados por ETL o UL, esto va a garantizar la segura operación de los equipos y en el caso de la eficiencia energética esta debe venir certificada por AHRI o por EuroVent.

  • Sistema ininterrumpido de energía eléctrica (UPS)

Los sistemas UPS son los encargados de brindar energía eléctrica de calidad a los sistemas críticos en caso de una falla del fluido eléctrico y durante los lapsos de tiempo que se trabaja con planta eléctrica. Para que estos equipos sean seguros es recomendable solicitar que cumplan con la certificación UL1778 y para asegurar una alta eficiencia se debe solicitar la certificación Energy Star.

  • Selección de los proveedores de servicios

Debido a la criticidad de los equipos que se instalan en un centro de datos, y lo invaluable que puede ser la información que se procesa, es de vital importancia seleccionar proveedores de productos que tengan amplia experiencia en el mercado, que posean técnicos capacitados y certificados por el fabricante de los equipos, además que cuenten con el inventario necesario para atender cualquier avería en el menor tiempo posible.

Siguiendo estas recomendaciones básicas, y con la asesoría adecuada se concluirá con éxito el proyecto y disfrutará de un centro de datos confiable por muchos años.

Este artículo está clasificado como: ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR