Cinco técnicas para cosechar agua en Nicaragua

María Calero

Los efectos del cambio climático ha obligado a diversas zonas a construir puntos para almacenar agua.

La cosecha de agua de lluvia es una solución barata, técnicamente factible. Nicaragua tiene un gran potencial para desarrollar programas de cosecha de agua porque la escorrentía supera el nivel de muchos otros países de la región, de modo que captar y almacenar el agua de lluvia resulta una de las mejores soluciones para enfrentar la sequía y el cambio climático.

Según Sandra Guzmán, gerente de línea de Retail de Sinsa, hay varias iniciativas tanto públicas y privadas que han empezado a trabajar con el sistema de recolección de agua de lluvia, como por ejemplo, Santa Rosa del Peñón, El Sauce, Nagarote y La Paz Centro. Por ende, le compartimos cinco técnicas si desea cosechar agua para convertir su proyecto en algo sostenible:

Además: ¿Sabe cómo aprovechar el agua subterránea para el desarrollo de proyectos?

1-Micro captación: Consiste en captar la escorrentía (agua de lluvia que corre libremente sobre la superficie de un terreno) generada dentro del propio terreno de cultivo, para hacerla infiltrar y ser aprovechada por los cultivos.

2-Macro captación: La macro captación, se utiliza en regiones semiáridas o áridas, aunque algunas captaciones externas se aplican también en regiones subhúmedas. Es similar a la anterior, pero en áreas más grandes, sin o con escasa cobertura vegetal, para que genere un volumen considerable de flujo superficial hacia el área de cultivo.

3-Cosecha de agua de techos y otras estructuras impermeables: Es la modalidad más conocida y difundida de captación y aprovechamiento de agua de lluvia. Consiste en captar la escorrentía producida en techos de viviendas y establos, patios de tierra batida, superficies rocosas. La captación de esta agua, es la de mejor calidad para consumo doméstico.

4-Captación de aguas subterráneas y freáticas: En muchas regiones con déficit hídrico hay posibilidades de aprovechamiento de aguas subterráneas y freáticas para diferentes finalidades, dependiendo de la calidad, disponibilidad y modalidad de extracción.

5-Captación de agua atmosférica: En algunas condiciones de clima y orografía, es factible la captura y aprovechamiento de la humedad atmosférica que se desplaza cerca de la superficie en forma de niebla.

Le puede interesar:Honduras invierte más US$35 millones en proyectos de agua y saneamiento

    Este artículo está clasificado como: ,

    Comentarios

    Para poder comentar debe iniciar su sesión:

    INGRESAR