Conozca cómo es el primer edificio gubernamental LEED Silver de Panamá

Boris Rios

ITSE está valorado en US$185 millones y contará con laboratorios tecnológicos adaptados a centros de preparación técnica de países como Singapur o Reino Unido.

El Instituto Técnico Superior Especializado (ITSE), creado mediante la Ley 71 del 8 de noviembre de 2017, surge para atender la creciente demanda de profesionales técnicos que sustenten el desarrollo de los sectores productivos del país, y dar a jóvenes panameños una oferta educativa que les permita un crecimiento profesional y social. El proyecto se ejecuta por un monto de US$185 millones.

El complejo ofrecerá programas de técnico superior con especialidad, a través de un currículum innovador, con duraciones de dos años, orientado al saber ser y saber hacer. Los programas que se ofrecerán, están organizados en tres escuelas: Ingeniería y Tecnología, Negocios, y Hospitalidad y Turismo; los cuales buscan cumplir con certificaciones internacionales de altos estándares.

Su diseño arquitectónico atiende al de un instituto moderno y de alta calidad. En sus instalaciones se promueve la integración e interacción de estudiantes, con el objetivo de crear intercambios interdisciplinarios y un ambiente saludable de competitividad entre los diferentes departamentos y escuelas. Su campus tendrá cinco edificios: el de la Escuela de Ingeniería y Tecnología, el de la Escuela de Negocios, el de la Escuela de Hospitalidad y Turismo, el de Administración y el de facilidades deportivas y estacionamientos.

Además: Construcción en Panamá no se recupera de caída

Proceso constructivo

De acuerdo con la Arq. María Cristina Díaz, miembro de la Comisión de Infraestructura del ITSE, sobre la base de un anteproyecto que describía bien el concepto a través de la imagen, se desarrolló el proyecto en “fast track”, en el que se diseña y construye en paralelo. Esto implica que hay que seguir estrategias constructivas que permitan iniciar rápido la fase de construcción de las fundaciones y las estructuras mientras se desarrolla el proyecto de detalle.

Se contrató a diferentes empresas para que construyeran cada uno de los cinco edificios en paralelo, considerándose como proyectos individuales.

Primero iniciaron con la limpieza del terreno, movimiento de tierra, fundaciones de los edificios y estructuras.  Los trabajos de techos, mecánica, electricidad plomería, sistemas especiales, arquitectura, y acabados, los están realizando simultáneamente abriendo frentes de trabajo a medida que van avanzando las diferentes disciplinas.

Hicieron una campaña de desactivación de explosivos, pues sospechaban que había restos de munición por la existencia de un antiguo campo de tiro en la zona.

Después realizaron el saneamiento del terreno debido a que los suelos son pantanosos, anegables y lo estratos geotécnicos someros son blandos y compresibles, es decir asientan con el peso de los edificios. De tal forma que tuvieron que rellenar lagunas cenagosas y también sustituir estratos del terreno por material traído del exterior que garantizase la consistencia mínima necesaria para las obras.

Por otro lado, hicieron la investigación geotécnica bajo los edificios para conocer el suelo bajo los edificios de manera precisa. De esa forma se construyeron las fundaciones de unos edificios con pilotes hincados, para transmitir las cargas al estrato de roca, mientras que en otras zonas resolvieron la fundación mediante una cimentación superficial en la que una losa reparte toda la carga sobre el suelo para que la transmisión sea uniforme.

También: Aprueban construcción de Instituto Oncológico en Panamá

Después empezó a levantarse la estructura de concreto reforzado. Han utilizado losas postesadas aligeradas para reducir el peso del edificio.

Un diseño sostenible

“Su diseño atiende a los más altos requerimientos del pliego de cargos, para convertir al ITSE en un hito no solo en temas de educación técnica profesional, sino en la calidad e innovación de su diseño, con una alta orientación a la construcción sostenible”, explicó la Ing. María Lourdes Peralta, coordinadora general del ITSE.

Su diseño incluye componentes que faciliten el ambiente educativo auténtico, práctico y dinámico. Cuenta con una imagen moderna y que aspira a ser reconocida, nacional e internacionalmente, como una institución de prestigio y que invita a la creatividad. El diseño de sus instalaciones tiene una proyección fresca y cómoda para los estudiantes.

En este se resalta el factor de impacto y de primera impresión al ingresar al complejo, incluyendo una entrada amplia y puntos estratégicos para poder admirar el campus.

Tal y como lo definen sus diseñadores, la columna vertebral de circulación peatonal que cruza norte a sur y viceversa el centro ITSE se ramifica hacia todas las edificaciones en forma continua.  

Además:  ¿Cómo han variado los permisos de construcción en el primer semestre de 2018 en Panamá?

Se establece la zona en planta baja como una zona principal de convergencia del flujo peatonal, de ahí se desprenden actividades secundarias hacia las zonas de entrenamiento tales como laboratorios o talleres y aulas de clases, las cuales están segregadas de las áreas recreativas por motivos eminentemente acústicos y luego a las complementarias tales como biblioteca, anfiteatro, áreas administrativas, soporte y mantenimiento, dejando en el nivel superior las zonas de aulas.

Las zonas públicas se comunican con las complementarias y la zona de convergencia general por medio de circulaciones bien trazadas que a su vez generan espacios que sirven de transición y a su vez convergencia entre las zonas de entrenamiento y las demás, donde se producen encuentro con estudiantes generando así una vida estudiantil – institucional; tales espacios son deportes, gimnasio y estacionamiento en un extremo y el atrio de entrada enfocado al área de servicios al cliente y comercios, facilitando su uso diario.

Las tres escuelas se definen arquitectónicamente a través de su forma y espacios funcionales. El eje principal actúa como la columna vertebral de conexión que sirve a la escuela como una gran zona de convergencia que une los espacios públicos, áreas de entrenamiento y áreas complementarias. Las escuelas están previstas en un orden sistemático sobre la base de sus funciones específicas”.

El concepto de este complejo se hizo en base a un modelo conocido, los ITEs de Singapur. Se encargó un proyecto conceptual a un equipo de RSP Designers y a partir de ahí la idea estuvo bastante clara. Después hicieron el trabajo de encajar todo el programa y que pudiera resolverse sin alterar demasiado la idea original.

El proceso de diseño se realizó por fases dándole prioridad a los diseños que se construirían primero, tales como movimiento de tierra, fundaciones, estructuras, arquitectura y sistemas. Además, contrataron a diferentes empresas para diseñar simultáneamente los cinco edificios. Las compañías utilizaron los mismos parámetros para asegurar la homogeneidad del diseño.

“En el diseño han participado muchos profesionales que han trabajado coordinados por un arquitecto, supervisado a su vez por el ITSE. Exactamente igual con el proceso de definición de las instalaciones. Muchas reuniones de trabajo para puesta en común y avances del proyecto una vez es aprobado cada paso, al paso siguiente. Todos estos diseños han sido coordinados con exigencias de sostenibilidad para obtener la certificación LEED Silver.”, expresó la Ing. Peralta.

Este artículo está clasificado como: , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR