Teatro Nacional, una obra que marcó pauta en el sector construcción costarricense

Carolina Benavides

En la edición 150 de Construir revelaremos edificaciones históricas a nivel mundial y regional. Una de estas es el Teatro Nacional de Costa Rica, la construcción a nivel cultural más importante de esta nación.

Por: Carolina Benavides

Construido hace más de dos siglos con un estilo muy europeo, el Teatro Nacional de Costa Rica fue una de las construcciones más importantes de este país durante la época. Pese a que fue inaugurado en el año 1897, hoy día sigue siendo una de las obras que han marcado pauta en el sector construcción costarricense.

De acuerdo con William Monge, director del Centro de Patrimonio de Costa Rica, este inmueble es un edificio multifacético que por su característica planta arquitectónica con forma de herradura, la inclinación del piso del escenario y su atractivo foyer denota haber sido creado para la ópera.

Según Monge, esta edificación infiere a una arquitectura basada en el costumbrismo social, que propició la separación de sexos al destinar en aquellos años un lugar para “cantina de los hombres” y otro contiguo, para el “café de las señoras”, y en alguna medida, estratificó socialmente la jerarquización de las cáveas separando los ingresos.

Un recorrido por su construcción

De acuerdo con datos históricos, para su desarrollo en el año 1890 se creó una Junta con el fin de asistir a la Secretaría de Fomento en la construcción del teatro, quien fue la encargada de escoger el terreno en donde se iba a erigir el mismo.

Lea también: ¿Cómo nació la revista líder del sector construcción?

Los trabajos de construcción iniciaron en enero de 1891 con la limpieza del terreno. Los planos estuvieron a cargo de la Dirección General de Obras Públicas, de la Secretaría de Fomento, a cargo de los señores León Tessier, Ingeniero en Jefe; Guillermo Reitz, Ingeniero Auxiliar y Alberto Navarro, dibujante.

Asimismo, en dichos documentos se indica que el sistema de construcción fue diseñado tomando en cuenta el peligro de terremotos, así como las necesidades de acústica y comodidad del edificio. En su momento, se trataba de una novedad técnica en el país. Sin embargo con el tiempo hubo algunos cambios en los planos originales.

La mano de obra utilizada para la edificación del inmueble fue en su mayoría realizada por costarricenses, pero para las labores especializadas, principalmente de ornamentación, se contrataron a especialistas extranjeros y a artistas profesionales provenientes del continente europeo.

Para la construcción del teatro se utilizaron distintos insumos como piezas de hierro, que fueron traídas de Bélgica. Todos los materiales importados entraron por el Puerto de Limón y fueron transportados en tren hasta la capital.

En los últimos tiempos, se ha invertido en el mantenimiento de su infraestructura, por ejemplo en el 2010 se concluyó el proyecto de restauración de la cúpula que se llevó a cabo en un periodo de tres años, con la colaboración económica de los gobiernos de Alemania y España.

Este artículo está clasificado como: ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR