Costa Rica cuenta con el primer campus universitario carbono neutro

Editorial Construir

La inversión que ha realizado la institución hasta el momento ronda los US$60 mil.

Por: José Pablo Pérez

La sede de la universidad Fidélitas, en San Francisco de Heredia, Costa Rica se convirtió en el primer campus en contar con un sistema completo de carbono neutro. Sin embargo para lograr este objetivo, la institución realizó una serie de mejoras para cambiar la operación del edificio.

“El campus universitario inició el planteamiento con un ajuste inmediato en la iluminación, se cambiaron en su totalidad las lámparas exteriores del Campus, posteriormente se realizó el cambio total de las luminarias del primer Edificio de la Sede, con ello migramos completamente a la tecnología de iluminación LED en la Universidad, continuamos con una revisión y ajuste en nuestros sistemas de aires acondicionados. Además, todos los equipos que hemos venido adquiriendo son sistemas inverter de bajo consumo eléctrico y ajustados a las normas de regulación en las emisiones de carbón”, comentó el ingeniero Greivin Víquez, director administrativo de Fidélitas.

Los edificios de este campus han sido construidos con marcos metálicos, reduciendo así el uso del concreto. También al ser construidos en acero, se redujo a cero la utilización de formaletas de madera. Estos elementos limpios de bajo impacto ambiental por su versatilidad y colocación, ofrecen un modelo sostenible por su eficiencia energética.

Lea también: Eficiencia, sostenibilidad y construcción vertical marcan el ritmo en la región 

“Las instalaciones cuentan con marcos (vigas y columnas), la estructura del techo es metálica, los entrepisos y contrapisos se construyeron en concreto reforzado, paredes livianas de gypsum y durock, pisos de porcelanato que reducen la cantidad de limpieza requerida, puertas de madera y ventanería de aluminio y vidrio natural”, dijo el ingeniero.

Todos los edificios construidos en el Campus universitario se diseñaron con una arquitectura que permite alcanzar un rango alto en el aprovechamiento de luz natural, muy de acuerdo con el uso educacional del inmueble, la ventilación cruzada en cada una de las aulas, fue otro esquema primordial que se abordó en todos los edificios construidos.

Para alcanzar la C-Neutralidad, la sede universitaria cumplió con siete pasos: cuantificar el inventario de emisiones, planificar o implementar acciones, realizar la planificación de proyectos de remoción, establecer y mantener procedimientos, elaborar un informe de Efecto Invernadero, realizar una auditoría interna; y finalmente, cumplir con una evaluación final para verificar su cumplimiento. Dicha verificación fue realizada por la Unidad de Carbono Neutro de la EARTH.

Más información: Cambios en instalaciones de Intel Costa Rica lo certifican como Carbono Neutral

“Esto es un modelo ganar – ganar, las operaciones del campus universitario arrojan una mejora ambiental significativa, esa mejora se refleja en los pagos mensuales de la tarifa por consumo en el servicio eléctrico. Por otro lado los colaboradores perciben una mejora mental laboral muy definida al realizar sus tareas cotidianas en ambientes de edificaciones seguras y saludables, por su parte el estudiante observa un cambio positivo en la iluminación de aulas y laboratorios, eso coayuda en un mejor desempeño académico”, adjunto el director.

Varias empresas participaron, asesoraron y promovieron el proceso de mejora que buscaba la institución para incorporar el programa de carbono Neutralidad. ECOIECO es un consorcio de ingeniería ambiental que asesora al campus en todos los procesos constructivos y consultas que fueron de vital importancia para realizar las construcciones de la Universidad. Además,  la Empresa Ecological S.A, fueron los responsables de realizar los estudios para proyectar y ejecutar el cambio de todos los sistemas de iluminación a tecnologías eficientes de la sede.

La inversión que ha realizado la institución hasta el momento ronda los US$60 mil. “La búsqueda de nuevos intentos por mejorar la huella de carbono de la Universidad, es un acto diario de gestión que compete a todos los que trabajamos aquí. Los cambios tecnológicos, la adquisición de equipos compatibles con el medio ambiente, programas ambientales y materiales, entre mucho otros, hacen de la sede un espacio más eficiente y sostenible”, concluyó el director.

Puede leer: Crear ambientes de estudio más eficientes y sostenibles mediante la iluminación LED

Este artículo está clasificado como: , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR