Costa Rica cuenta por primera vez con normas para identificar madera de calidad

Soy Digital

Las normas permitirán aumentar la seguridad en las construcciones.

Por primera vez, Costa Rica cuenta con una serie de normas técnicas que brindan tanto a las organizaciones como a los consumidores una guía para identificar cuál madera cumple con requisitos de calidad y cuál no. Esto gracias al trabajo realizado por el subcomité técnico de maderas, integrado por representantes de los sectores interesados y coordinado por el Instituto de Normas Técnicas de Costa Rica (Inteco).

Se trata de las normas:

  • INTE C270:2018 “Madera laminada y encolada estructural (Glulam). Requisitos”
  • INTE C101:2016 “Madera para uso en muebles, elementos decorativos y otros usos finales y estéticos. Requisitos”
  • INTE C99:2014 “Madera aserrada para uso general. Requisitos”
  • INTE C100:2011 “Madera estructural. Clasificación en grados estructurales para la madera aserrada mediante una evaluación visual”
  • INTE C98:2015 “Terminología”

Estas normas son de gran importancia pues brindan a la sociedad una herramienta para determinar las características y la calidad de la madera, dependiendo del uso final de la misma, además de aumentar la seguridad del uso de la madera estructural utilizada en construcciones.

Según explica Alexandra Rodríguez, directora de Normalización de Inteco, “antes de realizar la publicación de estas normas, no existía a nivel nacional ningún tipo de documento que estableciera requisitos, criterios, características y métodos de ensayo que debía cumplir la madera; por lo que generan una base de conocimiento general para las partes interesadas que permite la adquisición o venta de la madera con criterios técnicos”.

Más información: Inteco actualiza la norma de sostenibilidad Reset en Costa Rica

Estas normas permiten especificar y evaluar la calidad de los productos madereros y otorgar cierta protección al consumidor, que tradicionalmente carece de medios para determinar los méritos de lo ofrecido por los fabricantes o sus distribuidores. Desde el punto de vista de los industriales, una producción ordenada que cumpla con una norma de calidad limita las perspectivas comerciales de competidores menos escrupulosos, así como la posibilidad de reclamos por parte de clientes insatisfechos.

Las organizaciones se ven beneficiadas pues tendrán una base que les permitirá conocer las definiciones generales en el campo de la madera, lograr su clasificación visual a través de una lista de defectos ilustrativos de las normas, realizar los métodos de ensayo necesarios para definir si la madera laminada es apta para su uso e identificar la calidad de la madera importada, procesada o de compra.

Por otra parte, ahora se podrá contar con muebles y elementos decorativos de calidad, pues la norma INTE C101:2016 establece los requisitos de tres calidades para las maderas utilizadas en estos elementos estéticos. “Como parte del compromiso de Inteco con la sociedad, nos esforzamos por cubrir todas las áreas posibles para brindar calidad y seguridad al país, con este grupo de normas de maderas ratificamos nuestra cobertura y facilitamos aún más la vida de los consumidores”, concluyó Rodríguez. Las normas pueden ser consultadas y adquiridas en el Centro de Documentación de Inteco.

Le interesa: Costa Rica: Inteco mejora normas internacionales ISO

Este artículo está clasificado como: , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR