¿Cuáles son las consecuencias de la veda maderera en Nicaragua?

Editorial Construir

La pérdida de unos 30,000 empleos y la escasez de madera para los sectores forestal, construcción y artesanía, son algunas de los preocupaciones del gremio empresarial de este país.

Leonardo Coca

Empresarios de los sectores forestal, construcción y artesanía están preocupados por la escasez de madera provocada por la prohibición indefinida de tala, establecida en abril por el presidente nicaragüense Daniel Ortega Saavedra.

En abril pasado Ortega decretó una prohibición indefinida de tala ante la desertificación acelerada que se desarrolla en la zona norte de Nicaragua, agravando la sequía y perjudicando los acuíferos que abastecen a la población y a la agricultura.

Lea también: ¿A cuánto asciende la inversión que hace Honduras para la producción de materiales de acero?

Se estima que la industria maderera del país necesita al menos 400.000 pies tablares para trabajar en los próximos tres meses, cantidad cortada antes de la prohibición que actualmente está dentro de los bosques y en los patios de los aserraderos.

Según el Inventario Nacional Forestal, Nicaragua pierde cobertura boscosa a un ritmo de 70.000 hectáreas por año, lo que contribuye a disminuir la productividad agropecuaria y provoca escasez de agua en las ciudades.

Le puede interesar: ¿Cómo avanza la construcción de la IV etapa del Puerto Salvador Allende en Nicaragua?

La crisis maderera provocada por una prohibición a la tala podría hacer desaparecer unos 30.000 empleos en Nicaragua, según reveló recientemente el Consejo Nicaragüense de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Conimipyme).

“Esta es una situación caótica, esta es una bomba de tiempo que está por explotar, porque unos ya acabaron sus reservas, otros van a comenzar a vender su maquinaria, porque no hay materia prima”, dijo el presidente de Conimipyme, Alejandro Delgado, quien asegura que los miles de puestos trabajo afectados están relacionados con los sectores forestal, construcción y artesanía.

Puede leer: Baja extracción de materiales

 

Esta información fue publicada primeramente en la revista Mercados & Tendencias

Este artículo está clasificado como: , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR