¿Cuánto han evolucionado los programas para modelar en 3D?

Editorial Construir

La migración del papel hacia el dibujo CAD en formato DWG fue en esencia una migración del mismo dibujo plano que hacíamos en papel a un medio digital que nos permitía optimizar la reutilización de información con bibliotecas de detalles y el Copy/Paste.

Ing. Jose Luis Barzuna, vicepresidente de AISAsoft S.A.

Aunque los programas podían modelar en 3D las herramientas eran tan arcaicas que se requería algún grado de masoquismo del usuario para dedicar el esfuerzo necesario para crear modelos medianamente decentes en 3D.

Alrededor del 2005 los profesionales asociados a cualquier tipo de artes gráficas incluyendo la Arquitectura y las diversas ramas de Ingeniería descubrieron un nuevo programa de dibujo que cambiaría radicalmente el paradigma de modelar estructuras 3D: irrumpió en escena el  Sketchup® facilitando la construcción de modelos digitales 3D, que hasta aquel momento era algo tedioso y complejo, transformándolo en algo que parecía casi un juego y muy intuitivo al punto que en unos minutos y sin ningún entrenamiento previo el usuario promedio estaba modelando con mediana destreza.

La herramienta Push-Pull, crear contornos dibujando fronteras con una simple línea para dividir un sólido en múltiples segmentos que podían ser manipulados independientemente, muebles y otros adornos para aderezar el modelo. En fin quedamos desde aquel día hechizados por la facilidad con la que se podía modelar, diseñar y manipular un proyecto en 3D.

Además: ¿Cómo impacta la impresión 3D al sector construcción costarricense?

El uso de la herramienta se volvió viral a nivel mundial y la penetración en el mercado fue tan profunda que se estima que hoy día más del 80% de los proyectos de Arquitectura en todo el mundo inician con un boceto-modelo de Sketchup® hasta la firma del contrato de ejecución de planos.

Sin embargo, aquella simplicidad venía con un enorme precio oculto de por medio: ¡Los sólidos creados por Sketchup® no son reales! El modelo realmente está compuesto por multitudes de caras con su interior vacío y la precisión matemática del modelo es baja, resultando que al firmar el contrato para avanzar aquel anteproyecto a una etapa de planos y detallado final virtualmente había que re-dibujar todo el proyecto otra vez en una herramienta de dibujo DWG tal como BricsCAD® o Autocad® o en alguno de los formatos de BIM como BricsCAD+BIM®, Vector®, Archicad® o Revit®. según los requerimientos del cliente para el proyecto.

Los ingenieros estructurales son posiblemente los que más rápidamente descubren que al importar un modelo convertido de SKP a DWG a un programa como SAP2000® las esquinas no cierran con suficiente precisión y el DWG obtenido resulta poco útil.

También: ¿Cuál es el impacto de la impresión 3D en la construcción regional?

Bricsys, desarrollador de BricsCAD+BIM®, analizando el escenario, concluyó que no era razonable imponer al profesional la necesidad de estar brincando de programa en programa o de formato en formato en detrimento de la calidad y del tiempo del profesional, por tanto era necesario desarrollar una herramienta gratuita de boceteo tal que fuera de uso muy intuitivo y a la vez similar al Sketchup® en la simplicidad de la manipulación 3D, pero esta vez utilizando el formato de mayor difusión en nuestra profesión, el DWG, de forma nativa.

De esta forma, se elimina la necesidad de la constante conversión entre diversos formatos que acarrea pérdida de precisión en cada conversión, más aún, esto permitiría que los modelos realizados con esta simple y poderosa aplicación pudieran ser elevados al siguiente paso, con modelos 3D de BIM con herramientas como el BricsCAD+BIM® simplemente agregando capas adicionales de información al modelo iniciado en SHAPE o agregar detallado 2D en BricsCAD® o Autocad® sin necesidad de ninguna conversión adicional, simplemente usando el mismo archivo DWG en todo el proceso.

Además: ¿En qué consiste el diseño paramétrico?

Adicionalmente a esto, los bocetos en 3D se hacen atractivos a la vista agregando muebles y adornos propios u otros dispositivos, para lo cual se puede utilizar cualquier DWG en 3D o sencillamente importar la geometría de estos adornos desde un archivo SKP directamente al SHAPE.

La versión de Windows fue la primera en salir, en unos días saldrá también una versión de la herramienta para los sistemas operativos de Mac y Linux.

Este artículo está clasificado como: ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR