¿Cómo es el desempeño inmobiliario en la región?

María Calero

El desarrollo de complejos inmobiliarios y comerciales marcaron la pauta en Centroamérica durante 2018, especialmente en Costa Rica, República Dominicana y Guatemala.

En esta última década en el mercado inmobiliario se ha evidenciado que las necesidades de la población han cambiado significativamente y es indiscutible que por calidad de vida la sociedad necesita residir más cerca de donde trabaja, de donde estudia o donde comparte sus actividades sociales.

José Gabriel Montenegro, asesor inmobiliario señaló a inicios del 2018 que la industria inmobiliaria panameña representaba más de 18% del Producto Interno Bruto (PIB) y más de 150.000 empleos ha sido motor de ese crecimiento. Sin embargo, considera que durante el último año la ralentización de la economía y la falta de planificación han impactado la industria inmobiliaria en casi todos sus ramos.

De acuerdo con Aldo Stagnaro, presidente de la Asociación Panameña de Corredores y Promotores de Bienes Raíces (Acobir), la construcción de oficinas va a tener un bajo de velocidad; en otras palabras, existen bastantes metros cuadrados ofreciéndose en el mercado.

Puede leer: Venta de viviendas en Nicaragua cae 80%

“La tendencia inmobiliaria en oficinas se mantiene, no va a subir. Se espera que el Gobierno a través de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), tenga un Plan de Logística donde se van a necesitar infraestructuras como lo son galeras”, indica Stagnaro.

A pesar de estas afirmaciones no tan alentadoras, CBRE Panamá, empresa de servicios inmobiliarios integrales indica que en estos momentos hay un excedente de oferta existente en el mercado, tanto en espacios de oficina listos para entrega como en obra gris, pero a su vez esto representa una gran oportunidad de negocios, ante los muchos beneficios que tanto el propietario como el inquilino pueden obtener.

Los desarrolladores continúan apostando al mercado de oficinas, ya que existen muchas empresas, entre ellas multinacionales, bufetes de abogados y bancos, cuyas oficinas son clase B y C, y se han dado cuenta de que por el mismo precio de renta pueden hacer un upgrade e irse a un edificio Clase A, e incluso por un poco más, a un Clase A+.

Más: Empleos del sector construcción los más afectados por la crisis en Nicaragua

“Podemos mencionar como ejemplo, la zona de Santa María Business District, la cual se mantiene pujante en cuanto al crecimiento de oficinas y resulta muy atractiva para que las compañías, aprovechando su cercanía al Aeropuerto Internacional de Tocumen y a centros logísticos en el área de la periferia este”, afirma la empresa.

Durante los últimos meses el sector inmobiliario en Guatemala ha tenido un auge en el lanzamiento y construcción de nuevos proyectos de apartamentos, oficinas y uso mixto. Según cifras de la comisión de estadística de la Cámara Guatemalteca de la Construcción (CGC), se autorizaron durante el 2017 más de 5.500 licencias de construcción para diferentes proyectos.

Esta cifra representa una variación anual de 20,3% y se espera que para el presente año la actividad inmobiliaria continúe dinamizando a la industria de la construcción y que se logren mejores cifras. Del total de licencias aprobadas, 3.004 son para vivienda, 220 para comercio y 14 para industria, el resto para ampliaciones o reparaciones. Además, las últimas estadísticas registradas dan cuenta que se autorizaron para la construcción un total de 1,3 millones de m2.

Le puede interesar: Demanda habitacional se eleva en República Dominicana

En Nicaragua el panorama es más difícil. El sector de bienes raíces se está quedando sin inquilinos de espacios corporativos y residenciales, debido a la crisis sociopolítica que atraviesa el país. Norman Bonilla, gerente general de la empresa Discover Real Estate, afirmó que muchos inquilinos están suspendiendo los contratos que tenían firmados, debido a que sus negocios ya no les están dando para sostener el pago de sus empleados y sus costos fijos.

Asimismo agregó que, otros negocios están pidiendo prórrogas para poder pagar y otros están solicitando renegociar el costo del canon de arriendo. Esas son las cosas que están pasando en este sector. Los clientes que están suspendiendo contratos, lo que están haciendo es buscar locales más pequeños, con cánones de arriendo mucho más bajos de lo que están pagando actualmente, para poder sobrevivir.

Antes de que la crisis iniciara, la Cámara Nicaragüense de la Construcción esperaba un crecimiento del 20% debido a un sinnúmero de proyectos destinados al sector inmobiliario, mismo que fue proyectado por el Banco Central en el último informe de la Construcción Privada, con un crecimiento del 30,6%, siendo Managua la mayor área con proyectos de este tipo.

Además: Sector construcción de Honduras continúa en repunte

Uno de los proyectos que se esperaban para este año, era el Centro Mall, una inversión de US$40 millones, el cual iba a construirse en un terreno de 4,8 manzanas de tierra y poseería más de 90 módulos comerciales, salas de cine y un hotel de 32.000 metros cuadrados de construcción.

En cambio, el sector inmobiliario en República Dominicana está viviendo buenos tiempos. Este es uno de los sectores más dinámicos de la economía por su efecto multiplicador y vasto alcance ya sea de naturaleza residencial, comercial, industrial, turística, etc.

El año pasado acaparó cerca del 25 % de los créditos otorgados en el sector privado al igual que según el Gobernador del Banco Central de la República Dominicana, este importante segmento representaba el 9% del total del Producto Interno Bruto (PIB), generando alrededor de unos US$15 millones para el 2017 afirmando que dicha actividad constituía el elemento principal en la Formación Bruta de Capital, es decir el componente de Inversión de la Demanda Agregada, determinante de los ciclos de crecimiento económico.

Lea también: Construcción en Panamá no se recupera de caída

De igual forma, cifras del Colegio Federado de Ingenieros y de Arquitectos (CFIA), revelan que en Costa Rica se construyeron durante el año pasado un total de 3,5 millones m2 en obras habitacionales y 2,4 millones m2 en proyectos comerciales.

Según, Diana Rodríguez Ortega, gerente general de VMG Business Center, la ocupación para el mes de noviembre es de 88% y esperan que para el mes de diciembre, pudiera llegar al 90%.

“Estimamos que para el primer trimestre de 2019 la ocupación crezca entre 2 y 2,5 puntos porcentuales por mes. Sin embargo, es difícil estimar el crecimiento, ya que la economía se ha visto retraída en el 2018 y necesitamos analizar el comportamiento o posibles cambios que se darían entre finales de este año y principios del 2019”, indica Rodríguez.

Más información: Sector privado impulsa la industria de la construcción en Honduras

Este artículo está clasificado como: , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR