El diseño, la herramienta estratégica de la empresa

Editorial Construir

Cualquier persona al frente de una organización empresarial necesita tener una visión clara.

Por: David E. Rodriguez Francis. Presidente, Integrated Design Solutions.

¿Cómo puede una empresa enfrentarse al reto de sobrevivir -y tener éxito- en un entorno cada vez más competitivo? Cualquier persona al frente de una organización empresarial necesita tener una visión clara de hacia dónde se dirige y cuál es su objetivo a medio y largo plazo.

La lucha

No hay muchas compañías que vivan una situación apacible, con suficiente demanda para su oferta, escasa competencia y amplios márgenes. Lo normal es encontrarse con mercados saturados, guerras de precios y barreras comerciales, lo que fuerza a pelearse en el barro de la reducción de costes y el beneficio mínimo. La única manera de escapar de este entorno hostil es evitar el charco donde chapotean los demás: ir por delante, llegar antes, ser diferente.

Innovación

Innovar significa “usar la experiencia en vez de la fuerza”: inventar nuevos productos, servicios, procesos, tecnologías, metodologías, organizaciones; obtener la ventaja competitiva que supone llegar antes que los demás, ser diferente para ser el mejor.
Sin embargo, a menudo se asocia la innovación únicamente con la tecnología, cuando precisamente es la innovación no tecnológica -por ejemplo, el diseño- la que está más al alcance de todas las empresas, por pequeñas que sean, de cualquier sector, en cualquier situación. Además, el diseño innovador puede ser el desencadenante de la modernización tecnológica.

¿Por qué diseño?

La mayoría del tiempo, se piensa en el diseño solo como el fruto superficial del mismo: la apariencia estética, los valores sensoriales y emocionales, la imagen: una especie de barniz que transforma mágicamente las cosas. Pero el poder del diseño radica en el proceso, la manera de enfocar y resolver los problemas, el pensamiento que hay detrás de los resultados, más que los resultados en sí mismos.

Por dónde empezar con el diseño

Identidad:  La identidad corporativa es como la “personalidad” de la empresa. El diseño de identidad corporativa puede forjar la base de una estrategia de diferenciación.
Producto: El diseño de producto es la clave de éxito de muchas empresas líderes, pero también aquí hay que saber cómo innovar. Pero es en el contexto de una estrategia bien definida donde el diseño muestra toda su utilidad.
Comunicación: Muchas empresas basan su estrategia de éxito en la comunicación. En mercados de servicios o en los que es difícil sobresalir por el diseño de producto, llegar de forma efectiva a los potenciales clientes puede ser vital. Hay que pensar en los ámbitos tradicionales como la publicidad, pero también en los nuevos medios: internet y la multimedia.

Este artículo está clasificado como: ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR