El Cortijo de La Sierra: Calidad, seguridad y vida ecoamigable

Soy Digital

Este condominio El Cortijo de la Sierra, cuya inversión es de US$120 millones, contempla nueve etapas de construcción, con una duración total de entre cinco y siete años.

El Cortijo de La Sierra es un proyecto ejecutado por el consorcio de inversionistas nicaragüenses y salvadoreños,  quienes se comprometieron a ofrecer el mejor servicio integral en cuanto a planeación, diseño, ejecución, construcción y desarrollo de proyectos inmobiliarios, en Nicaragua desarrollan la construcción de El Cortijo de La Sierra, cuya inversión es de US$120 millones. 

Grupo Coen, Grupo Henríquez y Avance Ingenieros son las corporaciones que hacen posible que este proyecto cuente con solidez y experiencia en distintas ramas, creando una estrategia de negocio sólida y visionaria al unirse para esta nueva sociedad.

Avance Ingenieros, administra el proyecto, aportando experiencia en el diseño y ejecución con innovadoras técnicas de construcción que garantizan acabados que cumplen con los más altos estándares de construcción internacional. Por su parte, Hencorp, del Grupo Henríquez, presidido por el ingeniero Luis Henríquez, es el que aporta viabilidad financiera del proyecto, además de poseer 50 años de experiencia en desarrollo en la Región.

Lea también: Desarrollan primer proyecto de LEED en Nicaragua.

Grupo Coen es el socio nicaragüense, que además de aportar el prestigio, solidez de marca y que garantiza que entrega lo que ofrece, aporta la experiencia en el desarrollo de urbanizaciones de éxito en Managua.

Características de la obra

Ubicado en Managua, en el Km. 13 de la carretera a Masaya, es un proyecto novedoso por su enfoque verde y de promoción de una vida saludable, auto abastecido en agua potable, con un Country Club de 1.200 mts2 de construcción, muro perimetral, dos pórticos de acceso controlado y una salida secundaria, parques seguros donde habrá canchas para diferentes deportes, así como ciclovías y senderos arborizados.

Este condominio contempla la construcción de 829 viviendas en 15 clusters que pretenden satisfacer una demanda constante que equilibrará calidad-precio para la clase media-alta. El proyecto tiene un enfoque verde, ya que cuenta con un parque de más de 1.000 árboles protegidos. El área total del terreno es de 47 manzanas de las cuales se respetará un 50% para áreas verdes, vías de comunicación y esparcimiento. Las viviendas se dividen en cuatro modelos que van desde los 116 metros cuadrados de construcción.

Contará con siete Hitos Urbanos que serán puntos de referencias, para guiar a los condómines e invitados en la ubicación de direcciones. Asimismo, funcionarán como puntos de encuentro con espacios para caminar, despejarse y disfrutar al aire libre, similares a pequeños parques con arquitectura colonial.

De acuerdo con Jorge Rivas, gerente general del proyecto, el principal impacto que consideran que tendrá el proyecto en Nicaragua es abrir la posibilidad de caminar y convivir con el medio ambiente en una ciudad en la que actualmente hay muy pocos espacios para hacerlo.

“Creemos que este tipo de actividades aportan mucho a la calidad de vida de las personas. Además, todo proyecto de construcción se suma al desarrollo económico del país y de la región, generando nuevos empleos y contribuyendo a la confiabilidad de otros inversionistas que tienen interés en Nicaragua para realizar sus proyectos”, aseguró.

Este artículo está clasificado como: ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR