Este es el avance en la construcción del Santa Ana Country Club en Costa Rica

Editorial Construir

La inversión para este proyecto es de US$50 millones, reunió a empresas como. Garnier & Garnier (G&G), Zürcher Arquitectos, Edificar y Meco.

Por: Eduardo Cubillo 

La construcción del Santa Ana Country Club (SACC) avanza en un 50% a un año del inicio de las obras; ya se finalizó la estructura de los tres módulos. El proyecto abarca 14.027 m2 de construcción, que es solo 10% del total de las 8 hectáreas que tendrá el club.

El proceso constructivo se encuentra en el tercer y último nivel de los edificios, la estructura metálica de la piscina y la laguna de retención, para controlar el caudal del agua llovida. En lo interno, los entrepisos de los niveles se culminaron y solo queda pendiente la colocación de las losas de las escaleras. Los muros de retención se encuentran en un 90%.    

Lea también: Así es el Centro de Alto Rendimiento del Alajuelense de Costa Rica

Estamos cerca de inaugurar el club más innovador en Costa Rica, una solución ideal para quienes priorizan el bienestar en su estilo de vida. Por eso, nos complace comunicar que avanzamos al ritmo proyectado, con logros tangibles, pero más aún, en total armonía y satisfacción con los estándares de calidad adquiridos y que nos identifican con la esencia SACC” Comentó Álvaro Ramírez gerente de ingeniería de G&G.

Para las próximas semanas esperan terminar el techado, para así evitar las consecuencias de la época lluviosa, además avanzan con las obras electromecánicas, en las que están los sistemas de incendio, potable sanitario, eléctrico y telecomunicaciones, y se inició con la construcción de la planta de tratamiento.

En G&G proyectan que antes de finalizar el año ya esté finalizada la construcción, para así iniciar con un exhaustivo periodo de revisión del proyecto.

Además:Proyectos en altura toman protagonismo en la capital salvadoreña

“Esperamos finalizar la etapa constructiva de Santa Ana Country Club en diciembre. Antes, durante y después de esa fecha, y de manera gradual, habrá un período de revisión y puesta en marcha de las distintas áreas del club, para asegurar la eficiencia de cada equipo. En un proyecto de esta magnitud, el proceso de cierre de la obra es fundamental para asegurar el inicio óptimo de la operación” reiteró Ramírez.

El Santa Ana Country Club se convirtió en el primer proyecto constructivo privado en recibir el reconocimiento de Bandera Azul Ecológica (PBAE), para la fase de construcción, e incluso efectúa un programa de reforestación, que plantará más de 600 árboles de especies nativas.

Este artículo está clasificado como: , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR