Esto dicen los empresarios ante la poca inversión en infraestructura en Guatemala

Luis Fernando Arevalo

Mientras el Estado ha reducido la inversión pública en infraestructura al mínimo, el sector empresarial insta al gobierno a invertir en obras viales para reducir el impacto negativo que el deterioro de éstas conlleva.

Según el último estudio realizado por el Central American Business Intelligence (CABI), denominado “La huella de la construcción”, el Estado de Guatemala invierte en infraestructura únicamente US$657,8 millones equivalentes al 1% del PIB, cuando otras nacionales invierten hasta el 7%.

El informe indica que la caída de la inversión pública comenzó en 2009 y que a la fecha se ha reducido en más del 50%, llegando a estar en cifras que para Paulo de León, director del CABI, son el mínimo que se pudo alcanzar ya que no es suficiente ni si quiera para el mantenimiento de las obras existentes.

Ante esto el Ing. Luis Fernando Castellanos, presidente de la Asociación Guatemalteca de Contratistas de la Construcción, gremial de la Cámara Guatemalteca de la Construcción (CGC), advierte de los efectos negativos para la economía nacional, principalmente por el deterioro de la infraestructura vial existente.

Además: ¿Qué efectos trajo consigo la poca ejecución de obra pública en Guatemala?

“La baja inversión del Estado en infraestructura vial en los últimos años y principalmente en los últimos dos, ha generado un deterioro extremo a nivel nacional. Los efectos han sido negativos en todos los sectores económicos de nuestro país y para el Estado de Guatemala”, enfatizó el empresario.

Entre los efectos más severos para la economía nacional, el entrevistado mencionó un incremento en el costo de mantenimiento de la red vial existente debido al deterioro de la misma, el cual se encuentra entre “ocho a 12 veces mayor al que se hubiera invertido hace dos o tres años por kilómetro”.

Además, señaló que para cualquier país uno de sus principales activos es la infraestructura vial, pero que en el caso de Guatemala, éste “cada día vale menos y en algunos casos nada”.

También: Tramitomanía, la barrera que frena la inversión en Guatemala

Otro de los efectos de una red vial en mal estado, es una reducción en la velocidad promedio para circular por las principales rutas del país, la cual en la actualidad es de 40 km/hora, mientras que en el año 2000 era de 60 Km/hora. Esto, según Castellanos se traduce en una reducción del 30% en la velocidad que se genera desarrollo para el país y en baja productividad y rentabilidad de los diferentes mercados.

Exigen planificación y recuperación.

Como sector de la construcción, Castellanos afirmó que han insistió durante los últimos 18 meses ante el Ministerio de Comunicaciones para que realicen una evaluación real y profunda de las condiciones de cada tramo de carretera y que se planifique y priorice la inversión para recuperar la infraestructura vial del país.

Lea además: Los dos ambiciosos planes de expansión de energía que avanzan en Guatemala

Explicó que se encuentran impulsando la creación de un Instituto de Conservación Vial, con el fin de fortalecer el trabajo que realiza el Ministerio de Comunicaciones en cuanto a la planificación, ejecución, financiamiento, calidad y transparencia de la obra pública.

Solicitó al gobierno comenzar desde ya los procesos de licitación para los trabajos de infraestructura del próximo año, ya que de no hacerlo “2018 podría ser un año que también no haya ejecución y el estado vial estará aun más deteriorado”.

“Por otro lado, solicitar al gobierno toda la voluntad política para que lo anterior suceda y se realice dicha gestión de manera transparente, reglas claras en todos los procesos y para que prevalezca el interés de país”, finalizó.

Este artículo está clasificado como: , , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR