Gobierno salvadoreño evalúa frenar construcción de presa El Chaparral

Geraldine Varela

La obra está detenida desde hace más de 20 días debido a un bloqueo que mantienen habitantes de la zona.

A través de su cuenta de Twitter, Nayib Bukele, Presidente de El Salvador, dijo que evalúa suspender la construcción de El Chaparral y solicitar a la Fiscalía General de la República que investigue por posible corrupción.

Estas declaraciones surgieron luego de conocer sobre un bloque que habitantes del cantón San Antonio Las Iglesias, de San Luis de la Reina tienen en la zona de la obra y que impiden a empleados de la Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa (CEL) acceder al proyecto de construcción de la presa hidroeléctrica.

Además: ICE supervisará etapa constructiva final de Central Hidroeléctrica El Chaparral

El Presidente Bukele acusó al partido Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) estar tras esta movilización. “Al FMLN no le bastó robarse el dinero del Chaparral, ahora quieren poner a las comunidades en contra del proyecto. Ahora son tan cínicos que ponen a sus alcaldes a mover comunidades en contra del proyecto que ellos mismos hicieron. Según ellos para desestabilizar”, señaló el mandatario en Twitter.

La represa se esperaba fuera finalizada este año por un costo de US$219 millones. Este proyecto inició a construirse en 2008, pero en 2010 la empresa constructora aseguró que “la montaña se movió” y suspendió la obra pero logró un arreglo por US$108 millones con el Gobierno del Ex Presidente Mauricio Funes. Esto implicó casi la mitad del monto del proyecto, a pesar de haber dejado la obra.

También: Planta El Chaparral supervisada por ICE en El Salvador tiene un avance del 22%

Luego, el siguiente gobierno del FMLN reanudó las obras, pero argumentó un sustancial incremento de hasta US$470 millones debido a un cálculo erróneo de parte de la estructura y de los diseños originales, que estuvieron a cargo de una firma brasileña.

El proyecto fue diseñado para tener una capacidad instalada de 67 megavatios de energía dándole al país una opción de generación renovable de energía y más barata cuya reducción se trasladaría a los salvadoreños. El proyecto inicialmente presupuestado por US$219 millones, de llegar a ser finalizado, terminará costando más de US$470 millones.

 

Este artículo está clasificado como: , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR