Gobiernos de la región sin casa propia

Carolina Benavides

Diversos proyectos en los países de la región procuran darle edificios propios a las entidades públicas y dejar de pagar millones de dólares en alquileres anuales.

Editorial Construir

Los diversos estados de Centroamérica tienen muchas características en común, pero una muy poco agradable para las finanzas públicas es que carecen de casa propia. Ciertamente hay algunos edificios que son propiedad del Gobierno y alguno que otro que se estrenó recientemente, pero desgraciadamente son los menos y en su mayoría los países de la región gastan millones de dólares por año en alquileres.

En Costa Rica, las instituciones que son parte del Gobierno central gastan US$50 millones anuales en arrendar edificios, según datos del Ministerio de Hacienda publicados por el diario La Nación en febrero pasado. En Panamá, en el 2014, el presupuesto para el alquiler de edificios y locales que albergan instituciones públicas sumó US$68,2 millones, según la Dirección de Presupuesto del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

Guatemala vive una situación similar. Se estima que se gastan cada año entre US$28 y US$30 millones en el alquiler de inmuebles para oficinas estatales, servicios de agua potable, mantenimiento y seguridad privada. Por su parte, el Estado de Honduras gasta anualmente un aproximado de US$20 millones en el pago de alquileres de edificios que albergan a la mitad de sus instituciones en Tegucigalpa y que carecen de infraestructura propia adecuada.

Lea también:  Realizaron audiencia pública para construcción de nuevo edificio del MOPT

El caso de El Salvador es preocupante, ya que además del factor económico, que ha limitado la construcción de edificios propios para albergar a ministerios y otro tipo de instituciones estatales, los tres terremotos registrados en las últimas dos décadas también afectaron la infraestructura pública.

En todos los países hay diversos proyectos para tratar de resolver estas carencias. En varios existen iniciativas para construir ciudades-gobierno, es decir, reunir en un solo terreno varios edificios donde se ubiquen entidades como ministerios.

En Panamá, la edificación de la Ciudad Gubernamental es una tarea pendiente, pues desde hace 15 años se propuso el proyecto que albergaría las principales sedes de las instituciones públicas del país. El multimillonario proyecto, cuyo valor supera los US$400 millones, sería la sede de 13 entidades públicas. La primera obra del conjunto es el nuevo edificio del Tribunal Electoral, inaugurado en el 2013, con un costo de US$30 millones.

Lea también: Grandes obras alientan al gremio constructivo hondureño 

Costa Rica pretende desarrollar un ambicioso proyecto denominado Ciudad Gobierno, en donde están las actuales instalaciones del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), en plaza González Víquez, al sureste de la capital, pero este se encuentra en proceso de trámites de contratación para su primera etapa, elaboración del plan maestro y programas de diseño específico para un segundo periodo.

En la primera fase se edificará la nueva sede del MOPT y la segunda abarcará el diseño y construcción de varios módulos para albergar, en primera instancia, a los ministerios de Educación Pública, Planificación Nacional y Política Económica, Gobernación y Policía, Vivienda y Asentamientos Humanos y sus entidades conexas.

En Guatemala se habla de un Centro Administrativo del Estado, que costará US$180 millones y será un complejo de edificios que alquilará oficinas a las dependencias del Estado, actualmente dispersas por la ciudad. Esta iniciativa está a cargo de la Agencia Nacional de Alianzas para el Desarrollo de Infraestructura Económica (Anadie).

 

Este artículo está clasificado como: , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR