¿Ha incrementado la construcción sostenible en Costa Rica?

Carolina Benavides

Los costarricenses y panameños lideran en la región en cuanto a la certificación LEED se refiere, con más de 30 obras certificadas.

El desarrollo de la construcción sostenible en el mundo ha ido en aumento y Costa Rica no es la excepción, pues en el país centroamericano al mes de julio del presente año  el Green Building de Costa Rica (GBCCR), reportó 49 proyectos certificados como Leadership in Energy & Environmental Design (LEED) y 106 registrados, para un total de 155.

A la nación costarricense le sigue su vecino del sur, Panamá, que posee 33 proyectos certificados y 80 registrados, luego Guatemala con 15 proyectos certificados mientras que en El Salvador solo cuatro.

Asimismo, Costa Rica cuenta con el sistema de evaluación EDGE (Excellence in Design for Greater Efficiencies), una plataforma de software impulsada por la Corporación Financiera Internacional (IFC) -institución del Banco Mundial- en conjunto con el GBCCR. Bajo este sistema, el GBCCR reportaba a julio nueve proyectos registrados, también nueve obras pre-certificadas y una certificada.

Además: ¿Implementa el sector planes de gestión de residuos en el desarrollo de las obras?

Ventajas y mitos de construir verde

De acuerdo con la Ing. Ana Quirós, presidenta  del GBCCR, algunos de los beneficios son los financieros, pues al incluir el uso de energías renovables se genera la reducción en el consumo de los recursos artificiales.

Asimismo, indicó que otro de ellos es que el gremio constructivo puede optar por créditos verdes para el sector inmobiliario, los cuales buscan promover más inversiones que favorezcan el bolsillo de los desarrolladores así como el de los usuarios, que a la vez resultan de beneficio para el ambiente.

Sin embargo, pese a las ventajas antes mencionadas sobre la construcción sostenibles dentro del sector existen dudas y mitos sobre esta forma de desarrollar proyectos. Una de ellas es que cuando se edifica bajo estos parámetros los costos de las obras aumentan.

También: 5 obras de la región que se distinguieron por la sostenibilidad en 2016

“Principalmente se ha considerado, durante muchos años, que la construcción sostenible es más cara, la realidad es que este no es el caso.  En general, es posible lograr edificaciones eficientes que resultan más económicas que su contraparte de construcción tradicional pues se trata de una inversión con retorno a diferente plazo según las medidas de eficiencia y de mejora que se incorporen en la construcción sostenible”, explicó la Ing. Quirós.

Además, Quirós comentó que otro mito se relaciona con el tema del costo y complejidad para lograr certificaciones que diferencien la edificación sostenible en el mercado. La presencia de la certificación EDGE en el mundo y también en Costa Rica muestra que ya no se requiere de estudios complejos que demandan tiempo e inversión fuerte para obtener esa diferenciación en el mercado.

“También está la idea de que el único y más grande beneficio de construir sosteniblemente es el de la imagen que proyecta el desarrollador al público, tal como indiqué existen beneficios económicos tangibles, tanto para el desarrollador como también para el usuario de las edificaciones”aseguró Quirós. 

 

Este artículo está clasificado como: ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR