¿Cuál es el impacto de la tonalidad de la luz en las personas?

Carolina Benavides

Estudio reveló que 160 comensales en diferentes restaurantes que aquellos que comieron en lugares con luz más brillante ordenaron comidas más saludables.

El nivel y tonalidad de la luz son factores que influyen en el nivel de rendimiento de los empleados, en este sentido para las áreas de trabajo u oficinas se requiere de temperaturas que ronden los 4.100 K ya que se logra mayor concentración y confort lo que se traduce en mejor desempeño en las actividades a desarrollar.

La temperatura de color es una medida que se utiliza para describir el nivel de “calidez” o “frialdad” con el cual el ojo humano percibe la fuente lumínica con base en su tonalidad.

Según información suministrada por Sylvania, para los espacios de estudio y trabajo se aconseja que haya de 300 a 500 K de iluminación. Si lo que se desea es un espacio confortable y relajante, lo ideal es optar por temperaturas de color que oscilen entre los 2.700 K y los 3.000 K, puesto que logran un ambiente cálido.

Además: ¿Cómo la domótica transformó el mercado de la iluminación?

Una buena práctica es aprovechar la luz natural durante el día. Los tragaluces y el color de las paredes permiten aprovecharla más. En este sentido, lo recomendable es utilizar colores claros para ayudar a reflejar la luz natural y así disminuir el consumo de luz artificial.

Otro aspecto en el que la luminosidad influye es a la hora de elegir los alimentos que se van a comer. Así lo demuestra el más reciente estudio de la Universidad de Cornell en Estados Unidos (Bright Lights, Healthy Choices), que registró el comportamiento de 160 comensales en diferentes restaurantes, donde aquellos que comieron en lugares con luz más brillante ordenaron comidas más saludables y por ende ingirieron menos calorías que los que fueron a restaurantes más oscuros.

Ante esta situación, Hugo Melgar, experto en diseño lumínico de Sylvania, explicó que la luz blanca y brillante mantiene alerta a las personas, es una tonalidad que activa el cerebro y por eso se toman decisiones más conscientes.

También: Tecnología en iluminación LED: Un impulso a la protección ciudadana

La iluminación de restaurantes y bares es un ingrediente indispensable para crear ambientes acordes a los conceptos gastronómicos de cada lugar, además de despertar sensaciones en los comensales y estimular el apetito.

“En los restaurantes de comida rápida generalmente tienen luz blanca muy brillante, de manera que los clientes entren y se mantengan en un estado muy activo, así comen rápidamente y se van”, mencionó Melgar.

Los restaurantes gourmet, los bares y pubs, tienden a combinar técnicas de iluminación con tonalidades más amarillas y cálidas, primero para iluminar cada mesa y luego con acentuaciones o juegos de luces y sombras para resaltar los elementos arquitectónicos y decorativos del lugar.

Esto le puede interesar: ¿Cuáles son las nuevas tecnologías en iluminación que implementan en las ciudades del mundo?

En cuanto a esto, Melgar indicó que se debe realizar combinaciones según el menú que se ofrezca, pues cada tipo de luz funciona para diferentes alimentos. “En la barra de ensaladas siempre hay que procurar tener una luz neutra o un poco más blanca, ahí están vegetales de colores blancos y verdes que deben conservar, pero si hablamos de carnes y salsas es necesaria una luz más amarilla para resaltar las tonalidades naranjas y rojas, lo que las hace verse más apetitosas” aseguró.

Este artículo está clasificado como: ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR