¿Implementa el sector planes de gestión de residuos en el desarrollo de las obras?

Carolina Benavides

Los impactos negativos de una obra en el medioambiente se pueden manifestar en las etapas de ejecución, operación, mantenimiento y al final de la vida útil.

La construcción de obras de cualquier tipo es una actividad que siempre genera residuos de materiales que podrían ser peligrosos para el medioambiente, por lo que es importante que estos sean tratados de la forma más adecuada según cada caso.

Pese a su importancia, en muchos países como es el caso de la región centroamericana y del Caribe en las construcciones no siempre se cuenta con un plan de residuos. En países desarrollados como España las empresas que realizan la gestión y tratamiento de desechos de la construcción deben contar con los permisos en regla dependiendo de la localidad a la que pertenezcan.

Una de las formas más comunes en España de realizar dicho manejo, es a través de la colocación de contenedores en las calles de lugares habilitados por las alcaldías.

Además: ¿Cuáles son las alternativas de gestión de residuos?

Según explicó la MSCE, Ing. Ana Grettel Leandro, investigadora del Centro de Investigaciones en Vivienda y Construcción del Instituto Tecnológico de Costa Rica (TEC) los impactos negativos se pueden manifestar en las etapas de ejecución, operación, mantenimiento y al final de la vida útil.

“Durante la fase de ejecución, dejan huella en el ambiente desde la limpieza y nivelación del terreno pues puede destruirse  áreas boscosas y afectar flora y fauna del lugar. Asimismo, los movimientos de tierra pueden contaminar mantos acuíferos y aguas superficiales por derrame de combustibles de los equipos empleados en el movimiento de tierra”, aseguró Leandro.

También agregó, que en proyectos de gran envergadura, el movimiento de maquinaria pesada puede provocar contaminación del aire por polvo y dióxido de carbono (CO2), así como contaminación por ruido.

También: Propuesta le brinda pautas para una construcción más sostenible

Además, los procesos constructivos pueden causar contaminación de agua, suelo y la generación de gran cantidad de residuos peligrosos y no peligrosos lo cual, requiere de una gestión adecuada.

¿Cómo mitigar el impacto de una construcción?

“Pese a que son pocas las empresas que se preocupan por reducir los impactos de la construcción, es necesario seguir ciertos puntos para poder lograrlo de una manera más eficiente”, mencionó Leandro.

Hay que seleccionar materiales que sean fáciles de modular para disminuir la generación de residuos por cortes. También crear documentos de contrato que exijan a los subcontratistas a aplicar prácticas sostenibles como reducción de residuos, reducción de consumos de energía y agua.

Esto le puede interesar: Lo que un líder debe saber sobre certificaciones verdes

Es importante establecer capacitaciones para los colaboradores en aspectos ambientales, de residuos, de seguridad y calidad, así como políticas y controles ambientales en obra.

Se recomienda realizar todos los trabajos aplicando calidad, las R de la basura  (reducir, reciclar, reutilizar y rechazar), políticas de orden y aseo en los procesos y minimizar el consumo de agua utilizando de ser posible agua de lluvia para procesos en donde no se necesite este líquido potabilizado, poner artefactos de control de reducción de agua para los procesos.

Asimismo, trabajar en forma integral con todos los participantes del proyecto es decir; ingenieros, arquitectos, comunidad, instituciones de permisos y aprobación, trabajadores, proveedores de bienes y servicios, así como realizar un diseño de obras temporales bien planificado.

Este artículo está clasificado como: ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR