Cuatro tendencias tecnológicas que marcarán el 2018

Por Luis Henao, gerente regional de Centroamérica, el Caribe y el norte de Sudamérica, Victaulic

Contratistas e ingenieros innovadores han introducido las más recientes aplicaciones de diseño asistido por computadora (CAD), como Autodesk Revit a sus flujos de trabajo y han comenzado a emplear Realidad Virtual (VR) y Realidad Aumentada (AR) como medios para que las actividades a pie de obra se vuelvan más seguras, inteligentes y eficientes.

Lo que es todavía más emocionante es que la Ley de Moore expresa que la tecnología progresará a un ritmo exponencial, es decir que el software y hardware de avanzada que utilizamos hoy por hoy, seguirá aumentando en potencia y disminuyendo en cuanto a costo relativo.

Así, es de esperar que el 2018 se vislumbre como un año muy emocionante para el sector de la construcción. A continuación presentamos cuatro tendencias en materia tecnológica que detectamos en el mercado actual y auguramos cómo se irán manifestando en 2018.

  1. El modelo de un solo proyecto prestará más eficiencia

Más profesionales de la construcción podrán migrar hacia las soluciones de software Revit de tal forma que logren crear una interfaz web para su proyecto integralmente, que permita alojar todos sus conjuntos de datos en un solo servidor en nube.

Al ubicar los datos dentro de un solo lugar, todo un equipo de proyecto obtiene una visión integral del trabajo desde una perspectiva completa, en vez de visualizarlo o trabajarlo aisladamente. Desde las tareas de plomería, electricidad, trabajos de ductos y mucho más, todo se puede trazar al inicio del proyecto, lo que permite a todas las partes, incluidos los fabricantes, tener acceso a un modelo uniforme y obtener los datos necesarios para su trabajo asignado. Así, los usuarios pueden dar seguimiento a las eficiencias, los plazos pactados, las fechas hito del proyecto y los presupuestos, todo en tiempo real y según van avanzando con el trabajo.

Además: Victaulic presentó en Expomina las soluciones para la industria minera

Muchos siguen utilizando flujos de trabajo CAD que obligan a los contratistas e ingenieros a trabajar en silos, cada quien con sus respectivos conjuntos de datos. A menudo, se pueden presentar tres, cuatro o incluso cinco conjuntos de datos, repartidos en cada piso o en cada sección de un proyecto. Esto complica trabajar con eficiencia y resulta extremadamente costoso cuando se cometen errores que bien se podrían haber evitado. Por ejemplo, si se hace un cambio de último momento a un dibujo de bobina, hay que avisar al fabricante, quien luego debe dedicar todo un día a acomodarlo. Mantener al equipo de oficina conectado con el taller de producción agilizará y reducirá estos retrasos y costos para el propietario. Un solo modelo cohesivo y único llevará a mejor colaboración y proyectos más eficientes.

  1. La realidad virtual y la realidad aumentada

En 2018, más contratistas e ingenieros deberían comenzar a aprovechar los dispositivos de VR y AR para impulsar cambios fundamentales en sus métodos de construcción tradicionales. La tecnología de modelado en 3D utilizada en los videojuegos ha hecho la transición en la industria de la arquitectura de tal forma que esta tecnología puede aplicarse e implementarse hacia programas de software de diseño para la construcción como CAD. Los mismos lentes 3D que se ven en la televisión se pueden utilizar en conjunto para visualizar las entradas realizadas en los programas de software. Por ejemplo, toda una obra puede reproducirse por completo en 3D y esto permite llevar la obra al corporativo, de tal forma que se proporciona una representación virtual del avance del proyecto.

También: ¿Cuáles son los nuevos sistemas de protección contra incendios?

Estas tecnologías dan pie a crear una red de valor innovadora que permite a los equipos de pre construcción visualizar un modelo novedosamente, así como detectar temas importantes, conflictos o errores en pre construcción que costarían mucho reparar ya en campo. Al aplicar este tipo de tecnología, los propietarios de pequeños talleres mecánicos podrán ofrecer a sus clientes servicio de mejor nivel que supere a la competencia que aún no adopta la tecnología.

  1. La impresión 3D agilizará el proceso de prototipos

Al hablar del 3D, muchas personas se imaginan un dispositivo de mesa, algo del tamaño que una impresora del hogar con capacidad para crear representaciones relativamente pequeñas, todo a base de plástico derretido. Sin embargo, la realidad es que la tecnología de impresión 3D ha llegado mucho más lejos que la impresión 3D sensacionalista de la que tanto se habla en la prensa. Ahora tenemos robots que imprimen ensamblados complejos de concreto y se usan para construir edificios comerciales.

También conocida como fabricación por adición (en inglés ALM), las piezas 3D se van edificando en capas sucesivas de material bajo el control de computadoras, y el tipo de material utilizado es cada vez más diverso.

Aunque es difícil argumentar que la creación mediante ALM de piezas 3D más grandes no es disruptiva para el sector de la construcción, eso también es pasar por alto el impacto de la impresión 3D a menor escala. En 2018, los productores utilizarán la impresión 3D para acelerar el proceso de prototipos y aprobar la viabilidad de construcción y seguridad del diseño.

Además: Victaulic presentó en Expomina las soluciones para la industria minera

La impresión 3D tiene el potencial de ofrecer ganancias en cuanto a producción, reducir costos de mano de obra y aumentar la seguridad del trabajador – aunque no reemplazará las técnicas de construcción tradicionales en el corto plazo. Por lo pronto, la impresión 3D se utilizará para fabricar componentes específicos en la construcción, como en el caso de soportes de vigas o incluso paredes enteras, pero no el edificio completo como tal.

  1. Drones como la opción para trabajadores remotos

Conocidos mejor por generar hermosas imágenes aéreas, los drones han hecho posible que cualquier persona capture contenidos de vídeo que jamás habrían logrado obtener antes. Esa capacidad de captar datos de una manera tan singular también está revolucionando la industria de la construcción. En el caso de trabajadores remotos, como por ejemplo los inspectores o jefes de obra, ya no necesitan depender de otra persona para obtener retroalimentación visual o incluso transmitir retroalimentación verbal; ahora esa información se puede conseguir de primera mano.

Aparte, al utilizar drones en conjunto con equipos de computación y herramientas informáticas, los datos captados pueden transformarse en modelos 3D, mapas topográficos y medidas volumétricas (para monitorear depósitos de recursos, como por ejemplo, grava).

Con drones, las constructoras pueden aplicar recursos en una obra con mayor eficiencia, limitar retrasos minimizando problemas potenciales y a fin de cuentas, reducir sus costos. Ante la posibilidad de revolucionar el consumo de datos en tiempo real, en 2018 los drones seguirán cambiando la manera en que opera la industria de la construcción.

 

 

 

 

Este artículo está clasificado como: , , , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR