La arquitectura como negocio ¿Qué es que lo que conlleva?

Adrián Coto, Licenciado en Arquitectura de la Universidad de Costa Rica (UCR) y máster en Administración de la Universidad Interamericana de Puerto Rico; consultor privado; arquitecto independiente; consultor internacional para el Banco Mundial; y director general del Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos (CFIA).

Esto implica que además de que se debe ser un profesional del campo de la construcción, el arquitecto requiere tener un buen sentido para los negocios. Un arquitecto sin un buen juicio para los negocios se vera restringido en la prestación de su servicio y por ende en su cantidad de trabajo.

El arte en la arquitectura, quizás, “sea el aspecto más sobresaliente así como el más difícil de describir objetivamente”(1), tanto así que la historia ha definido arquitectura como – el arte de construir- pero esto no implica que todos los arquitectos sean artistas, “el público en general no le da el titulo de artista al arquitecto aunque si se tiene una estrecha visión que parte de la arquitectura es arte”, pero también se entiende de que existen otros servicios inherentes a la profesión y por la cuales se recurre a los servicios de los arquitectos.

Este comentario no tiene como fin indicar que el interés por el arte, por parte de los arquitectos ha disminuido, pero si insinuar que hoy día se tiene tanto interés por la estética y el arte que como por la función, el proceso de construcción, costos, inversión, rentabilidad, entre otros, y que además se debe de satisfacer las necesidades del cliente con respecto a la demanda de espacio.

Además: Las claves para organizar el mercadeo en la industria de la construcción

La sociedad, la cultura y la economía han cambiado, por lo tanto la función del arquitecto ha cambiado, “ los arquitectos no pueden ni deben desperdiciar el trabajo humano en la creación de inmensos proyectos de escasa utilidad, ahora debemos unir eficientemente el arte con materiales creados en serie, en este constante construir con una tecnología cambiante y creciente y dentro de límites presupuestales sumamente restringidos”(2), lo que hace que la arquitectura sea ahora más simple, más limpia y en sentido estricto, más artística, a menudo los resultados no llegan a ser perfectos, pero esto no implica que el arte se haya separado de la arquitectura.

Métodos de cobro

Nosotros los arquitectos obtenemos de diversas maneras los contratos, puede ser por reputación, contactos personales o familiares, por recomendación o por el respeto ganado en el ejercicio de la profesión. La mayor preocupación al iniciar un proyecto, que todo arquitecto tiene, es el saber si esta logrando la verdadera valorización de su trabajo, y si el arreglo de honorarios es justo para ambas partes, y para esto en nuestro país los honorarios se pueden cobrar de las siguientes maneras, (según reglamento del CFIA). (3)

Esto le puede interesar: ¿Cuál es el valor de las empresas de consultoría de arquitectura e ingeniería?

• Un porcentaje sobre el costo de construcción, denominado Tarifas.
• Honorarios profesionales mas reembolso de gastos.
• Un múltiplo de gastos directos, conocido como suma alzada.
• Cierta cantidad acordada o suma global.
• Un sueldo o salario.

La arquitectura como profesión

El concepto de profesional se aplica al arquitecto y ser profesional implica que se tiene un alto grado de habilidad y capacidad en un campo de trabajo especifico, los arquitectos tienen la educación, experiencia y reconocimiento oficial, por lo que su responsabilidad de ser profesional no solo es moral, sino un requisito legal.

Este requisito legal se denomina licencia, la cual otorga el Colegio Federado de Ingenieros y de Arquitectos (CFIA)en representación del Estado costarricense, esta licencia certifica que el arquitecto esta aplicando habilidades y conocimientos adecuados para proteger y salvaguardar la salud y seguridad publica en bienestar de las personas y la sociedad en general.

Lea además: ¿Qué tan necesario es el mercadeo en una empresa de construcción?

En nuestro país la educación en arquitectura, al igual que las ingenierías, tiene como promedio los cinco o seis años y exige como mínimo el grado de licenciatura y de acuerdo a la Cámara de Consultores en Arquitectura e Ingeniería, se considera como consultor profesional al que haya ejercido cinco o más años la profesión, posterior a su graduación universitaria.

La consultoría y asesoramiento constituye los servicios básicos de nuestra profesión y estos tienen como objetivo lograr cumplir con el planeamiento en cuanto a seguridad, funcionamiento, mantenimiento y salubridad física y psicológica de los espacios construidos con materiales sólidos y sistemas constructivos adecuados y vigentes.

Estas son las bases primordiales en las que debemos fundamentar nuestro negocio, “además de una continua adquisición de conocimientos para mantenernos al día en el actual progreso tecnológico, por lo que debemos desarrollar una nueva perspectiva para un mundo en constante cambio. Las técnicas y métodos de negociación deben ser y son parte integral de los entornos empresariales.” (5)

La ética negociadora

Todo arquitecto consultor que se llame a sí mismo profesional, debe, tanto en sus inversiones como en sus relaciones de negocios fuera de su profesión estar libre de intereses económicos y personales del proyecto para que su posición de consejero sea honesta y actúe en protección de los intereses del cliente, nunca se debe comprometer con los ofrecimientos de los fabricantes, mayoristas o ejecutivos de cuentas para adquirir compromisos u obligaciones que vayan en detrimento de la protección de los intereses del cliente.

Vea también: Esto es todo lo que debe saber de los materiales acústicos

Son tres, los ingredientes para alcanzar el éxito en toda negociación, independientes al campo de acción, esta son, la sinceridad, la confidencialidad y la flexibilidad las que conllevan a que ganemos la confianza de nuestro cliente. Base primordial de nuestro negocio.

“Por muy buenas que sean nuestras técnicas en la gestión de proyectos o en la calidad del diseño, no compensará jamas las pérdidas de ingresos o de trabajos, como así lo hace una buena negociación la cual debe ser una habilidad necesaria para ejercer nuestra profesión” (6).

Bibliografía (1) Project Managemenr David Buertein- Frank Stasiowski (2) Ídem (3) Ley Orgánica, Reglamentos y Procedimientos Colegio Federado De Ingenieros y Arquitectos de Costa Rica (4) The Marchitect The Royal Incorporation of Architects in Scotland (5) Enciclopedia de la Construcción, Arquitectura e Ingeniería Océano – Cetrun (6) Como Conseguir Mejores Honorarios Frank Stasiowski

Este artículo está clasificado como: ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR