Re-diseño del transporte urbano para dinamizar los negocios

Arquitecta en el Departamento de Programas Habitacionales del Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo (INVU)

Fuerzas extrínsecas como la económica, tecnológica y cultural que reciben las ciudades contemporáneas, son las que aceleran la creación de nuevos modelos de negocio. Estos nuevos modelos tienen de fundamento el cambio en los patrones de consumo y las formas de interacción con grupos de interés. Toda ciudad ágil para los negocios busca ser atractiva para estas nuevas interacciones. Por lo que la tendencia es la optimización de todas sus redes y puntos de conexión. El transporte urbano es una de estas redes.

Se hace imperante la comprensión, y posteriormente el re-diseño, de las redes de transporte urbano como redes de movilidad y paso de información. Es decir, como el acto de moverse de un lugar a otro, donde dicho acto comunica un mensaje al observador (puntos de conexión).

Además: INVU en Costa Rica presenta portafolio de rehabilitación para espacios públicos en Limón

Los puntos son los medios basados en motores de combustión, tal como el automóvil convencional, o energías limpias, como automóvil eléctrico; o bien por medios no motorizados, tales como caminar o utilizar la bicicleta.

¿Cuál es mejor o peor para los negocios?

La respuesta depende del mensaje que la ciudad quiera enviar a los empresarios:

  • ¿Es una ciudad abierta al consumo por medio del fomento de áreas para peatones?
  • ¿O bien es una ciudad productora de bienes que no necesita de interacción de los grupos de interés?
  • ¿Es una ciudad de vanguardia en el consumo energético?
  • ¿O una ciudad costosa a nivel de producción y distribución?

Igualmente, este re-diseño de la dinámica de movilidad pasa por el tamiz de la escogencia de utilizar transporte público, privado, por leasingo cooperativo. Si bien, las buenas prácticas urbanas indican que el desarrollo debe estar orientado al transporte masivo y sostenible, la realidad de uso de suelo polarizado en las ciudades implica una movilización de largas distancias, donde no está garantizado el transporte público masivo eficiente o no existe infraestructura soportante. Simbolizan pérdidas económicas.

También: Ciudades para un pequeño país

Las Centralidades Densas Integrales (CDIs) es una herramienta en el PlanGam con el objetivo de minimizar los tiempos de viaje por medio de la utilización de las estructuras existentes de los centros urbanos.

Esto es una apuesta clara a un uso de suelo mixto, compactando la extensión de la ciudad y equipando las redes existentes con servicios y bienes que incrementen el potencial de negocio que pueden tener los territorios. Es repensar en el ordenamiento territorial actual.

Todas las opciones comentadas son tanto válidas como necesarias. Por lo que, no se trata de construir más calles, ni vender más automóviles, o restringir más la circulación de vehículos privados; sino por el contrario, el secreto del potencial urbano para los negocios está en la optimización de la dinámica de la intermodalidad sostenible con la renovación de las redes actuales.

Este artículo está clasificado como:

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR