¿Cuál es la realidad de la región en materia de construcción verde?

Editorial Construir

Expertos afirman que en Centroamérica estamos sumamente retrasados con respecto a la implementación de “políticas verdes” en construcción.

Por: Valeria Garrido.

En un mundo en el que cada día somos más y las repercusiones ambientales ya nos están “pasando la factura”, urge implementar soluciones duraderas que permitan el desarrollo de una manera adecuada. Cuando se escucha la palabra “verde”, lo primero a lo que se podría asociar es a naturaleza, árboles y el impacto ambiental que produce no contribuir con el medioambiente.

Pensar “verde”

La sostenibilidad va mucho más allá de plantar árboles o reducir el uso de combustibles dañinos para el ambiente, es todo un estilo de vida. Esta tiene grandes repercusiones ambientales pero involucra también el convivir en sociedad y tener una economía estable.

La sana relación en comunidad así como el compartir con otros se ha perdido debido a la aparición de los automóviles, que nos han alienado y han saturado las capitales. Es aquí donde la construcción sostenible debe ser reinsertada en la sociedad al pensar en las personas más que en los vehículos. Se deben incluir opciones para que los individuos transiten fuera de su vehículo como ciclovías, aceras y avenidas sin tránsito automotriz.

A la hora de construir inmuebles como viviendas y oficinas se pueden también implementar estrategias que proporcionarán beneficios a un bajo costo, como elegir la iluminación correcta, los materiales adecuados y la posición de la edificación.

Nuestra realidad

A diferencia de Dinamarca, Vancouver y Oregon, en Centromérica estamos lejos de tener ciudades sostenibles. Según José Cordero, director técnico de GBCCR (Consejo de la Construcción Verde de Costa Rica), ha habido cierta apertura y concientización en este tema, sin embargo, la implementación es muy escasa.

Lea también: Evento para la sostenibilidad del concreto será en Costa Rica

El transmetro en Guatemala, el metro en Panamá, la construcción del Paseo de los Turistas en Puntarenas, Costa Rica y la iniciativa del metro en Puerto Rico, apuntan a un cambio pero han sido una respuesta mínima a los graves problemas de infraestructura y congestión vial que se viven en estas naciones.

Pese a lo anterior, se trabaja en el presente en implementar políticas verdes en la región. En toda Centroamérica la acreditación de Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental (LEED por sus siglas en inglés) ha venido en aumento. El año pasado, hubo 35 certificaciones en Costa Rica, seguido por Panamá con 25. Guatemala obtuvo 12 certificaciones, mientras que El Salvador 4.

El Consejo Mundial de Construcción Verde, (WGBC por sus siglas en inglés), se ha consolidado en Centroamérica.

El GBCCR será el anfitrión en marzo próximo, del III Congreso Internacional sobre Construcción Sostenible, en conjunto con el Foro Mundial de Recursos con énfasis para América Latina y el Caribe.

En Honduras el GBC cuenta con 24 miembros, y está en proceso de consolidación y fortalecimiento con alianzas a lo interno. En Guatemala, el GBC cuenta con 51 miembros y 28 profesionales LEED. Con 136 miembros y 25 proyectos certificados, Panamá realizará, en julio del presente año, el Foro Internacional de Ciudades Sostenibles.

En Costa Rica, el GBC-CR certifica exclusivamente con el sistema de evaluación “Excelencia en el Diseño para Mayor Eficiencia” (EDGE), por sus siglas en inglés, desarrollado por el IFC/Banco Mundial y que introduce una tasa preferencial en el financiamiento con tal de favorecer a desarrolladores y compradores de viviendas.

Actualmente en el país, ya existen proyectos certificados y pre-certificados, pero cabe destacar que el primero en haber sido registrado directamente con el GBC-CR para someterse al proceso de certificación es: Azenza Towers, de Garnier & Garnier Desarrollos Inmobiliarios.

Este artículo está clasificado como: , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR