La transferencia de tecnología es el desafío del campo

Editorial Construir

Lograr una mentalidad sostenible y pensar en los impactos ambientales y sociales son las apuestas de los agroindustriales salvadoreños para lograr mayor competitividad en el sector.

“Cuando uno desprecia la base de impulso económica, pierde el resto”, así de tajante fueron las declaraciones de Eduardo Palomo, gerente de Negocios de Qualitech, al consultarle sobre la relación que el sector primario debe tener con la agroindustria para generar un crecimiento. Estas apreciaciones se desarrollaron durante el panel de discusión agropecuario, en el marco del evento Visión 2017 que se llevó a cabo en El Salvador.

Lea también: El Salvador necesita unificar esfuerzos para incrementar inversión pública

De acuerdo a Palomo, quien se dedica principalmente al rubro cafetalero, para entender cómo se debe impulsar el sector se deben comprender los desafíos que existen. “En café se han perdido fincas por insolvencia económica, entonces la receta universal para reconvertirnos es inyectarle conocimiento a los procesos de reconversión, y eso no se da si no hay educación y transferencia de tecnología”, sostuvo el experto.

También Tomás Regalado, presidente de Fundazúcar, quien fungió como panelistas, consideró que para entender los avances hay que entender los desafíos y retos que afronta el sector. “En azúcar, el desafío más importante ha sido el cambio climático. En los últimos 4 años han sido de sequía y esto ha afectado la productividad, entonces, ¿cómo avanzar pese al cambio climático? Hay que mirar en el contexto de lo que están haciendo los líderes mundiales como Brasil”, sostuvo Regalado.

Lea también: ¿Cuánta participación tuvo El Salvador en materia de exportación?

El experto aseguró que es importante saber cuáles son los impactos sociales y ambientales. “La apuesta es la sostenibilidad, saber utilizar bien los recursos, ser más cuidadosos con el uso del agua, hacer análisis de tierra para saber cuántos agroquímicos necesito… la sostenibilidad es la apuesta”, reiteró.

Tanto Palomo como Regalado coinciden que la tecnología, la educación de los trabajadores del campo y seguir generando trabajo, pese a la industrialización, son los pilares que pueden generar oportunidades para el sector.

“Debemos replantearnos la forma en la que producimos. Las tendencias de consumo están cambiando y la forma cómo nos encadenamos son las que generan las oportunidades de desarrollo”, concluyó Palomo.

Este artículo está clasificado como: ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR