¿Qué le falta a Centroamérica para planificar ciudades resilientes?

Marcela Jimenez

Aunque las normas legales y regulatorias para ordenar eficientemente el crecimiento de las ciudades existen, no hay una correcta gestión y gobernabilidad para llegar a ser resilientes. La Arq. Claudia Dobles, futura Primera Dama de Costa Rica, comparte su visión para lograrlo.

Centroamérica es actualmente una de las regiones más vulnerables a los efectos del clima. Datos del Banco Interamericano de Desarrollo arrojaban en 2015 que la factura anual que le queda a la región por costos a raíz de desastres naturales y efectos del clima es de hasta US$100.000 millones. Esta realidad obliga a replantear la discusión sobre la planificación de las ciudades resilientes, un concepto que para la Arq. Claudia Dobles, quien a partir del próximo 8 de mayo será la nueva Primera Dama de Costa Rica, más que primordial es una obligación en el urbanismo del Siglo 21.

“La ciudad tal como la hemos desarrollado en las últimas décadas corresponde a un modelo que lo que ha generado es estratificación social y poco sentido de comunidad”, aseveró durante una entrevista realizada por Construir a mediados de marzo, cuando el futuro político del país aún no estaba trazado.  

También puede leer: ¿Cómo enfrentan los dominicanos las pérdidas de infraestructura por desastres naturales?

Un modelo de ciudad “dividido, estratificado, amurallado y que no permite la sana conviviencia social” requiere una reformulación urgente, donde la identificación de los ciudadanos con su comunidad sea el ancla para blindar de las crisis a nuestras ciudades y hacerlas, finalmente, más resilientes. ¿Pero cómo lograrlo? A continuación les compartimos solo una pincelada de esta conversación con la Arq. Dobles, ¡la versión completa la encontrará en la edición 168 de Construir!

Ante la gran vulnerabilidad de Centroamérica al cambio climático, ¿cómo se deben planificar nuestras ciudades en para ser cada vez más resilientes?

La resiliencia se tiene que ver como un concepto integral, no solamente a nivel de la planificación estratégica de la cuidad, en el sentido de movilidad o infraestructura, sino de la planificación estratégica social y educativa.

Dicho eso, si nos enfocamos en infraestructura y planificación, el concepto de cuidad resiliente debe incluir ejes fundamentales como los receptores de agua y el manejo de aguas en general. Uno de los grandes problemas que tenemos es que no solamente carecemos de un manejo adecuado de la recolección de las aguas, sino que tenemos muchas áreas que no son permeables, lo que es garantía de un colapso.

Pero no solamente es cómo lo manejás en un caso de crisis, que se tiene que pensar, sino también cómo lo planificás para que su desarrollo y su crecimiento evite un caso de crisis.

Además lea: Panamá impulsa gestionar y financiar la resiliencia ante los riesgos climáticos

¿Cuánto puede durar este proceso?

Tendríamos que generar una ruta de acción e ir determinando cronogramas de avance, pero es un proceso que se tiene que hacer en conjunto entre gobierno central y gobiernos locales.

 ¿Cuáles áreas deberían marcarse como prioridades para empezar el proceso?

Primero generar plataformas entre gobierno central, gobiernos locales y sectores para tener un entendimiento común. Ya en este momento en Costa Rica existen bases a nivel de documentación, de regulación, que nos permitirían en principio tener una base común de trabajo, pero necesitamos realmente sentarnos todos juntos y establecer ciertos parámetros comunes.

Como actor principal en esta ecuación, ¿qué se debe hacer desde el gobierno central para facilitar esos procesos?

Necesitamos un equipo desde Casa Presidencial que facilite esos procesos y que haga una articulación y una coordinación, y después de eso un seguimiento. Además, debe haber una revisión de los planes reguladores para que realmente se empiecen a adaptar con la realidad de ciudad que tenemos el día de hoy, algunos ya están desactualizados o responden a una visión de cuidad que ya no es la que necesitamos; los planes reguladores al igual que los lineamientos son documentos vivos y se tienen que revisar.

 Más información: ¿Cómo El Salvador mitigará problemas en obras producto del cambio climático?

¿Qué nos hace falta implementar en Centroamérica para tener ciudades resilientes?

Gestión y gobernanza. Estructuralmente ya tenemos las herramientas legales y de regulación que necesitamos, pero son perfectibles. Tenemos una base, tenemos un marco legal e institucional, que no se ejecuta por falta de gobernanza.

Hay un dicho que dice que uno cuida lo que uno quiere, y uno quiere lo que le pertenece; en el momento en que generás pertenencia, en el momento en que generás comunidad la gente se empieza a organizar porque siente que el lugar le pertenece y esto está comprobada en un montón de lugares donde la ciudad lo permite.

La resiliencia cobra mayor relevancia a medida que aumenta la densificación de las urbes. ¿Qué iniciativas se están implementando para sostener esta urbanización tan creciente?

Lo que sucede es que uno tiene que ver todo este tema de resiliencia desde la parte de manejo de la planificación de la ciudad, pero de la parte social. Tan importante es planificar estratégicamente nuestra cuidad como generar desarrollo de capital humano a través de generación de empleo y educación en las zonas rurales a nivel territorial; si tenemos un enfoque de desarrollo a nivel territorial ya de entrada vamos a contener la migración nacional que es la que genera tanta presión en una infraestructura que no está planificada y que no puede responder a un crecimiento tan exponencial.

Lea: ¿Cuáles son las medidas de prevención de desastres durante una construcción?

Este artículo está clasificado como: , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR