Mejores vías no garantiza más competitividad para El Salvador

Soy Digital

Factores como baja inversión, niveles elevados de delincuencia, polarización e incertidumbre política son algunos de los obstáculos que debe superar la infraestructura de El Salvador.

Actualmente, El Salvador se encuentra posicionado como uno de los países con mejores carreteras en la región, sin embargo se enfrenta a varios desafíos en el sector de la construcción.

El Ing. José Antonio Velásquez, director ejecutivo de la Cámara Salvadoreña de la Industria de la Construcción (Casalco), compartió algunos de los retos que enfrentan la infraestructura pública y privada en el país, así como la situación actual de la contratación de la obra pública.

¿Cuál es el estado actual de la infraestructura del país?

Lo que responde a carreteras, puentes y pasos a desnivel se encuentra en buen estado ya que cuenta con un mantenimiento periódico que permite garantizar sus condiciones actuales.

Pero en lo referente a sistemas de tuberías en algunas zonas del país, consideramos que existe una deficiencia bastante grande ya que dichos sistemas ya tienen varias décadas funcionando y en su mayoría ya han perdido su vida útil, específicamente en las que son de cemento.

Por otro lado, la infraestructura en salud y educación presenta deficiencias tanto en cantidad (por la demanda existente) como en calidad (mantenimiento).

¿Cuáles son las debilidades que presenta la infraestructura en la actualidad?

Los altos montos de inversión requeridos para la construcción y mantenimiento de infraestructura pública (carreteras, puentes, pasos a desnivel, hidráulica, salud, educación) es la principal. Además, el incremento en el parque vehicular que incide en un índice alto de utilización de la infraestructura y por consiguiente demanda mayor y más frecuente mantenimiento de las redes hidráulicas; y demanda alta de servicios de salud y educación, que por consiguiente requieren de nueva infraestructura y mantenimiento de la existente.

¿Cómo avanza el país en el tema de contrataciones de obra pública?

La infraestructura juega un papel vital en las perspectivas de crecimiento económico. Actualmente en la región se presentan mayores exigencias de competitividad que requieren como respuesta la ampliación y modernización de la infraestructura básica orientada a alcanzar los estándares internacionales, extender la cobertura de los territorios nacionales y la integración a nivel regional.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), recomienda en varios estudios que América Latina debería estar invirtiendo en infraestructura económica alrededor del 5 o 6% del PIB aproximadamente, siendo la media menos del 2 % en la mayoría de los países de la región.

El Salvador ha destacado a nivel regional por su calidad de infraestructura en general; sin embargo, algunos indicadores internacionales señalan la disminución de este factor de competitividad. El Índice de Competitividad Global (GCI por sus siglas en inglés) muestra un descenso continuo del país, pasando de la posición 52 en el 2005, a la posición 69 en el 2016. La falta de inversiones en infraestructura es uno de los elementos que va en deterioro de este indicador.

Además puede leer: ¿Cuánto invirtió El Salvador en obra pública en 2016?

 

Este artículo está clasificado como: ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR