¿Por qué hablar de sostenibilidad es sinónimo de calidad de vida?

redaccion construir

La sostenibilidad va más allá del cuidado del medio ambiente y se transforma en acciones integrales que mejoran la vida de los ciudadanos.

Por: Mgtr. José Manuel Avila Utrera, director técnico del Guatemala Green Building Council

El término sostenibilidad o ecología en la construcción muchas veces está relacionado con reducir el impacto ambiental; si bien es cierto que el medio ambiente y el cuidado de los recursos es parte importante para el desarrollo de un edificio durante todo su ciclo de vida,la perspectiva de la sostenibilidad nos incentiva a tener una visión más holística sobre los sistemas naturales, humanos y económicos, a modo de generar espacios que sean medioambientalmente responsables, saludables y rentables.

Para quienes vivimos en ciudades podemos considerar que hoy somos parte de una “generación de interior”. Según la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EnvironmentalProtection Agency, EPA) pasamos el 90% de nuestro tiempo en espacios interiores. Desde ir a trabajar, estudiar, en nuestro hogar, hasta los medios de transporte y los lugares donde hacemos ejercicio los hemos sustituido por espacios “encerrados”.

Además: Centro comercial Soma en El Salvador busca la sostenibilidad

Reportes del World Green Building Council demuestran que el aire en los interiores puede estar de 2 a 5 veces más contaminado que el aire exterior. Dicho esto, no está de más decir que los edificios y espacios construidos tienen un impacto directo en nuestra salud y bienestar. Desde la perspectiva de los tres pilares de la sostenibilidad o triple línea de impacto (ambiental, social y económico), un edificio puede ser el más eficiente en energía, pero si sus ocupantes se enferman por la mala calidad de aire, este se convierte en un edificio enfermo, volviendo el proyecto completamente insostenible.

El Guatemala Green Buidling Council se une a los esfuerzos del WorldGBC y otros GBC’s del mundo para promover la salud en espacios interiores a través del proyecto “Better Places forPeople”, iniciativa global que busca reconocer a los edificios sostenibles como espacios que promueven la salud, el bienestar y la productividad de las personas que los integran.

También: La sostenibilidad es un aspecto no negociable para Garnier & Garnier

Según datos del WorldGBC, globalmente se estiman pérdidas de hasta US$225 billones en productividad y US$65 trillones en asistencia social relacionado a muertes y enfermedades asociadas con contaminantes en el aire. Para las empresas y organizaciones, una fuerza laboral saludable y feliz es un componente vital para un negocio productivo y exitoso a largo plazo. La mayor parte de costos operativosestán directamente relacionados al recurso humano.

Por ejemplo, los costos de personal, incluidos los salarios y los beneficios, generalmente representan alrededor del 90% de los costos operativos de una empresa. De ello se deduce que la productividad del personal, o cualquier cosa que afecte su capacidad para ser productivos debe ser una preocupación importante para cualquier organización.

Además: ¿Qué papel juegan los arquitectos en la sostenibilidad de una obra?

Mejorar la calidad del ambiente interior no debe incurrir en un gasto. Las pequeñas diferencias pueden tener un efecto multiplicador, sobre todo para colaboradores de organizaciones que adopten prácticas replicables, y queellos mismos puedan llevar a sus propios hogares. Lo que puede parecer una mejora modesta en la salud o productividad de los empleados, puede tener una implicación financiera significativa para los empleadores.

¿Por qué los edificios sostenibles son más saludables?

Un buen diseño debe concebirse a través de un círculo virtuoso que funcione tanto para las personas como para el planeta, y además represente un beneficio económico. El reporte de Better Places for People enfoca sus esfuerzos en tres aspectos para mejorar la calidad del ambiente interior: Calidad del Aire, Confort Acústico y Térmico, e Iluminación.

Calidad del aire:

El Síndrome del Edificio Enfermo se caracteriza por ocasionar síntomas de malestar en sus ocupantes, desde dolores de cabeza, alergias, resequedad en los ojos, entre otros. Esto está relacionado con la pobre ventilación, renovaciones de aire, presencia de moho, CO2 y VOC’s. Implementar estrategias que permitan mejores renovaciones de aire como abrir las ventanas, equipos mecánicos más eficientes, o implementar estrategias biofílicas que nos permitan sacar provecho de los elementos naturales en espacios interiores, pueden ofrecer grandes beneficios para la salud y bienestar de las áreas internas.

Confort acústico y térmico:

El confort se traduce como aquellas condiciones materiales que producen sensación de bienestar. Un aislamiento adecuado debe funcionar de tres maneras; prevenir la pérdida de calor interior en climas fríos, evitar ganancias térmicas en climas cálidos y mantener los niveles acústicos adecuados bloqueando ruidos provenientes del exterior.

En climas como el de Guatemala y otros países del trópico donde las temperaturas no son tan variadas, diseñar un buen envolvente implica menores esfuerzos en sistemas de enfriamiento. El aire acondicionado es responsable del 34% de consumo energético de una oficina. Aumentar la ventilación natural puede representar un ahorro energético del 25%-50% al reducir el uso de aire acondicionado.
Considerar muros y ventanas eficientes acorde al clima, pintar el techo de colores claros y aprovechar los árboles para generar sombra son estrategias de diseño que ayudan a mantener una temperatura interior más confortable, y que además se reflejará en un ahorro económico en la cuota mensual de energía.

Iluminación:

Una buena iluminación es ideal para una vida saludable. La luz natural controla el ritmo circadiano de nuestro cuerpo, y está demostrado que el acceso a luz natural mejora el rendimiento de las personas hasta un 14% y para centros comerciales hay un aumento de un 15% a un 40% en ventas.

La iluminación representa 20% de consumo de electricidad. Hacer uso de luz natural por medio de ventanas y tragaluces reduce el consumo de iluminación artificial. Además, el uso de estas estrategias con la combinación de tecnología de iluminación eficiente ayuda a reducir el consumo energético y disminuir de manera sustancial la huella de carbono.

En definitiva las edificaciones tienen un impacto directo para el medio ambiente, nuestra salud y bienestar. Es por esto que es necesario identificar estrategias para que los edificios aporten a la salud de las personas, a los espacios naturales, ambientes urbanos y suburbanos.
Como parte del comité directivo de Better Places for People, en el Guatemala Green Building Council, hemos trabajado por ampliar los canales de comunicación y llevar la información del proyecto a las comunidades de habla hispana, con mayor acceso a información, datos relevantes y estrategias prácticas y técnicas que permitan mejorar la calidad del ambiente interior.

El GGBC entiende la importancia de concientización y difusión del tema, utilizando el mensaje de salud y medio ambiente para aumentar la conciencia sobre la importancia de los edificios sosteniblespara el desarrollo de comunidades más saludables.
Si desean recibir el reporte digital de “Better Places for People: Una Guía para un Hogar y un Planeta Más Sano” puede escribir a info@guatemalagbc.org

 

Este artículo está clasificado como: , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR