¿Por qué las construcciones certificadas son más rentables?

Soy Digital

Este tipo de construcciones verdes pueden incrementar los costos en un 3%, pero hay un excelente retorno de inversión de aproximadamente un 20%.

El rápido desarrollo exponencial que ha experimentado la construcción sostenible en Centroamérica en la última década demuestra, no solo el interés de los desarrolladores locales por la protección del medio ambiente, sino también constituye una referencia del creciente apego de la industria a las normas y estándares internacionales.

Los números son claros en cuanto a esta tendencia. En la región centroamericana, el país líder en certificaciones es Costa Rica, con 38, (entre las categorías LEED Silver, Gold y Platinum), seguida por Panamá, que cuenta con 23 edificios certificados, uno de ellos Platinum. Guatemala, por su parte, posee 12 certificaciones, El Salvador tres y Honduras una. Nicaragua, con el proyecto Plaza Centroamérica, aspira a tener su primer edificio LEED.

Por otro lado, dicho desarrollo refleja, además, el creciente atractivo de la practicidad y los beneficios a mediano y largo plazo que ofrecen las construcciones verdes. Alexander Larios, LEED Green Associate y gerente de ventas de la firma nicaragüense Cuman Enterprise, destacó, refiriéndose a la organización certificadora que representa, que este tipo de construcciones “…pueden incrementar los costos en un 3%, pero hay un excelente retorno de inversión de aproximadamente un 20%”.

Lea también: ¿Cuál es la realidad de la región en materia de construcción verde?

En cuanto al tema de las certificaciones per se, es importante aclarar que, si bien es cierto que las normas LEED mantienen un nivel de preponderancia en la región por nuestra relación histórica con Estados Unidos, existen también otras organizaciones certificadoras dignas de considerar, brindándonos un panorama de posibilidades más amplio en cuanto a la temática. Algunas de estas son:

BREEAM – Precisión Británica

La certificación BREAM (Building Research Establishment Environmental Assessment Methodology) es el principal método de evaluación de sostenibilidad de la edificación empleado en Gran Bretaña, e involucra un conjunto de herramientas avanzadas y procedimientos encaminados a catalogar y evaluar los grados de sostenibilidad de una edificación, tanto en fase de diseño como en fases de ejecución y mantenimiento, contemplando las particularidades propias de cada una de las principales tipologías de uso existentes (vivienda, oficinas, edificación industrial, centros de salud y escuelas, entre otros).

Le puede interesar: Costa Rica introduce créditos verdes al mercado de la construcción 

Este sistema mide puntos como gestión general del proyecto, energía, materiales, residuos, uso del suelo y ecología, salud y bienestar, agua, transporte y contaminación. La puntuación global de cada proyecto está basada en una escala de 5 rangos (de una a cinco estrellas).

HQE: Calidad Francesa

La Haute Qualité Environnementale constituye un ente asesor a promotores y arquitectos para el diseño de edificios y de desarrollos urbanos sostenibles y energéticamente eficientes. Define 14 temas medioambientales divididos en 4 apartados (eco construcción, eco-gestión, salud y confort). Los proyectos de esta certificación son catalogados en tres niveles: bajo, alto y nivel muy alto.

DGNB – Estándares alemanes

El nuevo sello alemán de Construcción Sostenible del Consejo de la Aprobación se otorga a las calificaciones sobresalientes en el edificio con oro, plata y bronce. Con su precisa visión de 360 grados, que abarca todos los ámbitos de la construcción sostenible. También se distingue por el hecho de que se tienen en cuenta los costos del ciclo de vida de un edificio adecuadamente. El sello DGNB fue desarrollado por la Asociación de Construcción Sostenible de Alemania, en cooperación con el Ministerio Federal de Transportes, Obras Públicas y Desarrollo Urbano (BMVBS).

Este artículo está clasificado como: , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR