Primera laguna de laminación en Centroamérica se construye en El Salvador

Raquel Fratti

El MOP avanza en la construcción de la primera laguna de laminación en Centroamérica, para prevenir inundaciones en el sector sur de San Salvador.

La construcción del primer proyecto de amortiguamiento del macro drenaje pluvial en El Salvador presenta un avance del 30,2%, a través de la construcción de lagunas de laminación en la cuenca del Arenal de Montserrat. El proyecto es ejecutado por el Ministerio de Obras Públicas (MOP), a través del Viceministerio de Vivienda y Desarrollo Urbano, en el sector sur de San Salvador.

La obra es desarrollada a través del Programa de Vulnerabilidad de Asentamientos Urbanos Precarios que ejecuta el Viceministerio de Vivienda en el Área Metropolitana de San Salvador. Se construye entre la 49 y 25 Avenida Sur, San Salvador, en Colonia Luz.

Beneficiará a la población de más de 25 comunidades, entre ellas Colonias Dina, Luz, Monserrat, IVU, San Juan, San Antonio, Málaga, Los Arcos, Modelo, Santa Anita, San Jacinto, Candelaria, La Vega, Lourdes, Gallegos, La Chacra y El Coro.

Le puede interesar: Avanza construcción de Tramo II de ampliación de Puerto La Libertad, El Salvador

Son las primeras lagunas de laminación en la región centroamericana que se construyen para prevenir inundaciones, y tienen un costo de casi US$19 millones. Se realizan en una longitud de 1.079 metros, y presentan un avance del 24,12%.

La obra también representa la primera intervención de obras de amortiguamiento del macro drenaje pluvial en el AMSS, con el objetivo de retardar el flujo violento de agua y reducir el caudal pico, generando un flujo de agua lluvia más uniforme.

Esto contribuirá a reducir el riesgo a las comunidades en la cuenca baja del Arenal Monserrat que por años han sido afectadas por inundaciones. Se estima que reducirá la vulnerabilidad de al menos 40.000 habitantes del AMSS de manera directa.

También: Se ejecutan ocho obras viales en zona oriental de El Salvador

El resultado más importante de esta obra es que se elimina el efecto de repunta, que causa desastres durante la lluvia en las zonas más bajas de la ciudad. La obra se ejecuta en dos fases, en la primera se planifica el desvío del cauce para ejecutar el descargadero de fondo de la paresa, y en la segunda fase la construcción del propio descargadero del fondo, que servirá para canalizar las aguas mientras se construye el resto de la presa.

El componente principal del proyecto lo constituye la obra de cierre que consiste en la construcción de la misma presa y para ello se ejecutan tareas como el desvío del cauce por fases para la ejecución de trabajos en seco; limpieza y chapeo de taludes; descapote; terracería, que incluye excavaciones, rellenos compactados y perfilados de taludes; construcción del descargadero del fondo de concreto reforzado; construcción del cuerpo de la presa con materiales seleccionados producto de las excavaciones que cumplan con lo establecido, entre otras obras.

Además, se realiza la obra de refuerzo para canal de desagüe de fondo con la colocación de más de 270 toneladas de acero. En la construcción del canal laboran más de 150 personas, la mayoría trabajadores del lugar. Por la llegada del invierno se ha establecido un sistema de alerta temprana, que permite la evacuación del personal y maquinaria en 10 minutos.

Puede leer: ¿Cuáles son los nuevos criterios técnicos para proyectos de construcción en El Salvador?

La laguna será cerrada con una altura de 19 metros, el cuerpo de la presa será de materiales sueltos seleccionados procedentes de la excavación, las capas de protección serán con geo textiles, arenas, filtros de grava y rip-rap de escollera, que es una protección contra la erosión en curvas con el uso de enrocado.

El embalse tendrá una capacidad de 220.000 metros cúbicos, la protección del perímetro será a base de gaviones y suelo claveteado o “Soil Nailing”, que es una técnica de contención y refuerzo de suelo. El programa tiene varios componentes para reducir vulnerabilidades y uno de ellas en precisamente la construcción de lagunas de laminación.

Según estudios, el caudal del Arenal de Montserrat sin las obras alcanza los 270 metros cúbicos por segundo y con las lagunas de laminación se reducirá hasta 105 metros cúbicos por segundo. El Arenal de Montserrat, recoge el agua que viene desde el Volcán de San Salvador y Santa Tecla y cruza San Salvador y llega a Zona Sur-Oriente de la capital.

Además: Tuscania inicia construcción de nuevo edificio corporativo en El Salvador

Este artículo está clasificado como: , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR