Proyecto privado en Costa Rica es reconocido por el programa de bandera azul ecológica

Editorial Construir

Programa Bandera Azul Ecológica de Construcción Sostenible busca sensibilizar sobre la contribución que las prácticas de construcción sostenible implican para la adaptación y mitigación del cambio climático.

El Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos (CFIA) y el Programa de Bandera Azul (PBAE) Ecológica en la categoría XV en Construcción Sostenible, hicieron entrega del reconocimiento al proyecto de construcción de la Santa Ana Country Club (SACC).  Este es el primer proyecto de construcción privada en recibir este galardón en Costa Rica.

Le puede interesar  Conozca el nuevo club social que se construirá en Costa Rica

“Desde el  Colegio Profesional buscamos motivar, implementar y reconocer, las iniciativas de proyectos de arquitectura, ingeniería y construcción, para combatir de forma resiliente y responsable los efectos del cambio climático y además de contribuir con los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS) promulgados por la ONU, que Costa Rica ha asumido como parte de los compromisos resultado de la agenda 2030 de Desarrollo sostenible.”, afirmó Steven Oreamuno, presidente del CFIA

El proyecto de  Santa Ana Country Club es el único club en el país, que contempla criterios de sostenibilidad, desde la etapa de diseño y edificación, como parte del proceso para optar por el reconocimiento en la etapa constructiva.

Además esta iniciativa contempla una estrategia de gestión de residuos, materiales alternativos, almacenaje apropiado, así como diseño paisajístico y el monitoreo de la contaminación por polvo, entre otras medidas.

Además: Centro de Convenciones de Costa Rica obtiene el galardón Bandera Azul

Ernesto Jiménez, Ingeniero de Proyectos, de Garnier &; Garnier, socio desarrollador del Club comentó que participar en Bandera Azul es una manera de formalizar los esfuerzos realizados por parte de SACC. Mediante la herramienta “Buenas prácticas ambientales para el diseño” (BPAD), en la etapa de planificación, se detectaron oportunidades para contribuir a disminuir su huella ambiental, siempre priorizando la calidad de vida del usuario.

El proyecto con una inversión de socios costarricenses cercana a US$85 millones cuenta con un 42% de avance. Se espera que para finales de 2018 el proyecto inicie operaciones.

Este artículo está clasificado como: , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR