¿Cómo benefician los espacios verdes en las edificaciones?

Soy Digital

Las áreas verdes dentro de la urbanización inyectan un elemento eco-amigable, mejorando el ambiente de las personas que lo habitan

Cada vez más constructores alrededor del mundo están tomando en cuenta la  importancia de incluir  los espacios verdes en las edificaciones, dado que la urbanización va en aumento y los elementos sostenibles ayudan a contrarrestar los efectos del daño al medioambiente.

Uno de los países que pone en práctica lo anterior es Japón. El Banco Interamericano de Desarrollo (BID), señala que en esta nación en 2010 se lanzó el Plan Verde de la Zona Metropolitana de Tokio, con la finalidad de crear nuevos espacios verdes dentro de la ciudad. Dicho plan establece que toda obra que supera las 1.000 hectáreas de construcción debe contemplar obligatoriamente un plan de espacios verdes.

Lea además: ¿Cuáles son las áreas que influyen a la hora de construir verde?

Al implementar espacios verdes en las edificaciones se obtienen dos grandes beneficios: mejora la climatización del entorno, especialmente con techos y azoteas cubiertos de vegetación; se promueve la interacción social y la educación, dado que  sus beneficios funcionales, los espacios verdes también tienen beneficios sociales y educacionales.

Según la empresa salvadoreña Grama Grama SA de C.V., para poder construir espacios verdes, así como terrazas-jardín sobre losas elevadas, se debe contar con las herramientas, insumos y materiales adecuados para desarrollar jardines verticales en materiales como plástico de alta o baja densidad, PVC o fibra de vidrio moldeada a la necesidad y a la disponibilidad de espacios; en este sentido algunas técnicas de la hidroponía son aplicables a la nutrición de este tipo de jardines que se confinan a recipientes limitados de sustrato y se depende de la adición de nutrientes a los contenedores.   

Lea también: ¿Qué debe saber un desarrollador para una certificar su proyecto LEED?

Otra opción son las enredaderas o trepadoras que son de rápido crecimiento, bajo mantenimiento y no perjudican la estructura de la pared. Estas pueden ser todas las Hiedras, como por ejemplo las falsas uvas, las Tumbergias y las de la familia de las Pasifloráceas o Pasionarias, los Philodendros, los Potos y los Singoneos, son de rápido crecimiento y no se adhieren a las paredes, sino que necesitan alguna estructura de sujeción; en cambio las falsas hiedras si pueden dañar las estructuras a las que se adhieren.

 

 

 

 

 

Este artículo está clasificado como:

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR