¿Qué pasos se deben de implementar ante el desorden territorial?

Luis Fernando Arevalo

La recuperación de una ciudad que ha crecido sin planes de ordenamiento territorial puede significar incluso la demolición de construcciones para la rehabilitación de espacios que permitan un mejor desarrollo.

El continuo crecimiento demográfico que afrontan las ciudades a nivel mundial y la falta de visión a futuro en sus construcciones ha provocado que el caos impere en muchas de estas por el “desorden territorial”, algo que hace pensar en medidas a optar para evitar los efectos colaterales, comenzando con una baja calidad de vida de los ciudadanos.

¿Qué se puede hacer ante un escenario como este? Expertos consideran que siempre existe una solución y en el tema de ordenamiento territorial no hay un nivel en donde la situación sea irreversible. Eso sí, cuando el caos provocado por un desorden en la planificación de las ciudades es tanto, se deben recurrir a medidas extremas como la demolición de viviendas y edificios.

Además: Pensar 2025, el proyecto que busca mejorar el ordenamiento territorial de los ticos

Esto lleva consigo, según el Ing. Leonel Alarcón, vicepresidente de la Asociación Centroamericana para la Vivienda (Acenvi), un incremento en la inversión que se debe realizar. Afirmó que lo importante es planificar el desarrollo de las ciudades antes de llegar a estos extremos, comenzando por comprender los beneficios que esto otorga.

Pero si la situación se ha salido de control, se deben tomar medidas un poco drásticas, apoyadas principalmente por normativas que deben ser aprobadas para el ordenamiento territorial. “Se debe tener en cuenta que es un proceso que no se desarrollará de forma inmediata”, afirmó Javier Solís, gerente de vivienda y municipalidades de Cementos Progreso.

También: ¿Cómo avanza Guatemala en planes de ordenamiento territorial?

La ejecución de estas medidas correctivas y de rehabilitación de las ciudades pasa por procesos largos. Se debe definir el destino de la tierra existente acorde a dictámenes técnicos, prohibir construcciones en zonas de riesgo o sobre pobladas, ampliar carreteras para mejor movilidad urbana y acercar los servicios públicos.

Para el investigador del Consejo Privado de Competitividad (CPC), Jorge Benavides, para evitar el desborde de las zonas urbanas, es importante que el sector privado genere focos de inversión fuera del área metropolitana como “polos alternativos de desarrollo” que permitan una descentralización de las actividades económicas.

Lea: Reordenamiento de espacios urbanísticos, una prioridad para El Salvador

Además, se debe fomentar un esquema de vivienda que fomente la cercanía con los sitios de estudio y empleo, así como la conectividad entre ciudades por medio de un ordenamiento territorial con visión productivo y no solo considerando aspectos ambientales, como sucede en muchos países.

Uno de los aspectos fundamentales para reducir el caos en ciudades que han crecido en desorden es incentivar a la población a centrar su interés en otros centros urbanos que les permitan mejor calidad de vida y que se desarrollen debidamente planificadas.

Este artículo está clasificado como: , , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR