¿Es resiliente la infraestructura de puentes salvadoreña ante eventos naturales?

Soy Digital

Uno de los puentes a finalizar en agosto del 2018, es el puente Motochico, ubicado en Chalatenango, con un costo de más de US$4 millones, afectado por las lluvias de Junio de este año.

En los últimos años, la infraestructura vial de El Salvador ha sufrido considerables daños a consecuencia de los diversos eventos atmosféricos que han azotado a este país, donde muchos puentes se han visto afectados.

Ante esto, instituciones públicas han ejecutado programas que conlleven a mejorar el estado de los puentes que han sido dañados por las diversas tormentas tropicales, entre ellas el Ministerio de Obras Públicas (MOP), quien en los últimos 7 años el MOP ha construido 104 puentes, con una inversión total de US$70,9 millones, donde se han restituido los colapsados por la Tormenta Ida y la depresión 12-E.

Lea además: Estas son las nuevas tecnologías en puentes modulares

De acuerdo con el Ing. Emilio Ventura, director de la Dirección de Adaptación al Cambio Climático y Gestión Estratégica del Riesgo (Dacger) del MOP, se desarrolló el proyecto Gensai I de 2012 a 2015, con este “se estudió el riesgo climático específicamente asociado con lluvias extremas, que de forma recurrente impactaron a El Salvador desde 2009 a 2012, botando y dañando muchos puentes y carreteras obstruidas por deslizamientos”, expresó.

Con esta primera fase se generó una metodología para poder determinar el nivel de vulnerabilidad de cada puente del país, y se establecieron lineamientos de diseño puentes nuevos con adaptación al cambio climático, para lo cual se inspeccionaros cerca de 300 puentes de los 1.700 existen en el país.

Por otra parte, desde septiembre de 2016 a la fecha se ejecuta Gensai II, es financiado por la  Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA), con un monto de US$5 millones, su duración será de 5 años.

Lea también: 5 puentes que sorprenden al mundo por su diseño único

Uno de sus ocho proyectos pilotos es el puente Motochico, ubicado en Chalatenango. Esta infraestructura resultó dañada por las fuertes lluvias del mes de junio pasado, por lo que se requirió de uno provisional; sin embargo, esta colapsó por la misma razón a inicios de agosto de este año. Actualmente se está llevando su demolición para posteriormente construir uno nuevo que finalizará el próximo año.

Asimismo, entre los avances presentados  por la Dacger a finales de septiembre pasado con el Programa Gensai II se encuentran: desarrollo de conocimientos para el diagnóstico del riesgo por terremotos para puentes y taludes existentes impartidos por expertos japoneses; inicio de el desarrollo de lineamientos técnicos para diseño de puentes y taludes contra terremotos, y la selección de sitios  para proyectos pilotos con el fin de aplicar los conocimientos adquiridos para la reducción de riesgo.

 

Este artículo está clasificado como: ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR