Roble Corporate Center, con ahorro energético de hasta el 20%

Carolina Benavides

Roble Corporate Center es un edificio que busca la certificación LEED gracias a la buenas prácticas sostenibles aplicadas en su construcción.

Grupo Roble, la empresa de capital  salvadoreño y que forma parte del conglomerado empresarial Grupo Poma, construyó en Costa Rica un nuevo centro corporativo en Escazú, en donde se encuentra actualmente el Hotel Real Intercontinental, mismo que pertenece a dicha compañía.

La nueva obra lleva el nombre de Roble Corporate Center, en la que se implementó una variedad de sistemas constructivos, entre ellos destacan los sistemas prefabricados, el sistema de formaleta GAM y el sistema de muro y marco.

Su construcción estuvo a cargo de la constructora Edica Ltda, una empresa que lleva 60 años de trayectoria en Costa Rica con obras como lo son el Aeropuerto Internacional Juan Santamaría y el reciente Centro Nacional de Congresos y Convenciones de Costa Rica.

El Roble Corporate Center se cataloga por ser un proyecto con un diseño de espacios más flexibles que se ajusta a una generación de cambio mucho más colaborativa, pues son espacios de trabajo más eficientes que permiten el crecimiento a futuro.}

Además: Grupo Roble impulsa nuevo proyecto residencial en la capital salvadoreña

De acuerdo con información brindada por ingenieros de Grupo Roble y Edica Ltda., el proceso del Roble Corporate Center, se basó en un enfoque de diseño integrado para aprovechar las oportunidades de sinergia de los diferentes sistemas del edificio y así lograr soluciones efectivas a través de la participación de todas las disciplinas desde el proceso inicial de diseño. Esto generó grandes ahorros a nivel de consumo de agua y energía en las áreas comunes del edificio.

El diseño de la obra estuvo a cargo de la firma CallisonRTKL, la cual fue contratada en Estados Unidos. Asimismo, e los planos constructivos estuvieron desarrollados  bajo la tecnología BIM (Building Information Modeling).

“Los planos arquitectónicos fueron desarrollados por Grupo Roble, en conjunto con nuestros consultores externos estructurales FSA, mecánico Sinergia, Eléctrico Circuito”, indicaron en Grupo Roble.

El proceso constructivo

La construcción del Roble Center Corporate Center, inició con el movimiento de tierra. Sin embargo, paralelo a esto trabajaron muros anclados Soil Nailing, placas de fundaciones, muros de contención, entrepiso, muro de corte, columnas, vigas prefabricadas instaladas con ayuda de grúas torre para manejar el entrepiso, losa multitubular, formaleta tipo GAM.

Posterior a la finalización de la obra gris de cada nivel, coordinaron  el inicio de la instalación de sistemas electromecánicos, fontanería, eléctrico, colocación de vidrios, acabados y limpieza.

También: Grupo Roble lanza tercera etapa de proyecto habitacional en El Salvador

Según los expertos de ambas compañías, por el poco espacio que existía alrededor de la construcción, necesitaron alquilar lote ubicado a menos de un kilómetro del sitio de construcción, para el almacenamiento de equipo y materiales.

Uno de los aspectos que destacan en esta obra es el desarrollo anticipado de vigas prefabricadas que ayudaron a agilizar el proceso constructivo, ya que al llegar al sitio se instalaba solamente y no se tenía que esperar para que se diera todo el proceso de encofrado y fragua posterior a la colada.

Esto aplicó a vigas de carga, amarre y algunas perimetrales, para estas últimas al ser más grandes se dificultó el traslado y ciertos ajustes en el edificio, pero de igual manera se armó la viga antes de llevarla al sitio”, explicaron los ingenieros involucrados en el proyecto.

Tecnología y eficiencia

Como parte del proceso de certificación LEED, en la parte interior del edificio se especificaron materiales de bajas emisiones para evitar la emanación de tóxicos en los espacios de trabajo y así mejorar el bienestar, la salud y el rendimiento de los empleados.  En las áreas externas se instalaron materiales permeables que ayudan a controlar la escorrentía y materiales claros que rechazan el calor durante el día.

Entre las tecnologías innovadoras utilizadas destaca un sistema de generación de energía eléctrica de respaldo, con capacidad para cubrir el 100% de la demanda máxima de potencia eléctrica del edificio en su totalidad.

Asimismo, un sistema de reciclaje de aguas pluviales para alimentar los inodoros y orinales de las baterías de baños comunes. Todos los equipos mecánicos centrales cuentan con capacidad de respaldo operativo, de forma tal que los servicios están garantizados ante la falla de un equipo unitario.

Además:  Edica, más de cinco décadas de sólida trayectoria

Además, los tanques cisterna de agua potable y su sistema de bombeo han sido dispuestos varios metros por encima del nivel del contrapiso del sótano, con el fin de minimizar el riesgo de contaminación del fluido y el daño a las respectivas bombas en caso de una inundación.

El edificio también tiene torres de enfriamiento, encargadas de realizar el proceso de rechazo de calor hacia el ambiente de los sistemas de aire acondicionado. Estos poseen  un sistema de filtrado especial que trata el 100% del caudal de agua que es recirculada hacia las fincas filiales para minimizar los problemas de contaminación asociados con la ceniza emanada de los volcanes que rodean el Valle Central de Costa Rica.

“El Roble Corporate Center cuenta con un sistema hidrónico con torres de enfriamiento para la climatización de los recintos, además de sistemas dedicados de suministro de aire fresco con recuperación de calor. Por otro lado, los cuartos de telecomunicaciones tienen sistemas de Volumen de Refrigerante Variable. Todos los sistemas ocupan huellas mínimas de instalación, tienen altos niveles de eficiencia energética y son de fácil mantenimiento”, comentaron los expertos.

Un proyecto LEED

En Costa Rica, el desarrollo de proyectos LEED cada vez son más comunes. Hoy los desarrolladores y constructores apuestan más por construir obras más amigables con el ambiente así como la implementación de tecnologías más eficientes. Este es el caso de Grupo Roble, que ya registró su nueva obra para que sea LEED Core & Shell.

También: Así se ve finalizado el Centro de Convenciones de Costa Rica

Por medio de la certificación LEED, el Roble Corporate Center proyecta ahorros de hasta un 20% en energía y un 40% en uso de agua en comparación a un edificio convencional de su tipo con los estándares mínimos de eficiencia que exige el Consejo de la Construcción Ecológica de Estados Unidos (USGBC).  

Además de esto, el edificio contará con programas de reciclaje, materiales de bajas emisiones y un diseño que permite lograr las mejores condiciones de confort térmico para los ocupantes.

Su diseño incorpora losas verdes en sus terrazas y materiales permeables en las zonas peatonales para contrarrestar la escorrentía.  Esto en conjunto con la especificación de un material de techo reflectivo ayuda también a mitigar el efecto de isla de calor que ocurre en las zonas urbanas.

Este artículo está clasificado como: , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR