¿Cuántas edificios tienen certificaciones verdes en Panamá?

Elizabeth Cantú

A través de certificaciones, muchas obras de las que se ejecutan día con día en Panamá buscan comprometerse con el medioambiente.

Pese a que actualmente existen varios métodos que se utilizan con el fin de ahorrar recurso eléctrico, las edificaciones tienen un reto al construirse de manera amigable con el entorno.

Por ello es que la búsqueda de la eficiencia es más efectiva si se acompaña de una certificación, cuyo objetivo es que quienes buscan una decisión de esa índole, cumplan una serie de parámetros especialmente en obras de gran tamaño, para que los resultados sean óptimos y perdurables.

El Ing. Roberto Forte, director ejecutivo del Panama Green Building Council, comentó sobre las certificaciones existentes: BREEAM del Reino Unido, HQE de Francia, Green Mark de Singapur y LEED® de Estados Unidos, entre muchas otras que establecen los requerimientos mínimos que debe considerar una edificación en su diseño, construcción y operación para considerarse de alto rendimiento.

Además: Así se encuentra la región en materia de sostenibilidad

En Panamá, más de 25 edificios entre públicos y privados han recibido sus certificaciones. Por citar algunos, la Embajada de Estados Unidos, La Plaza Ciudad del Saber, La Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, y Banco General (sucursales Versalles, Ciudad del Saber, Clayton y Panamá Pacífico).

Cada vez va cobrando más importancia tener una certificación sostenible. Muestra de ello es la decisión de los inversionistas panameños, quienes han llevado al país a ocupar el segundo puesto a nivel regional, con mayor número de proyectos registrados (70) y segundo lugar también después de Costa Rica en proyectos certificados (25), seguido por Guatemala. 

Lea también: ¿Qué iniciativa busca dar a conocer las tendencias en sostenibilidad?

Proceso para certificarse

Por su parte, la Arq. Lorena Ríos, profesional acreditada por LEED y directora para América Latina de Wakefield Beasley & Associates, mencionó que un proceso de Certificación LEED no es complicado, ya que todos los involucrados se unen y se comprometen para definir los objetivos y requerimientos, y establecen las aspiraciones de sostenibilidad  que posteriormente servirán de guía para el diseño y la documentación requerida. “El proceso está bien definido y debe ser liderado por un profesional acreditado (LEED AP), quien tiene el conocimiento del proceso de aprobación”, indicó la Arq. Ríos.

La profesional destacó que el proceso de certificación inicia con la conceptualización del proyecto y finaliza con la decisión del Green Business Certification Inc. (GBCI). La misma es notificada una vez el proyecto ha sido construido y en algunos casos amoblado y ocupado, y todo el proceso documentado y revisado por los técnicos del GBCI.

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR