¿Cuál será el futuro de la construcción salvadoreña en 2018?

Editorial Construir

Buscan mantener el crecimiento sostenido desde el 2014 con un 2,5 %, el cual estará empujado por proyectos más compactos.

Por: Amanda Rodas

Desde inicio del año anterior  se visualizaba que la industria de la construcción podría pintar con un 2017 “bendecido”. Muestra de ello, fue que a inicio se desarrollaron 16 megaproyectos con una suma de inversión de US$1,080.2 millones, en su mayoría en el Área Metropolitana de San Salvador.

Algunos de esos proyectos fueron: Millennium Plaza, Edificio Quattro, Plaza Presidente, hotel Hyatt y centro corporativo en Cascadas, Insigne, Casa 5, hotel Fairfield by Marriott, en La Gran Vía, y edificios corporativos en Vía del Corso en Tuscania, entre otros.

Además: Trámites de la construcción bajó a 75 días en El Salvador este 2017

Para 2018, según la Cámara Salvadoreña de la Industria de la Construcción (Casalco), el enfoque estará en el desarrollo inmobiliario y comercial para zonas como Zaragoza, Nuevo Cuscatlán, San José Villanueva, Antiguo Cuscatlán, Nejapa, Apopa y Lourdes.

“Esto no quiere decir que en San Salvador no se continuará construyendo, sino que el desarrollo urbanístico será tendiente a construir sobre lo construido, sustituyendo edificaciones antiguas por nuevos proyectos más compactos que mezclan usos de suelo como habitación-comercio”, dijo José Antonio Velásquez, director ejecutivo de la entidad.

Casalco proyecta que al cierre de 2017 el sector crecerá de 2,5 % a 3 %  y con un Producto Interno Bruto (PIB)  de construcción de US$262,98 millones. Para el 2018, el gremio espera que sea similar, no obstante desearían unos puntos porcentuales más, pero esto dependerá del dinamismo de las inversiones públicas y privadas.

 

“Este año, el PIB de la industria creció en 3,11%, mientras que al cierre del año pasado lo hizo en 3,48%. Desde el año 2014 la industria ha presentado una tendencia a un crecimiento sostenido, creciendo a tasas de entre 1,73% y 2,37%”, señaló.

Si se mantiene una tendencia positiva, la industria podría estar privilegiada de grandes crecimientos como empleo e inversiones que tanto faltan en el país, concluyó Velásquez.

 

Este artículo está clasificado como: ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR