Sombras y luces en la industria de la construcción 2018-2019

Luis Fernando Arevalo

Inestabilidad política, crisis económica y falta de inversión pública han golpeado a la industria de la construcción en la región durante el último año y en medio de esta situación, algunos países mantienen un crecimiento sostenido gracias a la inversión privada.

Diferentes países de la región enfrentan en la actualidad un escenario económico y político cuesta arriba y en medio de las diferentes crisis que afectan, principalmente el clima de inversión, el sector de la construcción en algunas naciones continúa siendo productivo y con niveles de crecimiento sostenido, con un común denominador: el pilar de este desarrollo son las inversiones privadas.

Los niveles de inversión pública en países como Guatemala, El Salvador y Nicaragua, han descendido a cifras históricas como el caso del primero en mención, en donde los recursos destinados por el Estado a infraestructura o proyectos constructivos han sido recortados al grado que resultan incluso insuficientes para el mantenimiento de obras existentes.

Además: ¿Es viable la construcción de un metro subterráneo en Guatemala?

A pesar de ello, el sector constructivo se mantiene con un dinamismo positivo impulsado por numerosas inversiones del sector privado en vivienda y oficinas, lo cual produce un efecto alentador en las cifras previstas para el crecimiento de la industria.

Por otro lado, existen situaciones diferentes y con tendencias muy marcadas de crecimiento en Panamá y Costa Rica, en donde la inversión tanto privada como pública mantiene funcionando los engranajes de la cadena productiva en la industria e incentivando aún más los desarrollos inmobiliarios.

Guatemala a un ritmo estable

El año 2019 se perfila a ser un mejor año para la industria de la construcción tomando en cuenta que se abre un periodo electoral y que la experiencia ha demostrado que es cuando las inversiones avanzan a un ritmo más acelerado.

Lea: ¿Cuáles fueron los cinco edificios más innovadores presentados en 2018 en Guatemala?

De acuerdo con cifras de la Cámara Guatemalteca de la Construcción (CGC), esta industria estaría registrando un nivel de crecimiento del 3,3% al cierre del año según estimaciones del Banco de Guatemala (Banguat), a diferencia de 2017 cuando concluyó el año con un crecimiento de 2,7%.

Para el segundo trimestre de 2018, la construcción en Guatemala había crecido un 3% y estos niveles según expertos indican que la industria se mantiene estable pero con un ritmo de desarrollo por debajo de lo ideal. Se estima que el próximo año los indicadores podrían mejorar, sin embargo serían cifras bastante similares.

La incertidumbre política que atraviesa el país desde hace más de tres años con la revelación de casos de corrupción en el Gobierno y partidos políticos ha provocado un clima inestable en las inversiones y esto se ve reflejado en el Índice de Confianza del Sector Construcción elaborado por el Departamento de Análisis Estadísticos de la CGC, en donde a septiembre de 2018 la confianza de los inversionistas se situaba en 50 puntos.

También: 180 proyectos de infraestructura serán ejecutados en todos los cantones de Costa Rica

Así mismo, en la misma medición el 57,1% de los empresarios indicó no estar seguro de que sea un buen momento para invertir en desarrollos inmobiliarios en Guatemala, “lo cual refleja un ambiente de incertidumbre para los inversores”, resaltó el presidente de la CGC, Javier Ruíz, quien a la vez comentó que “uno de los principales factores que ha impactada en la situación actual, según el último Índice de Confianza es la incertidumbre política, con un 92,9%”.

Pese a esta situación en diferentes zonas de la ciudad capital se encuentran en desarrollo proyectos constructivos de gran impacto, principalmente de oficinas, vivienda vertical y uso mixto, según cifras oficial son más de 40 obras que se encuentra en ejecución pero que son proyectos que iniciaron su proceso de autorización entre hace uno o dos años.

Sin embargo, “todos se quejan de una baja en sus ventas, la incertidumbre política nos está afectando y los compradores de vivienda posponen sus decisión de compra. Además, debemos impulsar proyectos sociales de vivienda para atender el mercado que en la actualidad no tiene acceso y en donde hay una importante demanda”, resaltó Leonel Alarcón, presidente de la Asociación Centroamericana para la Vivienda (Acenvi).

Le interesa: Ampliación de radial Santa Ana, Costa Rica, en búsqueda de licitación

El país ocupa el puesto 116 de 190 en relación a tramitología de licencias de construcción según el Doing Business. “En promedio la obtención de una licencia de construcción se demora 205 días, lo que equivale a seis meses aproximadamente”, resaltó Ruíz. Sin embargo, existen casos o épocas en las que los tramites se paralizan y la obtención de las licencias demora más,  incluso hasta 18 meses.

Otro de los aspectos que ha golpeado a la construcción en Guatemala es la ausencia de inversión pública, en donde durante los últimos años pocos han sido los nuevos proyectos de infraestructura impulsados por el Estado. Según la CGC en la actualidad del total de inversiones únicamente el 25% son del sector público y un 75% del sector privado.

Plan Fiscal: Factor determinante

Costa Rica es uno de los países con mejor desempeño en la industria de la Construcción en la región y 2018 no fue la excepción, de acuerdo con cifras oficiales de la Cámara Costarricense de la Construcción (CCC), el crecimiento para dicho sector durante este año será de 4,7% del PIB. Además, registra avances importantes en la agilización de tramitología.

Importante: Continúa ampliación de Puente de Las Américas – Arraiján en Panamá

Sin embargo, para 2019 el escenario no pinta tan alentador y de acuerdo con el presidente de la CCC, Jorge Arturo González, todo depende de la aprobación o no del Plan Fiscal. “La construcción depende directamente de la confianza de los inversionistas y de la confianza de los consumidores. El Gobierno tiene la oportunidad de dar un golpe de confianza empresarial”, resaltó.

Al igual que en otras naciones, la inversión pública no se ha registrado en nivel adecuado en Costa Rica durante los últimos años existiendo una necesidad latente de invertir en infraestructura.

“Nosotros tenemos un gran déficit sobre todo a nivel de infraestructura vial, el Gobierno ha lanzado un plan de inversión de US$4.600 millones de los cuales US$3.500 millones esperan ejecutar en sus cuatro años de administración”, aseveró González.

Además: Construcción en Panamá no se recupera de caída

Entre los proyectos que se encuentran pendientes siendo de gran impacto mencionó la ruta a Limón, puerto en donde se encuentra la nueva terminal de contenedores; la carretera San Carlos y la circunvalación Norte, entre otras.

Según las estadísticas de esta institución las obras que han dinamizado al sector construcción durante 2018 fueron proyectos en el segmento industrial, el cual registro un crecimiento del 31,1%, seguido por los segmentos de Hotelería y Hospitales, los que crecieron conjuntamente un 13%.

Por otro lado segmentos inmobiliarios como vivienda, comercial y oficinas registraron un leve decrecimiento en sus inversiones, algo que se atribuye a la saturación de este tipo de construcciones en la nación.

González reconoció que se ha impulsado un plan para agilizar los trámites para la obtención de licencias de construcción y sobre todo lograr mejoras en la regulación nacional.

Lea: Proyecto en El Salvador apuesta por tendencias europeas y gringas

Las cifras más bajas en seis años

Panamá ha sido uno de los casos de éxito de la región más importantes, una nación de vocación comercial y con importantes inversiones en materia constructiva, sobre todo en temas de infraestructura.

Sin embargo, para 2018 las estadísticas muestran un decrecimiento en la industria de la construcción, pese a los numerosos proyectos constructivos y una casi nula inversión pública.

Según la Cámara Panameña de la Construcción (CAPAC), durante el primer semestre de 2018 “la inversión en los permisos de construcción en el distrito de Panamá reflejó un decrecimiento del 53% con respecto al año anterior”.

De enero a junio de este año el acumulado indica que la inversión fue de US$452,7 millones y en 2017 fue de US$957,9 millones solo en este distrito.

“La inversión para permisos de construcción del primer semestre de 2018 en comparación a anteriores años registra ser la más baja en los últimos seis años”, resaltó la Cámara.

El estudio de la CAPAC revele que el 97% del total de inversiones durante el primer semestre de 2018 corresponden a capital privado, mientras el sector público únicamente invirtió un 3%, lo que equivale a solamente US$14 millones.

Vea: Sector construcción de Honduras continúa en repunte

En total durante el primer semestre se autorizaron 1.810 licencias de construcción para viviendas unifamiliares y 32 para edificios de apartamentos.

Emergiendo luego de la crisis

La industria de la construcción en El Salvador enfrentó años atrás una de sus crisis más severas con una caída de -10%. Sin embargo, para 2018 las cifras muestran un sector más robusto y recuperado con una proyección de crecimiento de entre 2,5% a 3%.

“Según datos del Banco Central de Reserva, el sector construcción es uno de los principales dinamizadores de la economía y aporta al crecimiento y generación de empleo. Casalco calcula que en los próximos tres años pueden hacer una inversión de US$1.800 millones”, comentó el director ejecutivo de la Cámara Salvadoreña de la Construcción (Casalco), Antonio Vásquez.

De acuerdo con el entrevistado en la actualidad El Salvador “posee un buen clima de inversiones” y ello se refleja en que de acuerdo con la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (ANDA) y la Oficina de Planificación del Área Matropolitana de San Salvador (OPAMSS), existen proyectos en construcción y hay varios que están por iniciar que en total suman alrededor de US$1.400 millones de inversión entre 2018 y 2020, esto solo en infraestructura y de capital privado.

Los sectores más dinámicos durante  el último año han sido residencial, comercial y oficinas. De un total de 212 proyectos que se encuentran en ejecución en el país, por lo menos el 50% son construcción de tipo habitacional, los cuales incluyen complejos de apartamentos y condominios horizontales.

Además: Empleos del sector construcción los más afectados por la crisis en Nicaragua

Las zonas de esta nación con mayor inversión en proyectos inmobiliarios sin duda comienzan por San Salvador, en donde se han concentrado la mayor parte de desarrollos de vivienda vertical. Por otro lado, Zaragoza, Quetzaltepeque, entre otros, son focos que emergen como oportunidad para invertir por la demanda existente.

Una crisis que derrumbó la industria

La crisis sociopolítica que enfrenta Nicaragua ha ocasionado que las expectativas de inversión al término del 2018 no sean alentadoras, según el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) y la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), a través de la encuesta de monitoreo de las actividades económicas de Nicaragua.

“Las expectativas de inversión para el cierre de 2018 no son alentadoras. Para la mayor parte de los productos de exportación y los de consumo interno, el cumplimiento esperado de las inversiones planificadas para este año es de 50% o menos”, arrojan los resultados del monitoreo, para el cual se encuestó a 21 gremios que cubren 32 actividades económicas y a 53 empresas de sectores claves.

Por otro lado, las importaciones de materiales de construcción en Nicaragua se redujeron en mayo en un 11% en volumen y 2% en valor en relación al mes de abril. Según el Banco Central de Nicaragua (BCN), en abril se adquirió 77.258,3 toneladas de materiales de construcción, una cifra superior a las 68.023 toneladas importadas en mayo. La tendencia a la reducción se refleja también en el valor; cuando en abril se pagó por estas importaciones US$34,23 millones y en mayo se desembolsaron US$30,20 millones.

“No hay construcción, entonces se están cayendo las importaciones de lozas para pisos, no se están trayendo paredes prefabricadas, esas cosas se importan en grandes volúmenes para casas, para viviendas; no va haber nada de eso, entonces no habrá importación, lo que se está vendiendo es un poco”, explicó Viales.

También: Primer centro de carga rápida para vehículos eléctricos de la región está en Costa Rica

Un crecimiento sostenible

Las cifras preliminares sobre la actividad de la construcción en Honduras muestran un segmento económico que avanza a paso firme con diferentes proyectos principalmente en obras de infraestructura y vivienda.

De acuerdo con datos del Banco Central de Honduras (BCH), durante el primer trimestre de 2018 se habían edificado 412.900m2, 36.000m2 más con relación al mismo periodo de 2017, lo que representa un crecimiento de 9,7%.

Según la información  los proyectos residenciales y comerciales han sido el pilar de la inversión privada en Honduras y registran un auge importante, mientras también se avanza en algunas obras de infraestructura en el sector público.

La cantidad de solicitudes de permisos de construcción se ha incrementado durante 2018 y esto augura un 2019 bastante intenso y dinámico en la industria de la construcción en ese país.

Interesante: Vivienda vertical se posiciona como favorita en la región

Este artículo está clasificado como: , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR