Tres pasos para elegir el sistema de almacenamiento para su proyecto

Carolina Benavides

En el mercado existen múltiples soluciones para la captación de agua, sin embargo es posible instalar tanques de uso domiciliar en una forma más práctica.

Por: Juan Diego Chaves, gerente de Producto Corporativo y Hanyelinne Bolaños, jefe de Producto Costa Rica de Aliaxis Durman

Se dice que el agua es vida y sí que lo es. La usamos para prácticamente todo en nuestra cotidianidad, pues desde que nos despertamos hasta que nos vamos a dormir protagoniza nuestro día. Solo abrimos la llave o usamos la ducha y ahí está. Nos damos cuenta de su verdadero valor solo cuando accionamos la grifería y no sale el líquido, se ha vuelto tan normal que quizá ni siquiera se tenga conciencia de cómo es que llega a la casa desde la vía pública.

Es un recurso inagotable decían, ¿almacenarla?, nadie lo pensaba. Hoy sabemos que el agua se agota y que debemos cuidarla. Es erróneo pensar que el ahorro debe hacerse para que se nos refleje en la factura, pues en realidad debemos economizarla por amor a la naturaleza, para que los hijos de nuestros hijos cuenten con este líquido vital, como lo tenemos nosotros.

Una de las formas de cuidar el agua es almacenarla. Para ello existen varias opciones en el mercado, por lo cual usted puede realizar la captación de agua con un tanque de uso domiciliar, para ello, según el Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA), debe tener en cuenta que la cantidad de agua a almacenar depende de la cantidad de personas que habita en su casa. Una persona consume al día, en promedio, 250 litros (en la zona urbana) para satisfacer todas sus necesidades habituales; por lo que, a la hora de calcular el tanque, debe multiplicar 250 por la cantidad de personas.

Lea también: Construyen tanques de almacenamiento para combustible

Con este dato elegimos el tipo de tanque y si tiene planeado que su familia crezca, debe tomarlo en cuenta también. Tras ello está en condiciones de adquirir un contenedor, aéreo o subterráneo. Si es aéreo y el tanque va a estar expuesto todo el día al sol, elija uno que funcione como barrera entre este y el agua.

Si no tiene espacio o manera de instalar uno aéreo, puede colocarlo a nivel del piso, aunque si prefiere uno subterráneo es mejor pensar en un tanque cisterna, que puede ser instalado bajo tierra sin problema alguno siguiendo la guía que entrega el proveedor. En estos dos últimos casos deberá instalar un sistema de bombeo que ayude a que el agua llegue a todas las llaves de su casa con la suficiente presión.

Analice también si su proveedor le ofrece los accesorios requeridos para la instalación del tanque y pídale más. Estos materiales son sumamente accesibles, la ventaja es que hay varios tamaños y tipos de tanque, lo que permite elegir el que más se ajusta a sus necesidades para que no se quede sin agua.

Le puede interesar: ¿Conoce usted la importancia del manejo de información espacial para la planificación urbana?  

Una vez que se tiene resuelto el tema del almacenamiento, para utilizarla en caso de que falle el suministro municipal, es necesario ver el tema de lograr la presión necesaria para tener un adecuado funcionamiento de los grifos, duchas y lavaplatos, etc. Se estima necesario contar con una presión de entre 20 y 30 libras por pulgada cuadrada (psi), que equivale a entre 14 y 21 metros de columna de agua (mca).

Para lograr esta presión, una forma es colocar el tanque a la altura indicada, de entre 14 a 21 metros, lo cual obliga a hacer una estructura sumamente fuerte, ya que por cada 1,000 litros de agua vamos a tener un peso de una tonelada. En caso de un temblor o, peor aún, de un terremoto, la estructura debe soportar el bamboleo de ese peso, lo cual hace muy riesgoso este sistema, además de costoso.

Mucho más práctico es instalar un sistema de bombeo para incrementar el diferencial de presión requerido. En el mercado encontramos varias opciones según sea el caso y el monto de la inversión disponible.

Lea también: ¿De qué manera ahorrará República Dominicana el agua potable?

Por ejemplo, existen bombas tipo Booster para caudales pequeños, especiales para apartamentos. Funcionan automáticamente con el flujo de agua. Necesitan al menos 2 metros de carga para arrancar y tienen la ventaja de poder ser instaladas en espacios muy reducidos.

También están los sistemas bomba-tanque hidroneumático llamados “combos”, los cuales funcionan por el diferencial de presión. Los más comunes son de medio caballo que operan en un rango de 20 a 40 psi para casas pequeñas o medianas de una sola planta y los de un caballo de potencia que operan entre 30 y 50 50 psi, que son utilizados en casas grandes con muchas tomas de agua, o de dos plantas.

Las bombas sumergibles de cisterna también son una opción. Se instalan directamente en el tanque de agua. Se requiere colocar un sistema hidroneumático externo para operarla correctamente. Tienen como gran ventaja su bajo nivel de ruido así como el no requerir espacio, pues va sumergida en el agua.

Le puede interesar: Construyen en Honduras terminal de graneles más grande de Centroamérica

Finalmente, están los sistemas de velocidad variable sumergibles o centrífugos. Se trata de equipos que varían su velocidad de giro según sea la demanda de agua, por lo que ante una baja demanda trabajan a pocas revoluciones por minuto y van aumentando la velocidad conforme el requerimiento de agua sea mayor. Son equipos que ahorran mucha electricidad y muy silenciosos, aunque su costo es alto.

Este artículo está clasificado como: , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR