Uso de producto eléctrico no certificado carece de regulación en Costa Rica

Editorial Construir

El experto David Castro, ingeniero de aplicaciones de Eaton señaló durante el evento Construir Innova que el Código Eléctrico no es vinculante, por ser un código de instalación.

Aunque Costa Rica dio un paso importante con la entrada en vigencia del Código Eléctrico nacional, que norma la calidad de las instalaciones eléctricas y aumenta la seguridad de las edificaciones para prevenir los incendios, lo cierto es que dicha normativa no es vinculante en cuanto al uso de producto eléctrico no certificado.

Esta es una de las conclusiones que presentó el experto David Castro, ingeniero de aplicaciones de Eaton durante el panel: “Estado de la regulación de productos eléctricos”, desarrollado en el marco del evento Construir Innova, realizado el pasado 17 de octubre y que contó además con la participación de representantes del Ministerio de Economía, Industria y Comercio de Costa Rica (MEIC); del Instituto de Normas Técnicas de Costa Rica (Inteco) y de Gustavo Domínguez de NEMA México y Centroamérica.

Además: Municipalidades ticas buscan impulsar la construcción en altura en sus ciudades

Según Castro, el país posee un código de instalación el cual es “la punta del iceberg”, pues aún faltan regulaciones que involucren normativas vinculadas con producto eléctrico. Actualmente solo está regulado el cable eléctrico y las extensiones.

“Debemos exigir que los equipos cumplan por lo menos con una norma que garantice la seguridad, pues actualmente en el mercado se encuentra desde producto certificado hasta producto que no cumple con regulaciones de seguridad y también de calidad”, señaló.

También: Costa Rica el país menos denso de la región ¿qué proponen los expertos?

El experto explicó que, con la entrada en vigencia del Reglamento del Código Eléctrico de Costa Rica, los profesionales del ramo pensaban erróneamente que el mismo también normaba el producto eléctrico, con lo cual se creyó que en los distribuidores mayoristas o ferreterías encontrarían a “ojos cerrados” productos eléctricos certificados, lo anterior basado en el supuesto que esta normativa alcanzaba a productores e importadores. 

Aunque el Código Eléctrico establece que el profesional a cargo de la obra debe velar por instalar equipo certificado, lo cierto es que esta regulación no obliga al mercado a comercializar o importar productos con esta característica.

Esto le puede interesar: Fideicomisos vs. Concesiones: ¿Cuál es la mejor opción para Costa Rica?

Si el consumidor es educado y conoce las posibles implicaciones, no lo comprará por el riesgo que conlleva, sin embargo, lo cierto es que existe desconocimiento y algunos se dejarán llevar solamente por el factor precio como razón de compra”, agregó.

A diferencia de productos como la varilla para la construcción (barras y alambres de acero de refuerzo para concreto) cuya importación se empezó a normar en Costa Rica a raíz de su dudosa procedencia y calidad, lo cierto es que, en el ámbito eléctrico, se carecen de barreras legales que eviten el ingreso de producto de calidad cuestionable.

De acuerdo con el MEIC a nivel país existe un plan regulatorio nacional que plantea dos enfoques: garantizar niveles de eficiencia energética, y garantizar equipos seguros en su aplicación tal y como lo exige el actual Código Eléctrico de Costa Rica.

Este artículo está clasificado como: ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR