Le presentamos las obras más importantes durante 2017 en la región

Por: Luis Fernando Arevalo

Tres complejos de uso mixto, un estadio, un muelle a gráneles y una central termoeléctrica, son los proyectos que destacaron como más importantes en América Central y el Caribe durante 2017.

En Costa Rica se construye el primer Human Playground del mundo, Oxígeno; un nuevo concepto de centro comercial y uso mixto que tendrá una inversión de US$170 millones y se edificará en 18 meses en la provincia de Heredia.

El megaproyecto está conformado por 200.000 m2 de construcción y su primera fase inició en 2017 y está inspirado en la naturaleza y sostenibilidad, contará con 2.500 paneles solares que van a producir el 50% de la electricidad que consuma. Además, tendrá un sistema de reutilización de agua de lluvia y servicios sanitarios altamente eficientes.

Por aparte, el ambicioso proyecto Vía del Corso se posicionó durante el año que finalizó como la obra más destacada en El Salvador. Se trata de un complejo de uso mixto ubicado en el municipio de Zaragoza. La inversión total se estima en US$66 millones y estará integrado por áreas residenciales, comerciales, corporativas y educativas. En su construcción tomaron en cuenta aspectos de sostenibilidad al grado que las oficinas corporativas de TIGO que funcionaran en el lugar buscan obtener una certificación LEED y contendrá por lo menos cinco edificios.

Además: ¿En qué han trabajado las grandes constructoras de la región este 2017?

En Guatemala, el proyecto más ambicioso iniciado durante 2017 lleva por nombre “Petápolis”, también un complejo de uso mixto que integra vivienda, comercio y área corporativa. La inversión es de US$30 millones y su área de construcción de 120.000 m2. Consta de cuatro torres; dos de 15 niveles destinadas para apartamentos y dos de 10 niveles para oficinas corporativas. Además, se integra en su parte central una plaza comercial de dos niveles y 10.000 m2 para locales comerciales. La obra inició el año pasado y se tiene previsto se desarrolle durante 20 meses.

Mientras tanto en Honduras, las inversiones más fuertes se han focalizado en sus puertos, ya que busca competir a nivel regional. El muelle a gráneles de puerto Cortés se posiciona como el proyecto más importante de 2017. La inversión fue de US$78 millones. El proyecto consistió en la ampliación del muelle 3 y 3B, mediantes estructuras novedosas y el calado para el desembarque de barcos de hasta 44.000 toneladas. Además, se logró una capacidad de almacenamiento con esta obra, de 60.000 toneladas para granel orgánico.

También: ¿Conoce los centros comerciales más grandes de la región?

Por otro lado, Nicaragua realizó una fuerte inversión en infraestructura deportiva con la construcción del Estadio Nacional Dennis Martínez de béisbol. Tuvo un costo de US$36 millones y fue inaugurada en octubre del pasado año. La obra mide 100.000 m2 y en su edificación participaron 35 empresas y 4.127 personas.

República Dominicana continúa la construcción de su más ambicioso proyecto en los últimos años y durante 2017 se registraron avances significativos. Se trata de la Central Termoeléctrica Punta Catalina que representa una inversión de US$1.945 millones y se trata de una obra de 400.000 m2 minados de concreto, varillas y piezas de metal que darán soporte a las generadoras y sistemas de abastecimiento. Generará energía limpia por medio de carbón mineral pulverizado y tendrá una planta de tratamiento de aguas residuales.

Lea además: Los siete proyectos públicos más polémicos de la región

 Por último, Panamá inició durante 2017 la construcción de terminal 2 (T2) del Aeropuerto Internacional de Tocumen, una obra con  una inversión estimada en US$800 millones y la más importante en esa nación. Solo el techo de la nueva terminal tendrá una superficie total de 47.000 m2, sistemas de iluminación natural y un diseño arquitectónico “particular” que se ha convertido en el principal reto.

Este artículo está clasificado como: , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR