¿Cómo enfrentan los dominicanos las pérdidas en infraestructura por desastres naturales?

Soy Digital

República Dominicana se ubica en el puesto 27 entre 171 países en el Índice de Riesgo Global 2016 de las Naciones Unidas, que clasifica los riesgos de los países ante desastres naturales.

De acuerdo con el informe “Gestión Financiera y Aseguramiento del Riesgo de Desastres en la República Dominicana”, elaborado por el Banco Mundial y el Ministerio de Economía de la Unión Europea, el país anualmente pierde alrededor de US$420 millones a causa de los efectos fenómenos climáticos que azotan la nación.

El estudio precisa que cada vez que República Dominicana es impactada por los efectos climáticos se desestabiliza la nación en términos  sociales, económicos y políticos, ya que el país no cuenta con programas de respaldo y proyectos de cara a enfrentar las eventuales situaciones.

Puede interesarle: Conozca políticas en tratamiento de agua que implementa República Dominicana

Según a un reciente estudio del Banco Mundial y el Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo dominicano,  República Dominicana se ubica en el puesto 27 entre 171 países en el Índice de Riesgo Global 2016 de las Naciones Unidas, que clasifica los riesgos de los países ante desastres naturales.

A pesar de que el informe sugiere mejorar el conocimiento sobre el impacto económico de los desastres y los recursos públicos asignados en las situaciones del país, ampliar y mejorar el alcance de los instrumentos financieros existentes para enfrentar el costo de los desastres y, aumentar la capacidad presupuestaria del Gobierno a través de préstamos contingentes como prioridades fundamentales para fortalecer la protección financiera del país ante desastres, República Dominicana aún no cuenta con dicha gestión.

Recientemente los dominicanos fueron víctima de los huracanes Irma y María y como alternativa para recuperarse de los daños causados, la  nación apeló a la ayuda del Banco Mundial con la aprobación de un préstamo de US$150 millones para proveer financiamiento inmediato luego de un desastre natural o una emergencia de salud pública.

Puede interesarle: ¿Qué necesita República Dominicana para tener mayor auge en obras sostenibles?

El desembolso diferido ante catástrofes, o Cat DDO por sus siglas en inglés, es un programa de financiamiento que reciben los países afectados por situaciones de desastres sin tener que recurrir a fondos destinados para iniciativas sociales o de desarrollo.

“La enseñanza más importante de nuestra experiencia mundial en respuestas ante desastres es la de invertir en prevención y preparación para poder responder más rápido cuando un desastre ocurre”, dijo Tahseen Sayed, directora del Banco Mundial para el Caribe. “Este es el primer préstamo de su tipo en el Caribe, y se centra en una serie de reformas destinadas a fortalecer la capacidad del gobierno en gestión del riesgo, adaptación al clima y resiliencia financiera”, afirmó.

La entidad manifestó a través de un comunicado que en el periodo inmediatamente posterior a los huracanes Irma y María, movilizó a un equipo de gestión del riesgo ante desastres para ayudar a los gobiernos de los países afectados a realizar una evaluación rápida de daños y necesidades, en colaboración con las Naciones Unidas, la Unión Europea, la Agencia del Caribe para la Gestión de Emergencias y el Banco de Desarrollo del Caribe.

Este artículo está clasificado como: , , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR