Construyen ciudad bosque con energía autosuficiente en China

Editorial Construir

Los edificios tendrán un millón de plantas, 40.000 árboles y podrá albergar a 30.000 personas dentro del ecosistema que se construye.

Por: Johan Berrocal

Las tendencias en la construcción demuestran que las nuevas edificaciones procuran realizarse de la mano con las naturaleza, con el objetivo de disminuir su impacto en el medio ambiente. Debido a eso, el arquitecto Stefano Boeri será el encargado de levantar una ciudad bosque a las afueras de Liuzhou, en la zona montañosa de Guangxi, al sur de China.

Según se explica en la página web del arquitecto, el área total asignada para la ciudad es de 175 hectáreas que se ubican en las cercanías del río Liujiang, sin embargo, la construcción se llevará a cabo dentro de un terreno de 138,5 hectáreas. La zona tendrá edificios verdes que tendrán un total de un millón de plantas, 40.000 árboles y capacidad para albergar a 30.000 personas.

Lea también: ¿Cómo será el primer centro de convenciones sostenible de Panamá?

La ciudad bosque de Liuzhou tendrá características sostenibles ya que se utilizarán sistemas de energía de autosuficiencia a través de recursos renovables. Por ejemplo, se emplearán paneles solares sobre los techos para que acumulen lo producido por el sol, además, utilizarán energía geotérmica para su producción interna.

A su vez, la ciudad que se construye en China estará conectada con la localidad de Liuzhou a través de una línea rápida de transporte en la que se utilizarán carros eléctricos. Además poseerá varias zonas residenciales, comerciales, dos escuelas, un hospital y espacios recreativos para sus habitantes.

Lea también: Hotel en Costa Rica figura como modelo de turismo sostenible ¿Cómo lo hizo?

Las estimaciones del arquitecto destacan que la ciudad absorberá 10.000 toneladas de dióxido de carbono (CO2) por año y se producirán 900 toneladas de oxígeno. Asimismo, disminuirá la temperatura media del aire, mejorará la calidad del aire local, creará barreras contra el ruido y enriquecerá la biodiversidad debido a la creación de hábitats para la fauna.

Anteriormente, Boeri estuvo a cargo de dos obras similares, primero del Bosque Vertical que se desarrolló en Milán, Italia y consistió en dos torres, una de 110 y otra de 76 metros de altura, que albergan más de 900 árboles y más de 8.900 metros cuadrados de terrazas. Después, se hizo cargo de La Tour des Cedres en Lausana, Suiza que da cabida a 100 árboles, 600 arbustos y 18.000 plantas.

Créditos de la imagen: Sitio Web Stefano Boeri

Este artículo está clasificado como: , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR