¿Cuánto invierte Centroamérica y el Caribe en infraestructura portuaria?

Carolina Benavides

Una nueva terminal de contenedores en Costa Rica, la cuarta etapa del puerto Salvador Allende en Nicaragua y el muelle Trujillo en Honduras, destacan entre las inversiones que realizan los centroamericanos en materia portuaria.

Centroamérica y el Caribe tienen grandes retos en mejorar su infraestructura portuaria, pues estos son puntos claves para la economía de los países e influyen significativamente en la competitividad y calidad de vida de los mismos.

Ante este panorama, ya se encuentran invirtiendo algunos fondos con el fin de contar con una infraestructura más adecuada acorde a las necesidades existentes en el mercado, por ejemplo el de logística.

Uno de los casos más sonados es la construcción de la Terminal de Contenedores de Moín en Costa Rica, que tendrá un costo de más de US$1.000 millones. La obra consiste en la edificación de una isla artificial de 80 hectáreas con 9 grúas del muelle y 53 de patio de alta tecnología, un rompeolas de 2.420 m, un muelle de 1.500 m de longitud con cinco puestos de atraque, edificios administrativos y un área para manejo de contenedores secos y de refrigeración.

Lea también:  Forme parte de una edición de colección

Por otro lado, se encuentra Nicaragua desarrollando la cuarta y última etapa del Puerto Salvador Allende, que desde 2001 ha vuelto a la vida gracias a las inversiones que ha hecho la Empresa Portuaria Nacional de Nicaragua (EPN), en conjunto con el gobierno.

La misma se contempla con una inversión de más de US$36 millones, un porcentaje pequeño de parte de la EPN y el resto con capital privado. El atractivo turístico incluirá 11 restaurantes, un centro comercial, salas de cine, un hotel, un boliche, una marina y un parque acuático. Este último ha causado mucha emoción entre los ciudadanos, ya que sería el primero en el país.

La empresa Great Park está a cargo de su construcción y para su primera y segunda etapa se invertirán US$4,5 millones.

Le puede interesar: Iglesia del Rosario, un patrimonio religioso en El Salvador

En el caso de Honduras, con una inversión de US$10 millones se inauguró en 2013 en la costa atlántica, la primera etapa del muelle de cruceros Banana Coast Trujillo, que se ha convertido desde entonces en la infraestructura más grande de los últimos años de esa ciudad.

La obra cuenta con unos 22.000 pies cuadrados de extensión, con edificios para albergar centros comerciales, tiendas de artesanías, así como parqueos para taxis, autobuses y muelles de desembarque para los turistas.

Por otra parte en República Dominicana el Grupo SanSouci, que opera actualmente el puerto de cruceros en Santo Domingo, tiene previsto la construcción de un megaproyecto turístico e inmobiliario con una inversión de US$1.000 millones.

Puede leer: ¿Qué tanto evolucionó la tecnología en iluminación?

El proyecto, que se maneja bajo alianza público-privada, será desarrollado en un área de 485.000 m2 y contempla la edificación de unas 3.000 residencias, zona corporativa, restaurantes, hoteles, un centro comercial y otro cultural.

En cuanto a El Salvador, la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA), anunció a inicios de marzo, que tiene proyectado invertir unos US$41 millones en diferentes proyectos que se desarrollarán durante este 2016 en el Puerto de Acajutla, Puerto de La Unión Centroamericana, Aeropuerto Internacional de Ilopango y, principalmente, en el Aeropuerto Internacional Monseñor Óscar Arnulfo Romero y Galdámez.

Específicamente en el Puerto de Acajutla realizarán inversiones de unos US$5 millones, y en el Puerto de La Unión Centroamericana de US$400.000, lo anterior como parte del objetivo del gobierno, de convertir a El Salvador en una plataforma logística a nivel regional, aprovechando la capacidad instalada, la posición estratégica de las distintas terminales portuarias y aeroportuarias, y la apuesta del sector privado por invertir en el país.

Este artículo está clasificado como: , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR