¿La implementación de normativa contra incendios aumenta los costos de las obras?

Carolina Benavides

La falta de planes y el desconocimiento sobre el tema, son dos de los principales problemas que enfrenta la región en materia de prevención de incendios. Algunos empresarios aseguran que utilizar esta normativa encarece las obras, pero ¿realmente es esto cierto?

El uso de distintas herramientas que exige el mercado siempre impacta a las industrias, ya sea de forma positiva o negativa. La utilización de códigos, manuales o regulaciones que establecen ciertas directrices a la hora de diseñar es un ejemplo claro de ello.

Uno de estos casos, es la implementación de normas contra el fuego, que sin duda alguna ha generado en la región ciertas especulaciones como lo es el incremento de los costos de las construcciones a la hora de aplicarlas.

¿Pero es realmente cierto que aumentan los costos? Expertos en el tema de protección contra incendios del área indicaron que esto es falso y que es un tema al que hay que prestarle la atención necesaria, lo cual no se está dando en los países centroamericanos.

Le puede interesar: ¿Cuáles son los nuevos sistemas de protección contra incendios?

Según Elisa Retana, ingeniera en fuego y profesora de la Universidad de Costa Rica (UCR), la aplicación de estas normativas no encarece la obra sino todo lo contrario. Cuando se realiza un diseño con los factores adecuados se puede demostrar que la misma puede ser más eficiente.

Precisamente, para que lo anterior se logre, el Ing. Eduardo Armijo, gerente general de EAC y Asociados, asegura que  ingenieros y arquitectos deben encontrar un balance a la hora de generar ese diseño, para que este sea aprobado por su desempeño ante situaciones de fuego. No obstante, hay quienes difieren de esto. En el caso de Costa Rica, algunas entidades como la Cámara Costarricense de la Construcción (CCC), reconocen que la implementación del “Manual de disposiciones técnicas generales sobre seguridad humana y protección contra incendios”, ha elevado el nivel de seguridad de las personas en edificaciones y de los costos constructivos de las mismas.

Sin embargo, en la Dirección de Investigación y Desarrollo Técnico de la CCC, indican que en el país se debe generar una cultura de prevención que haga que el incremento de las obras no sea visto como un gasto, sino más bien una inversión en seguridad.

Le puede interesar: Seguridad eléctrica: aliado indispensable para evitar incendios y accidentes

Para el Ing. Oscar Vargas, gerente general de Aguas Integrales S.A. en El Salvador, el uso de estas normativas implica un alto costo de materiales y equipos, así como una disciplina de capacitación para instaladores y diseñadores, que al momento, muy pocas empresas pueden darse el lujo de pagar.

¿Qué impide diseñar contra fuego?

En la región existen algunos factores que impiden el uso de las normativas al 100%. Uno de los casos se da en Guatemala, que cuenta con pocos conocimientos de las regulaciones que existen sobre el tema, así como poca información con las normativas guatemaltecas vigentes.

Según explicó el Lic. Carlos Alberto Vides, la falta de conocimiento y la poca cultura de prevención en seguridad ocupacional que tiene Guatemala sobre esto puede provocar un incidente o accidente que perjudique las labores diarias en obras, lo cual se podría evitar si se contara con una norma más amplia.

Le puede interesar: Prevenga incendios con materiales debidamente certificados

En Costa Rica sucede algo similar, pues los actores del sector aclaman que hay poca cultura de prevención y seguridad ocupacional en el mercado. Pese a que existen profesionales especializados en materia de fuego, en la nación no se les ha brindado el apoyo necesario para avanzar en el tema y han tenido que emigrar a otros mercados.

De acuerdo con la Dirección de Investigación y Desarrollo Técnico de la CCC, el tema de los costos de los elementos o equipos para protección contra incendios es también una limitante para los costarricenses. Además, existe una carencia de conocimiento de la normativa aplicable por parte de algunos profesionales del gremio.

Por su parte, el Arq. Hernán Hernández, miembro de la Comisión Paritaria de Seguridad de Vida y Protección Contra Incendios del Colegio Federado de Ingenieros y de Arquitectos (CFIA), asegura que uno de los desafíos que tiene el país es lograr que el gremio se actualice en protección pasiva.

Le puede interesar: ¿Qué tanto ha avanzado la seguridad contra incendios en edificaciones de altura en los últimos 10 años?

Asimismo indicó que en el CFIA existe un proyecto para actualizar a los profesionales en esta materia, el cual consiste en un curso que debería de ser semanal, pero por la baja asistencia (entre 20 a 25 personas) se realiza dos veces al año.

Hernández también destacó la importancia de que las empresas contratistas de obras aprendan procedimientos de construcción nuevos y sobre todo, que compren los acabados adecuados, que cumplan con la resistencia debida y no contribuyan con generación de fuego. Aunque este es un compromiso vital, destacó que no siempre es cumplido este mandato.

En el caso de Honduras los principales obstáculos son el desconocimiento y la falta de revisión, pues no todos los proyectos son revisados por el Cuerpo de Bomberos de este país, ya que algunos quedan en el aire pues cuando los profesionales acuden a la alcandía a realizar los trámites necesarios, no a todos se les comunica que dicha entidad es la encargada de certificar los proyectos.

Le puede interesar: Malas instalaciones eléctricas aumentan incendios en época navideña

En República Dominicana el problema se concentra en la poca conciencia por parte de los empresarios, asegura José A. Abreu, consultor de Seguridad. De acuerdo al experto, existe más orientación hacia los activos en lugar de la preservación de vidas y una necesidad por un mayor nivel de regulación y exigencia por parte de las autoridades correspondientes.

Para El Salvador por su parte, la mayor limitante está relacionada con la falta de obligatoriedad para su aplicación como norma o reglamento y el poco conocimiento entre los profesionales locales, de las indicaciones de la normativa de la NFPA.

Asimismo, los nicaragüenses tienen debilidades en las exigencias y cumplimientos de su norma NTON 22 003-10, así como  en dar seguimiento o inspecciones muy seguidas a cada uno de los proyectos.

Este artículo está clasificado como: , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR