Potencial del BIM en proyectos constructivos de salud

Hoy en día los operadores de edificación hospitalaria enfrentan como parte de sus retos el mitigar el 80% del costo en el que una instalación incurre durante su ciclo de vida activo, esto después del diseño y la construcción.

Los propietarios de facilidades hospitalarias cada vez más quieren reducir los gastos operativos de sus edificaciones y para ello pueden contar con BIM (Building Information Modeling) y su metodología durante el diseño y construcción para mejorar este reto de mantenimiento posterior a la construcción, tomando en cuenta que documentando el proceso y manteniendo esta documentación de las instalaciones actualizados durante la construcción, se podrá crear un canal de colaboración optimizado para el mantenimiento de las instalaciones a futuro.

BIM es un proceso metodológico que comienza con planificación virtual de un proyecto a través de la creación de modelos tridimensionales inteligentes, para capturar, explorar y mantener la planificación, el diseño, la construcción y los datos operativos con el fin de mejorar la comprensión del proyecto y la toma de decisiones; compartir y utilizar los mismos datos consistentes a través del ciclo de vida del proyecto.

Lea además: Se aproxima el evento de Salud 4.0 en Panamá y Costa Rica

Este proceso metodológico también permite responder rápidamente a los cambios en los procesos de diseño y construcción de una forma inteligente y rápida minimizando los riesgos y sobrecostos con el apoyo de la previsualización y construcción virtual, dando mayor fiabilidad y calidad al proceso diseño y construcción.

Múltiples ventajas

Las infraestructuras que cuenten con un sistema de gestión de instalaciones basado en BIM pueden esperar una mejor coordinación, una documentación eficiente de la instalación y una información de auditoría energética accesible con el fin de obtener un proyecto integrado o IPD.

Con esto podríamos citar al menos cinco beneficios claves del uso de BIM en la gestión de activos que los definimos como:

Puede leer: República Dominicana estrena Avenida de la Salud valorada en US$1,3 millones

El primer beneficio proviene de la integración de un modelo BIM con el sistema de gestión de mantenimiento de una instalación. En caso de que un programa de mantenimiento preventivo no esté automatizado, BIM puede hacer eso, conectándose con el paquete de software existente para complementar los datos y la información que ya existe, garantizando un programa de mantenimiento robusto. En esencia, el modelo BIM se convierte en un manual del usuario electrónico, y también puede ser una herramienta valiosa si los administradores de instalaciones emprenden la puesta en marcha de procesos nuevos en el edificio.

En segundo lugar, BIM puede mejorar la gestión del espacio útil. Y a su vez puede mostrar de forma rápida y visual donde el espacio se podría utilizar de manera más eficiente y ayudar a optimizar su uso y rentabilidad.

En tercer lugar, BIM ayuda a simplificar la gestión del cambio. Los administradores de instalaciones pueden utilizar el modelo BIM para la planificación de diferentes escenarios y configurar el espacio de manera eficiente. Así como también identifica los conflictos cuando los requisitos de espacio o propósitos cambian, previo a la intervención o readecuación del inmueble.

Más: ¿Conoce los problemas de salud y seguridad que se dan en la construcción hondureña?

En cuarto lugar, los nuevos paquetes de software que se crean y se ponen en el mercado permiten que con un modelo BIM se pueda conectar con el sistema de automatización de edificios. Esto tiene numerosos beneficios en términos de gestión de la información y la eficiencia del sistema. Después de todo, nada es más caro que la información con la que no se puede contar.

En quinto lugar, BIM ayuda con la construcción de análisis, especialmente en lo que respecta a las iniciativas de sostenibilidad, como LEED-EBOM (Existing Buildings operations + Maintenance). El modelo BIM puede ser un repositorio de forma continua, actualizable para todos los datos recogidos y los programas establecidos conjuntamente con los objetivos verdes. De esta forma, cuando llega el momento de implementar LEED-EBOM y la recertificación, el modelo BIM es una ventanilla única para la identificación de los nuevos créditos para hacer frente a los créditos que deban ser mejorados.

Metodología que trasciende la construcción

Con un proceso constructivo digitalizado y documentado donde se de la trazabilidad del proyecto y sus activos, el proceso de operación y mantenimiento se ve beneficiado con una mejor planificación estratégica de los equipos para Facility Management (FM), esto debido a que la tradicional forma de operar una edificación ha sido una difícil tarea para los administradores de edificaciones a la hora de evaluar el estado de las instalaciones y planificar el mantenimiento, los costos de reemplazo de activos y las renovaciones, estos son particularmente la información más difícil de mantener organizada.

Le puede interesar: Remodelarán 64 centros de salud en Honduras

Hoy en día con la aparición de BIM en el proceso de pre-construcción y construcción se ha logrado impulsar los AMS (Asset Management Systems) Sistemas de Administración de Activos, esto desde sistemas computarizados que están surgiendo en el mercado y que proporcionan pronósticos de presupuesto, mantenimiento y planificación espacial establecidos ​​en bases de datos de inventario y evaluación de condiciones existentes e integrados a los modelos provenientes del proceso constructivo. Ayudando a desarrollar inventarios de activos de manera eficiente que formen la base para los cálculos de AMS utilizado para la gestión de instalaciones (FM). Este trabajo proporciona una forma para que los propietarios aprovechen los datos BIM heredados y crear inventarios activos de edificios donde se desarrolla un flujo de trabajo de BIM a FM-AMS como una práctica que conduce a una gestión sostenible de las instalaciones. Los resultados ayudarán a que el intercambio de información debe requerir que los sistemas de clasificación utilicen un lenguaje coherente entre los sistemas BIM y FM-AMS proporcionando una mejor conexión del mundo digital, con el mundo físico.

Actualmente en Chile y España se han logrado dar pasos importantes a la operación y mantenimiento en el sector hospitalario más allá del uso de modelos durante sus fases de diseño y construcción, esto llevando el uso de modelos digitales al FM enfatizando en el manejo de activos y el control de sistemas mecánicos que son los mayores dolores de cabeza de mantenimiento en el sector médico, donde se han implementado en la ocupación de espacios, control de acceso, asset data, sistemas de aire acondicionado, gases médicos e iluminación, estos aunque son solo una parte de los componentes de lo que una operación y mantenimiento abarca, son factores claves para dar pasos en la integración del BIM con FM y que se puede medir de forma tangible el retorno de inversión y manejar indicadores de mantenimiento que son indispensables en la administración de facilidades hospitalarias.

Además: ¿Cuáles son los principales retos de la industria inmobiliaria en materia de salud ocupacional?

Costa Rica y Panamá abren paso

Cada día BIM está más presente en los proyectos, todavía no podemos decir que de una forma estructurada o con flujos completos, pero es claro es que cada día nos encaminamos más a una revolución cultural en el manejo de los procesos de diseño, construcción y operación, esto gracias al gran auge que tiene en el sector construcción, en la implementación de procesos que garanticen la mejora continua de los proyectos.

Desde el sector privado las cámaras y los gremios han articulado iniciativas estratégicas como lo son los BIM Forum’s, tanto en Costa Rica como en Panamá, se han establecido estas comisiones de trabajo para que desde el sector privado se logre emitir una estrategia conjunta en estándares y procesos propios de un país, siendo estos foros los líderes de la “evangelización” y propagación del BIM en la construcción.

Es claro que para pensar en una implementación exitosa de BIM a nivel país se necesitan estrategias a nivel gubernamental, sin el apoyo del gobierno será muy difícil generar un impacto transversal al sector, por eso se ve con muy buen ojo que por parte del sector gobierno en Costa Rica, se hable ya de una estrategia país y que se empiece a pensar como los procesos del mayor contratista del sector que es el estado puedan ser manejados en esta metodología que uno de sus grandes beneficios o resultados es la gestión de procesos de transparencia por el manejo de la información.

Nota: El arquitecto Johnny Mora será uno de los speakers invitados en el evento Salud 4.0 en Costa Rica (28 de marzo) y en Panamá (2 de abril). Más información en este enlace.

Lea también: Sector salud se fortalecerá con la construcción de hospitales

Siguiente Nota

Agregar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LO ÚLTIMO