Urbanismo y automatización: el futuro de la construcción panameña

Carolina Benavides

Tanto la academia como el sector privado deben colaborar en la capacitación de los profesionales para la introducción de las tecnologías disruptivas al servicio de la construcción, dijeron los especialistas en Construir Innova.

Por: Boris Ríos

Actualmente, el sector construcción en Panamá sigue en movimiento en cuanto al desarrollo de infraestructura, sin embargo en menor escala que en años anteriores.

Un tema que preocupa al panel sobre el futuro de la construcción en Panamá, durante el evento de Construir Innova Panamá 2017, es la falta de Urbanismo. El mismo estivo conformado por el Arq. Álvaro Uribe, en representación del Metro de Panamá; Germán Alzate, director para América Latina y el Caribe de JCB y el Arq. Carlos Solís, en representación de CBRE.

“Estamos haciendo una ciudad muy desparramada. Por ejemplo, llevar el agua a las casas aisladas es un problema. Debemos pensar en tecnología pero aplicada en beneficio del urbanismo”, opinó Uribe.

Además: Esto dijeron los expertos sobre las normas sostenibles en Construir Innova Panamá

Existen varios proyectos que se vienen desarrollando a nivel gubernamental. Solís expuso la necesidad de planificar de mejor manera a la hora de construir, para ello el sector privado debe valerse de estudios de mercado que le permitan tener la información necesaria y así evitar algún tipo de problemática.

Al respecto, Uribe manifestó que la flexibilización de las normas urbanas se abolió por tal razón se ha cosechado una sobrecarga de circunstancias en el centro de la ciudad por temas alienados a la rentabilidad que busca el sector privado.  “La tecnología nos permitiría buscar otras cosas pero lo cierto es que hemos diseñado una ciudad para los automóviles no para la gente”, dijo.

La descentralización en materia de ordenamiento territorial es vista como un aspecto favorable en el país, por parte de los panelistas, ya que propiamente las ciudades han crecido y se necesita que estén en más contacto con la población.

Además: ¿Qué requiere Panamá para ir más allá de una Smart City?

A juicio de Alzate, la industria de la construcción debería volcarse a  ampliar la infraestructura vial del país, que podría potenciar la oferta hotelera hacia las zonas costeras.

“Tenemos que estar atentos porque tenemos un problema serio de sostenibilidad urbana que no pueden acceder a servicios porque la movilidad no lo permite”, enfatizó Uribe.

Nuevas tecnologías

En opinión de Solís se deben utilizar tecnologías más adaptables al trópico y amigables con el medio ambiente, con el fin de acentuar la conciencia del gasto de consumo eléctrico.

Lea también: Este especialista en desarrollo urbano de Barcelona será parte de Construir Innova Panamá

Sobre estas iniciativas surge la necesidad de capacitar más a la personas sobre las nuevas tecnologías en materia constructiva. “Hay que subir el nivel de educación sino van a llegar productos y no va a haber quien los opere o los utilizan mal”, acotó Solís.

En ese sentido es importante que tanto la academia como el sector privado colaboren con los países en la capacitación para la introducción de esas tecnologías disruptivas.

Automatización vs profesionales

 En alienación con esta temática también dio lugar el panel sobre: Profesionales vs Automatización: las especialidades que le ganarán a las máquinas, donde participaron: Ing. Gustavo Bernal, coordinador de la Comisión de Energía de la Sociedad Panameña de Ingenieros y Arquitectos (SPIA); Dr. Martín Candanedo , decano de la Facultad de Ingeniería Civil de la Universidad Tecnológica de Panamá (UTP); y Carlos Fernández, ex presidente de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (CCIAP).

Esto le puede interesar: Panamá impulsa normativa sostenible basada en el modo de construir de Singapur

 “Debemos trabajar con un sistema de certificación que sea un valor agregado para el desarrollo de ese saber hacer que tienen los profesionales. Según un estudio, hay cerca de 60.000 nuevos empleos en el área técnica. Hay que repensar el modelo de enseñanza de los técnicos, pero que tenga un valor agregado de una certificación de valor”, señaló Candanedo.

 Panamá ha crecido demasiado en los últimos 15 años. En opinión de Fernández la mano de obra panameña es costosa, esto de alguna manera u otra obliga a la industria de la construcción a pensar en la tecnología como una alternativa.

Para Candanedo, la empresa privada debe propiciar también la capacitación de la mano de obra, esto con el fin darle a la industria un profesional altamente con conocimiento de la tecnología.

En un futuro próximo se visualizan nuevas profesiones, por ejemplo, en el área de dibujo y perfiles, con ayuda de la automatización.

También: ¿Cómo la ampliación del Canal de Panamá superó sus dificultades en su construcción?

“Apostamos por perfeccionar al panameño en nuevas tecnologías. De nada vale que se traigan estructuras que no se puedan aplicar. Debe haber una base para adecuar el pensum de las universidades y de la industria de la construcción”, aseveró Gustavo Bernal.

Los expertos coincidieron que en cuanto a mano de obra técnica el país tiene la experiencia necesaria, sin embargo éstos deben pensar “fuera de la caja”, para poder implementar procesos de control sin ningún problema. Esto con la finalidad de evitar problemas de procesos ya que a la hora de implementar estas tecnologías suele ser difícil.

“El profesional tiene que estar más en práctica profesional. Es importante enfrentarse al trabajo in situ durante el proceso universitario”, concluyó Fernández. 

 

 

Este artículo está clasificado como: ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR